Cómo hacer dormir a un bebé en 7 pasos

Hay niños a los que les cuesta más que a otros conciliar el sueño. Como padres, es conveniente conocer las diferentes técnicas que existen para hacer que tu hijo se duerma por las noches con facilidad.

Uno de los retos más complicados es hacer dormir a un bebé, especialmente cuando de por sí le cuesta más que a otros niños conciliar el sueño. Para algunos, es muy común despertarse en la madrugada llorando sin ninguna razón, por ello es importante conocer algunas técnicas que nos puedan ayudar en caso de que nuestro hijo presente dificultades para dormir.

Que el bebé tenga problemas para dormir no significa que tenga algún problema grave, es normal que unos niños lo hagan, incluso cuando son mayores. Si comienzas a aplicar estos pasos como un ritual todas las noches y en el mismo orden, tu hijo logrará conciliar el sueño mucho más rápido y así descansar mejor.

7 pasos para hacer dormir a un bebé

1.- Bañarlo con agua caliente

Uno de las mejores maneras para relajar a tu bebé es bañarlo con un agua un poco caliente. Antes de colocarlo en la bañera, es muy importante que compruebes que el agua se encuentra en una temperatura de 37° C como máximo para evitar que pueda quemarse.

Una vez que se encuentre dentro del agua, permítele que chapotee a su gusto para que pueda drenar toda la energía posible. Puedes comenzar a mecerlo muy suavemente y, en caso de que sea muy inquieto, puedes colocar dos bolsas de manzanilla en el agua, ya que esta planta actúa como relajante muscular natural.

El bebé duerme más placenteramente cerca de sus padres.

2.- Masaje relajante

El siguiente paso para hacer dormir a un bebé es a través de masajes relajantes. Después de pasados 5 minutos, puedes sacarlo del agua y secarlo con una toalla esponjosa con mucha delicadeza. Después de esto, realiza un masaje colocando las palmas de tus manos sobre su pecho y frotándolo suavemente, deslizándolas hacia los lados. Luego ponlo boca abajo y pasa tus manos desde su nuca hacia el final de su espalda con mucha delicadeza (nunca debes ejercer presión sobre la columna).

3.- Ponle un pijama cómodo

Es muy importante que tu bebé no pase calor en la noche. Primero, porque es uno de los factores que incrementan el riesgo de muerte súbita del lactante, y segundo porque le costará conciliar el sueño. Lo mejor que puedes hacer es ponerle un pijama fino de una tela que permita la transpiración corporal.

4.- La última toma del día

Seguramente a tu bebé, como a casi todos los recién nacidos, le encanta la toma final del día. Es normal que después de gastar toda la energía se sienta cómodo en tu regazo para calmar su hambre. Mientras ocurre este proceso, es muy importante que le hables en voz baja y le acaricies el rostro y la espalda.

5.- Ayúdalo a echar los gases

Cuando termine de comer, deberás ayudarlo a echar los gases para que se sienta más cómodo al dormir. Recuéstalo sobre tu hombro y comienza a darle unos golpes muy suaves en su espalda. También puedes tumbarlo boca abajo en tu regazo, mientras le colocas una mano en su estómago y con la otra presionas su espalda suavemente. Si no logra eructar, tendrá problemas para quedarse dormido y, por lo tanto, será normal que se despierte en varias ocasiones durante la noche.

Hacer dormir a un bebé es fácil si sabes cómo.

6.- Mécelo y cántale una canción

El próximo paso para hacer dormir a un bebé es mecerlo y cantarle una canción. Después de cambiarle el pañal, baja las persianas del cuarto o cierra la cortina y cógelo un rato en tus brazos. Este acunamiento le facilita el tránsito del día y la actividad de la noche para encaminarse hacia el descanso. Hazlo despacio, acomodando el movimiento al compás de tu respiración para que logre relajarse, ello acompañado de una canción.

“Al cantar canciones para dormir liberas oxitocina, que es una hormona que produce serenidad y bienestar”

7.- Colócalo en su cuna

Cuando el bebé esté a punto de dormirse, colócalo en la cuna con mucha suavidad, sin hacer ningún movimiento brusco. Así, la transición del sueño será relajada. Es importante que no olvides colocar a su lado un pañuelo con tu olor, esto lo hará sentir compañía y más seguridad.

Con esta magnífica técnica para hacer dormir al bebé tu hijo podrá conciliar el sueño mucho más fácil y será menos habitual que se despierte durante la madrugada. Recuerda que debes hacerlo todos los días para que el bebé se acostumbre y lo adquiera como un hábito en su vida.

Categorías: Mi bebé no se duerme Etiquetas:
Te puede gustar