4 consejos para elegir una bicicleta sin pedales para niños

La bicicleta sin pedales es una de las mejores alternativas para los niños. Sin embargo, antes de elegir alguna debes conocer algunos aspectos clave. ¡No te lo pierdas!
4 consejos para elegir una bicicleta sin pedales para niños
Andrés Felipe Cardona Lenis

Escrito y verificado por especialista en ciencias de la actividad física y del deporte Andrés Felipe Cardona Lenis.

Última actualización: 13 julio, 2022

Elegir una bicicleta sin pedales para niños no es cosa sencilla y de hecho, es bueno contar con una serie de recomendaciones básicas. Entre las más destacadas, saber cuáles son sus beneficios y qué grado de entretenimiento pueden proporcionarle a tus hijos.

Puede parecer un poco exagerado que un medio de transporte tan pequeño genere un impacto tan significativo en la vida de un ser humano. Sin embargo, la bicicleta sin pedales contribuye sobremanera al desarrollo de los niños y del ambiente, ya que genera poca contaminación.

Sumado a lo anterior, según un programa de ‘bicisalud’, los niños con obesidad que utilizan la bicicleta también gozan de algunos beneficios extra. Por ejemplo, la adquisición de hábitos saludables que combaten los efectos del sedentarismo desde muy temprana edad.

Si ya te has entusiasmado con este objeto y quieres obsequiarle uno a tu hijo, no puedes perderte el siguiente artículo.

Sigue estos 4 consejos para elegir una bicicleta sin pedales

A la hora de elegir un vehículo para los niños se deben tener en consideración diversos aspectos, entre los que sobresalen la seguridad y el entretenimiento. Si la bicicleta sin pedales no cuenta con los mínimos requisitos de garantía, debe ser descartada inmediatamente. Lo mismo ocurre con el segundo factor: si no resulta divertida para el niño, no tiene mucho sentido elegirla.

Es indispensable contar con todos los elementos de seguridad por si ocurriera algún accidente. Además de los ajustes de la bici, ¡no olvides el casco para tu hijo!

1. Ten en cuenta el peso

Las bicicletas suelen contar con un peso considerable, el cual varía según el material de fabricación y el tamaño. Al ser un elemento de entretenimiento para los niños, lo más apropiado es que se sienta liviana.

Recuerda que las bicis sin pedales son vehículos didácticos, con los cuales los pequeños adquieren habilidades motoras y psicológicas. Para ello, deben ser fáciles de manipular.

2. Lleva al niño a elegirla

Dentro de los consejos para elegir la bicicleta sin pedales sobresale la importancia del gusto del niño. Claro está que los encargados de comprar el vehículo son los padres, pero el menor es quien lo va a utilizar.

Sumado a lo anterior, al llevar a los pequeños a la tienda, resultará más fácil determinar qué medida de bicicleta se ajusta mejor a sus necesidades. También, es posible que los niños muevan la bicicleta con el fin de determinar el peso apropiado. Por otra parte, procura que escojan una que les guste, en lugar de imponerle las que nos gustan a nosotros.

3. Recuerda que el tamaño sí importa

Otro aspecto a tener en cuenta a la hora de comprar la bicicleta es el tamaño. Lo ideal es que el vehículo cuente con la altura apropiada para que los niños se sientan cómodos.

Una posición ergonómica –con las piernas semi-flexionadas, la espalda recta y las plantas de los pies apoyadas en su totalidad- no solo favorece al desarrollo físico, sino que también limita la probabilidad de sufrir alguna lesión.

En este punto influye el tamaño del marco, la distancia desde el sillín hasta el suelo y la combinación que puede llevarse a cabo con los distintos tipos de llantas.

El tamaño de la bicicleta a elegir es importante. Debe ser acorde al tamaño del pequeño para que le resulte cómoda. Ten en cuenta que ¡los chicos crecen! Busca un modelo que pueda aprovechar durante el mayor tiempo posible.

4. Utiliza ruedas de espuma

La bicicleta sin pedales no solo es un vehículo que sirve para transportar a los niños. En principio, se trata de un elemento utilizado para estimular la psicomotricidad y el desarrollo.

Por lo tanto, se aconseja emplear ruedas de espuma durante un periodo de tiempo, sobre todo si tus hijos son menores de 5 años. De esta manera, puedes prevenir que sufran alguna pinchadura de ruedas que imposibilite el desplazamiento de la bici.

¡No te olvides del entorno!

Más allá de enfocarte en supervisar a los niños, debe propiciar el entorno adecuado para que tus pequeños puedan utilizar las bicicletas sin pedales. Puedes elegir el mejor vehículo para tus hijos, pero si no cuentan con el espacio necesario, probablemente no puedan aprovecharla.

Te aconsejamos recurrir a sitios abiertos, como parques o zonas verdes, en los que se pueda utilizar este tipo de vehículo con la mayor libertad posible. Además, también es oportuno que se empleen superficies planas con poca irregularidad, al menos durante los primeros paseos.

Los beneficios de las bicicletas sin pedales se enfocan en el aspecto físico y psicológico de los niños desde edades tempranas. Si todavía tienes dudas de adquirirla, seguramente tu hijo te hará cambiar de opinión.

Te podría interesar...
Deportes sobre ruedas para niños ¿qué precauciones tomar?
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
Deportes sobre ruedas para niños ¿qué precauciones tomar?

Los deportes sobre ruedas requieren diversas precauciones con el fin de que los niños tomen confianza y es tu deber garantizarlas.