Cómo lograr un aula más creativa de forma sencilla

Este artículo fue redactado y avalado por la maestra Azucena Fernández
4 agosto, 2019
Vamos a ver algunas ideas para crear un aula más creativa a la hora de pensar y aprender. Es sencillo y resulta realmente útil.

Entre la presión de mantenerse al día con el currículo escolar, reunirse con los padres y dictar clases diarias, puede ser difícil encontrar tiempo para la creatividad en el aula. Con tan poco tiempo libre, podemos pensar, tener un aula más creativa ¿es realmente necesario?

La respuesta es: sí, totalmente. Las aulas creativas no solo parecen diferentes vistas desde fuera, sino que en ellas la sensación es diferente. Proporcionan un entorno en el que los alumnos son más propensos a expresar sus ideas, a ir más allá pensando, a desafiar problemas ideando soluciones innovadoras y, lo que es más importante, a aprender más rápido y de una forma más eficaz.

El aula anodina, con sillas y mesas que no pueden moverse es algo que ha quedado en el pasado. Actualmente, las escuelas están más llenas de color y creatividad, con diseños más flexibles que nos permiten la adaptación a todo tipo de aprendizaje.

Aula más creativa: crear un espacio visual para la reflexión

Las actividades de reflexión proporcionan a los estudiantes la oportunidad de absorber información de una forma más profunda, mejoran su comprensión creativa y contextual del contenido. Cuando los ejercicios de aprendizaje reflexivo aparecen de forma visualmente en el aula, son un beneficio para todos los alumnos de un aula.Niña con un avión de papel en el aula creativa con muchos colores.

Por lo tanto, una buena idea sería crea un tablón de reflexiones. Animar a los alumnos a fijar sus aprendizajes o descubrimientos en el tablero proporciona una gran oportunidad para la reflexión guiada.

Fomentar el aprendizaje práctico

El aprendizaje práctico es una gran forma de aplicar un giro creativo al contenido de los cursos tradicionales y, además, sirve para involucrar a los estudiantes en un nivel más profundo de aprendizaje.

«Dímelo y lo olvidaré; enséñame y tal vez lo recuerde; involúcrame y aprenderé».

-Benjamin Franklin-

Algunas ideas al respecto:

  • Inglés: es mejor incorporar una sesión de lectura en grupo en cada clase que hacer que cada alumno lea solo. Cada alumno será seleccionado como el lector diario e irán rotando.
  • Matemáticas: hay que buscar ideas prácticas. Por ejemplo, una forma de tratar la velocidad como contenido es pedir a los estudiantes que construyan aviones de papel y que utilicen cálculos para predecir su velocidad.

Disponer una configuración de aula flexible

Es importante mantener una disposición del aula flexible. Así, durante las clases, los alumnos podrán trabajar en proyectos de grupo, completar evaluaciones individuales, escuchar presentaciones y muchas otras actividades, cambiando el orden de sillas y mesas.

Para mantener la creatividad fluyendo entre estas distintas configuraciones de aprendizaje, la clave es mantener el diseño del aula adaptable de forma que sea fácilmente reorganizable.

Una propuesta interesante para apoyar esta flexibilidad podría ser crear una mesa de grupo permanente que permita a los alumnos reunirse en ella cuando lo necesiten. Es importante experimentar con diferentes formas de configuración del aula, controlando siempre que esté preparada para realizar una variedad de actividades de aprendizaje y estilos de trabajo.Ejemplo de aula creativa, con ordenadores y muchos colores.

Aula más creativa: fomentar el debate

Animar a los alumnos a mantener discusiones significativas puede proporcionarles un buen espacio en el aula para expresar nuevas ideas y opiniones. La discusiones productivas incluyen:

  • Los alumnos pensarán de forma crítica sobre el material.
  • Los desafía a escuchar las opiniones de otros alumnos y a pensar de forma creativa sobre sus contribuciones e ideas.
  • Les da la oportunidad de retarse mutuamente de forma inteligente y también de crear a partir de las ideas de los demás.

Ejemplo: crear una sesión reflexiva 10 minutos antes del final de una sesión en el aula, o pedir a un miembro de un grupo que presente sus conclusiones a la clase.

Fomentar más el color

El color en el aula no solo tiene que utilizarse en Educación Primaria o Infantil. Utilizar siempre el color de manera creativa y no convencional en el aula es una forma de ir conformando un aula más creativa. Se puede, por ejemplo, exhibir carteles de inspiración o crear rincones temáticos de estado de ánimo.

Es importante, por lo tanto, recordar que el aula es el centro de un viaje de aprendizaje para cada alumno. Así que, asegurarnos de que rebosa creatividad, físicamente y con las actividades, es uno de los muchos privilegios y deberes de los educadores.

  • Michaela Driver. (2010). Fostering Creativity in Business Education: Developing Creative Classroom Environments to Provide Students With Critical Workplace Competencies. Journal of Education for Business.