¿Cómo evoluciona el sentido de la vista en los niños?

La vista es el sentido que más nos ayuda a percibir el mundo que nos rodea. Su desarrollo es gradual y se da, mayormente, en los primeros meses de vida. ¿Cómo podemos mantener los ojos saludables?

¿Sabías que más de la mitad de los estímulos que percibimos provienen de la vista? Se trata de un sentido complejo y extremadamente útil para los seres humanos. Por supuesto, se desarrolla por etapas; por eso, describiremos las diferentes instancias que forman el sentido de la vista en los niños.

La vista es el sentido más influyente en la percepción humana. Con ella, percibimos formas, colores, distancias, tamaños, entre muchas otras características de la realidad que nos rodea.

Ahora bien, los órganos de la vista son los ojos. Se trata de dos órganos esféricos muy frágiles situados en el frente de la cara. Su anatomía es muy compleja y posee diversas partes, cada una con un fin específico, sea de protección o funcionamiento.

Como cualquier otro aparato y sentido de nuestro cuerpo, la vista tiene un progreso de desarrollo gradual. A medida que el bebé crece, su sentido de la vista se va perfeccionando, hasta alcanzar su desarrollo total al noveno u octavo mes de vida.

Evolución del sentido de la vista en los niños

La vista en los recién nacidos

A diferencia de otros sentidos que ya se encuentran desarrollados casi desde el inicio de su vida como el tacto y el oído, la vista tarde un poco más en llegar a su desarrollo total.

En su primer mes de vida, el cerebro del bebé no está preparado para procesar toda la información que la vista le envía. Por lo tanto, sus visiones son borrosas, sin demasiadas definiciones. Incluso podrán tener dificultades para coordinar el movimiento de los ojos. No te alarmes si, de vez en cuando, se pone bizco o los ojos se le van de un lado al otro. Con el paso de las semanas, aprenderá a enfocar su mirada.

Los controles rutinarios ayudan a detectar la mirada perdida en los bebés.

Los meses siguientes

A partir del segundo mes de vida, el sentido de la vista de los niños ya es capaz de distinguir algunos colores. Verás que, poco a poco, pondrá más atención en los tonos brillantes y llamativos. Asimismo, podrá seguir objetos con la mirada con mayor facilidad.

Desde el final del tercer mes, la coordinación motora incipiente del pequeño le posibilitará mover sus manos y coger algunos objetos. También el mayor desarrollo de sus circuitos neuronales le hará posible distinguir formas, tamaños y otras características de lo que sujete.

Del quinto mes en adelante, el sentido de la vista de los niños es capaz de distinguir con mayor precisión formas; con lo cual aprecia mejor los objetos pequeños y sus colores. En apenas algunas semanas, su vista estará desarrollada casi plenamente. Esto le hará posible ver personas y objetos a mayor distancia.

¿Cómo cuidar el sentido de la vista en los niños?

Más allá de los controles periódicos con el pediatra, en los que se incluyen chequeos oftalmológicos, como madre puedes aplicar ciertas recomendaciones para mantener la vista de tu pequeño sana.

Un primer consejo, como en tantos otros casos, tiene que ver con la alimentación. Llevar una dieta sana, rica en vitaminas —sobre todo la vitamina A— y antioxidantes permitirá mantener una vista saludable.

Asimismo, debemos ser muy cuidadosos con las manos. No es extraño que los niños jueguen en la tierra o el pasto y, ocasionalmente, se rasquen un ojo. Este descuido puede costar una infección, por lo que debemos ser claros al transmitir las pautas de salud e higiene.

“La anatomía de los ojos es muy compleja y posee diversas partes, cada una con un fin específico, sea de protección o de funcionamiento”

Por otro lado, no podemos obviar la sugerencia de evitar el exceso de exposición frente al ordenador, el móvil o la televisión; asimismo, debe mantenerse siempre una distancia prudencial con las pantallas.

En último lugar, unas gafas solares de calidad y con protección a los rayos UV es fundamental para evitar los efectos nocivos del sol ante la exposición prolongada. Sí, estos elementos no se usan solo por moda: son casi una obligación.

¿Qué es la crianza con respeto?

Problemas en el sentido de la vista de los niños

Los siguientes síntomas pueden ser un indicador de que algo no está bien con la visión de los pequeños. Si es el caso, no dudes en consultar al médico ante cualquiera de estos signos:

  • Falta de coordinación.
  • Dificultad para reconocer figuras o formas a corta, media o larga distancia.
  • Dolores de cabeza.
  • Escozor.
  • Sequedad constante.

En bebés, en tanto, debes permanecer atenta a los siguientes inconvenientes:

  • Si no sigue objetos con la vista a los 3 meses de edad.
  • Uno o ambos ojos no se mueven en alguna dirección particular.
  • No es capaz de dejar sus ojos fijos.
  • Manchas o decoloración en las pupilas.

Finalmente, debes considerar que existen factores que predisponen a una persona a sufrir problemas en la vista. Estos pueden ser naturales —sobre todo si otros miembros de la familia los han tenido— o patológicos. En esta última categoría se incluyen accidentes, traumatismos y exposición a estímulos nocivos.

Categorías: Consejos para cuidar a tu niño Etiquetas:
Te puede gustar