Cómo tener tu teléfono a prueba de niños

28 Abril, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicopedagoga María José Roldán
¿Alguna vez has pensado que tu teléfono móvil parece un juguete para tus hijos? ¡Evita que eso ocurra de nuevo!

Para muchos, el móvil de sus padres parece que se ha convertido en otro juguete más. Los smatphones pueden ser una gran fuente de entretenimiento educativo para niños, pero seamos sinceros: los niños curiosos tienen la extraña habilidad de encontrar aplicaciones y sitios web inapropiados. En este sentido, es importante tener tu teléfono a prueba de niños.

Además, los dedos sucios, el zumo derramado y las caídas accidentales significan que tu dispositivo puede romperse antes de tiempo. Antes de dar tu teléfono o tablet a tus hijos, es mejor que sigas estos consejos para mantener a salvo a tu hijo, pero también a tu dispositivo.

Compra una funda resistente para tener tu teléfono a prueba de niños

Lo primero es lo primero: invierte en una funda o carcasa duradera para mantener tu teléfono a salvo de caídas y derrames accidentales. Busca una funda que sea resistente al agua por si se da elcaso de que tu teléfono caiga accidentalmente al agua, como puede ser un cubo con agua o un retrete.

También tendrás que asegurarte de que cubra la parte posterior, los lados, la parte de la pantalla, la parte superior y todo lo que tiene que ver con la estructura del móvil. Las fundas hechas de caucho o policarbonato de alta calidad suelen ser las más duraderas para ayudar a proteger tu teléfono de los inevitables golpes, caídas y rasguños que llegarán a manos de tu pequeño.

Bebé usando un teléfono a prueba de niños.

Bloquea la pantalla del teléfono

La forma más fácil de evitar que tu hijo acceda a cualquier cosa en tu teléfono es bloquear la pantalla con un código de acceso, identificación táctil o identificación de deslizamiento. De esa manera, si desatiendes tu móvil, tu hijo no podrá desbloquearlo, a menos que sepa la contraseña.

Configura controles parentales

Hay teléfonos en los que puedes poner controles parentales para controlar el acceso de tus hijos cuando quieras dejarles tu teléfono por el motivo que sea. Esto te permitirá restringir cualquier aplicación integrada (incluyendo YouTube, cámara y música), deshabilitar descargas y eliminaciones de aplicaciones.

También podrás bloquear contenido como aplicaciones y sitios web de terceros, y deshabilitar funciones, como servicios de ubicación. Los controles parentales están protegidos por contraseña, por lo que tu hijo no podrá cambiarlos.

Tendrás que informarte sobre qué tipos de controles parentales puede tener tu teléfono, dependiendo de las características o la marca de tu dispositivo. Solo tendrás que seguir las instrucciones de usuario para poder realizar esta acción y proteger a tus hijos de cualquier contenido inapropiado para ellos.

Aplicaciones y consejos web para tener tu teléfono a prueba de niños

Ya sea que tenga un niño pequeño que está comenzando a usar tu teléfono o un adolescente con su propio dispositivo, realizar un seguimiento de todas las aplicaciones y sitios web amigables para niños y adolescentes puede ser abrumador.

Niña con el teléfono de su padre.

Es necesario que te informes sobre cuáles son los mejores sitios web para niños pequeños. También debes mantenerte actualizado sobre cuáles son los sitios web más populares para los adolescentes.

Del mismo modo, encuentra aplicaciones para hacer un seguimiento del uso del móvil de tu hijo y hacer una superivsión constante de las aplicaciones infantiles. Esto ayudará a mantener la seguridad de tus hijos cuando tenga el dispositivo en sus manos.

El teléfono móvil no es un juguete

Estamos ante una sociedad en la que los niños se aburren con mucha facilidad. Se confunden y buscan alternativas rápidas para divertirse o entretener su mente, como la televisión, los videojuegos o el móvil. Confunden esto con un juguete y, en realidad, no lo son en absoluto.

El teléfono no es un juguete ni debe considerarse como tal. Los niños deben aprender a aburrirse para activar su imaginación y creatividad a través del juego y juguetes reales. Aunque, en la actualidad, los deseos e intereses de los niños han cambiado, los padres deben ser sus guías siempre.

Es cierto que la forma de educar de los padres también ha cambiado con respecto a décadas anteriores. Pero siempre debemos tener en perspectiva la buena crianza para que los niños se conviertan en adultos sanos y equilibrados emocionalmente. El teléfono móvil no es un juguete ni debe considerarse como un entretenimiento fácil. Solo es un aparato de comunicación y un instrumento de necesidad, siempre que se haga un buen uso de él.