Cómo estimular las hormonas de la felicidad para disfrutar tu maternidad

El cuerpo y la mente están estrechamente relacionados. Por eso, estimular la liberación natural de ciertas sustancias en el organismo puede ayudarte a disfrutar más de tu maternidad.
Cómo estimular las hormonas de la felicidad para disfrutar tu maternidad
Elena Sanz Martín

Escrito y verificado por la psicóloga Elena Sanz Martín el 26 abril, 2021.

Última actualización: 26 abril, 2021

La maternidad suele percibirse como una gran responsabilidad, y no es para menos, ya que se tiene al cargo otra vida humana por la que hay que velar. Además, tras tener un hijo, términos como la depresión posparto, las dificultades de conciliación y la exigencia a la que se ven sometidas las madres se hacen más palpables que nunca. Por eso, es posible que en algún momento pierdas de vista un objetivo prioritario: disfrutar tu maternidad. Hoy queremos recordártelo.

Ser madre puede ser una experiencia sumamente gratificante. Sin embargo, en ocasiones, la mente puede jugarte una mala pasada y empañar de estrés y preocupaciones esta bonita etapa de tu vida. Por ello, queremos explicarte cómo puedes estimular las hormonas de la felicidad con pequeñas acciones cotidianas, de modo que goces de un mayor bienestar en tu día a día.

Estimular las hormonas de la felicidad para disfrutar tu maternidad

Puede parecer que la felicidad es un estado mental, pero no hemos de olvidar que cuerpo y mente están estrechamente relacionados. Así, estimular la liberación natural de ciertas sustancias en el organismo puede ayudarte a experimentar un mejor estado de ánimo.

Madre abrazando a su hija aprendiendo a disfrutar de la maternidad.

Dopamina

La dopamina es conocida como la hormona de la recompensa, ya que las sensaciones agradables que produce nos llevan a repetir aquellos comportamientos que las han provocado.

Por ejemplo, ¿alguna vez has notado cómo tu humor mejoraba tras tomar esa comida que te encanta, pero que no te permites muy a menudo porque no resulta muy saludable? Pues bien, existen otras formas en las que puedes obtener esa gratificación sin dañar tu salud:

  • Se ha encontrado que, al escuchar las canciones favoritas, se produce un incremento en la liberación de dopamina; especialmente cuando llega ese momento cumbre de la melodía que nos hace estremecer. Entonces, puedes optar por escuchar tus artistas preferidos mientras cantas y bailas con tu bebé.
  • Cumplir metas también puede ayudarte a lograr este propósito. No es necesario que se trate de grandes acciones: tachar de la agenda esas pequeñas tareas diarias que tienes pendientes puede proporcionarte agradables sensaciones.
  • Un descanso de calidad también es esencial para mantener unos buenos niveles de dopamina. Por ello, aunque el sueño de la madre se ve inevitablemente alterado durante los primeros meses de vida del bebé, trata de cuidarlo tanto como puedas.

Serotonina

La serotonina genera sensaciones de satisfacción, relajación y tranquilidad, pero cuando sus niveles son bajos pueden aparecer la tristeza, la ansiedad y la preocupación.

Entonces, para evitar que esto ocurra puedes optar por algo tan sencillo como salir a caminar con tu bebé en una mañana soleada, ya que se ha demostrado que la luz solar multiplica exponencialmente la producción de serotonina.

Por otro lado, practicar la gratitud también resulta muy beneficioso: haz un esfuerzo cada día por percibir y valorar todas las cosas buenas que hay en tu vida.

Endorfinas

Las endorfinas no solo generan placer y felicidad, sino que además ayudan a disminuir la sensación de dolor físico y emocional. Por tanto, pueden convertirse en tus grandes aliadas. Para estimular su producción puedes tratar de realizar actividad física de forma regular (existen diversas opciones para ejercitarte con tu bebé).

Además, reír también potencia la presencia de endorfinas en el organismo. Así, escucha un podcast divertido, mira una película de comedia o siéntate en la alfombra a jugar con tu bebé. No hay nada más contagioso que la risa de un niño.

Oxitocina

Madre besando a su bebé en la frente.

Esta última sustancia seguramente te resulte ya muy conocida, ya que está estrechamente vinculada con todo el proceso del embarazo y el parto. La oxitocina genera sentimientos de amor, empatía y sociabilidad y lo mejor que puedes hacer para estimularla es disfrutar de la compañía de tus seres queridos.

Abraza a tu bebe, besa a tu pareja o mantén una conversación cercana y agradable con una amiga. Estos pequeños gestos diarios pueden marcar la diferencia.

Disfrutar tu maternidad te ayuda a cuidar de tu bebé

Muchas madres están tan centradas en cuidar de sus criaturas que olvidan atenderse a ellas mismas. Incluso pueden considerar que hacerlo es un acto egoísta. Sin embargo, para poder cuidar a tu bebé es imprescindible que te encuentres sana física y emocionalmente.

Recuerda que tu bienestar está directamente relacionado con el bienestar de tu hijo y que si tú te sientes feliz, podrás ofrecerle mayor atención y mejores cuidados.

Te podría interesar...
5 cosas que hacen las madres felices
Eres MamáLeerlo en Eres Mamá
5 cosas que hacen las madres felices

Las madres felices son aquellas que sonríen a la vida y que disfrutan del camino, pero, ¿sabes que hay 5 cosas que todas ellas hacen?