Niños en bicicleta: ¿qué medidas de seguridad hay que tomar?

03 Octubre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicóloga y periodista Sara Clemente Luna
Recuerda que los menores de 18 años no pueden circular ni por autopistas ni por autovías. ¿Qué más medidas de seguridad hay que tener en cuenta respecto a los niños en bicicleta?

Montar con los niños en bicicleta es, para muchas familias, una de las actividades favoritas del fin de semana. Pero, por los riesgos que lleva asociados, es necesario conocer las medidas de seguridad que hay que tomar a la hora de utilizar este medio de transporte. Veamos en qué consisten y recuerda que prevenir es invertir.

Medidas de seguridad para los niños en bicicleta

Padre e hijo haciendo una ruta en bicileta.

Casco para los niños en bicicleta

El uso del casco en bicicleta es obligatorio para los niños menores de 16 años, tanto en ciudad como en vías interurbanas. Para los adultos, únicamente es obligatorio en vías interurbanas.

A la hora de elegir bien este complemento, mide la circunferencia de la cabeza del niño y apunta la medida en centímetros. Eso te dará su talla. Es importante que tengas en cuenta que el casco ha de sujetarle, pero nunca apretarle, ya que podría generarle dolor de cabeza.

Para asegurarte de que el casco cumple los estándares europeos y, por tanto, está homologado, busca en su empaquetado las siglas EN 1078 junto con el símbolo CE. Según la Asociación Española de Pediatría, el uso adecuado del casco disminuye en un 63-88 % el riesgo de presentar una lesión cráneo-cerebral. Por tanto, es el elemento de seguridad más importante.

Alumbrado

Existen una serie de medidas de seguridad lumínicas obligatorias cuando vamos con los niños en bicicleta por la noche, por pasos inferiores o por túneles.

  • Parte delantera: el vehículo ha de llevar una luz blanca y un timbre.
  • Parte trasera: la bicicleta tiene que llevar una luz y un catadióptrico (reflectante) no triangular, ambos de color rojo.

Los catadióptricos amarillos en los pedales y en los radios de las ruedas son opcionales.

Prendas reflectantes

Si se circula por vías interurbanas en condiciones de baja visibilidad, niños y adultos habrán de llevar una prenda reflectante, por ejemplo, un chaleco. Recuerda que es tan importante ver como ser visto. Las rodilleras y coderas no son obligatorias, pero sí muy recomendables.

Pasajeros

Otro aspecto a tener en cuenta cuando paseamos con niños en bicicleta es si podemos llevarle como pasajero o no. Según nos indica la Dirección General de Tráfico, solamente está permitido llevar a un pasajero y se han de cumplir tres condiciones.

  1. Que el pasajero vaya en un asiento adicional homologado.
  2. Que el pasajero tenga menos de 7 años.
  3. Que el conductor sea mayor de edad.

Normas de circulación con niños en bicicleta

Antes de emprender viaje, es crucial explicarles a los más pequeños algunas pautas de circulación básicas, teniendo como mensaje primordial la prudencia.

En primer lugar, hemos de avisarles de que las bicicletas no tienen ningún “caparazón” que nos proteja, a diferencia de los coches, y que cualquier caída nos puede hacer mucho daño.

Igualmente, es necesario que aprendan a diferenciar bien los 3 colores clave en la circulación: verde, amarillo y rojo, y lo que significa cada uno de ellos. También, que distingan entre los diferentes tipos de vehículos, como coches, autobuses, camiones, furgonetas o motos.

Padre llevando a su hijo en bicileta.

Explícales el significado de las principales señales de tráfico: semáforos, pasos de peatones, STOP, ceda el paso, velocidad y señales de peligro. Y no olvides revisar las bicicletas que vayáis a utilizar para asegurarte de que se encuentren en buen estado; examina los frenos, el inflado de las ruedas, las luces y la cadena.

Los adultos como modelo

Es importante que todas estas medidas de seguridad hay que explicárselas a los más pequeños y hay que asegurarse de que las entienden. No dudéis en volvérselas a explicar si dudáis de que las hayan comprendido completamente. Pero es igual de importante que vean a los adultos respetarlas y cumplirlas.

Un adecuado modelo de comportamiento puede ser más educativo que cuatro frases de precaución. De poco sirve obligarles a circular por la derecha, si los padres van por el medio de la calzada. De la misma manera, será menos efectivo sentarles en el salón y explicarles lo que es un STOP, si los adultos no son capaces de mostrarles esa señal y sus consecuencias cuando aparece en la calzada. El modelaje y el ejemplo han de ir por bandera.

Ahora que ya conoces las principales medidas de seguridad que hay que tomar con los niños en bicicleta, es necesario que, como padres, os aseguréis de respetarlas. Ya no únicamente para proteger a vuestros hijos, sino como forma de educarlos en seguridad vial y en convivencia ciudadana.