Cómo ayudar a un niño que habla tarde

26 Agosto, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicopedagoga María José Roldán
¿Qué pasa cuando un niño tarda demasiado en hablar? ¿Cómo se le puede ayudar? ¿Qué hay que saber? ¡Sigue leyendo y descúbrelo!

“Mamá”, “papá” o “dada”, son las primeras palabras que suelen pronunciar los bebés. De hecho, la primera vez que los padres las escuchan es un momento muy emocionante. En cambio, cuando parece que un niño tarda más en hablar, los padres pueden tener cierta ansiedad y preocupación por si le pasa algo a su pequeño. ¿Cómo ayudar a un niño que habla tarde?

Los padres pueden recordar que su hijo mayor estaba mucho más avanzado en su desarrollo del lenguaje a la misma edad, pues, tal vez, ya hablaba con oraciones de dos o tres palabras a los 2 años con facilidad. Y, a medida que pasa el tiempo, su aprensión puede convertirse en pánico.

En la mayoría de los casos, sin embargo, no hay necesidad de alarmarse. Gran parte de los niños desarrolla el lenguaje a su propio ritmo y hay una amplia gama de normalidad.

Algunos pequeños desarrollan el lenguaje a un ritmo más rápido que otros. Aunque, cuando parece que falla demasiado, entonces, será el momento de evaluar el habla y el lenguaje del niño.

Padre hablando con su bebé.

Hitos del habla o del lenguaje

Muchos pequeños tienen algún tipo de trastorno de comunicación. Los niños tienden a desarrollar habilidades lingüísticas un poco más tarde que las niñas, pero, en general, los chicos pueden ser etiquetados como “niños que hablan tarde” si hablan menos de 10 palabras entre los 18 y los 20 meses, o menos de 50 palabras entre los 21 y los 30 meses.

La mayoría de los expertos dice que, a los 12 meses, los niños deben decir palabras sueltas y pueden decir “mamá” y “papá”. También han de poder entender y cumplir con solicitudes simples, como, por ejemplo, “dame el juguete” o “tira esto a la basura”.

La Academia Americana de Pediatría enumera los siguientes hitos durante los primeros cinco años:

  • Al final del segundo año, un niño tiene que poder hablar en oraciones de dos a tres palabras. Debería ser capaz de seguir instrucciones simples y repetir palabras escuchadas en una conversación.
  • Al final del tercer año, tu hijo debería poder seguir una instrucción con dos o tres pasos, reconocer e identificar prácticamente todos los objetos e imágenes comunes, y comprender la mayor parte de lo que se le dice. Debe hablar lo suficientemente bien como para ser entendido por aquellos fuera de la familia.
  • Al final del cuarto año, tu hijo debe hacer preguntas abstractas (“¿por qué?”) y comprender conceptos de lo mismo frente a lo diferente. Debería haber dominado las reglas básicas de la gramática mientras las escucha a su alrededor. Aunque tu hijo debe hablar claramente a los 4 años, puede pronunciar mal hasta la mitad de sus sonidos básicos. Esto no es motivo de preocupación.
  • A los 5 años, tu pequeño debería poder volver a contar una historia con sus propias palabras y usar más de cinco palabras en una oración.

Cuando hay un pequeño retraso en el lenguaje

Aunque algunos niños parecen retrasarse un poco en su lenguaje hablado (o expresivo), su lenguaje receptivo puede ser mejor, es decir, puede parecer que entienden mucho de lo que se les dice.

Cuando un pequeño no usa muchas palabras pero parece comprender lo que está diciendo y puede seguir las instrucciones, hay menos motivos de preocupación.

En cambio, si un niño se retrasa tanto en el lenguaje expresivo como en el receptivo, la preocupación en los padres se hace notable. El lenguaje receptivo es un predictor útil para diferenciar a los hablantes tardíos de aquellos niños con retrasos en el desarrollo.

Ayudar a un niño que habla tarde

Si te preocupa que tu hijo hable tarde, tendrás que consultar a tu pediatra o buscar evaluación de un patólogo del habla y del lenguaje.

Un patólogo del habla y del lenguaje puede realizar pruebas, analizar las habilidades de habla del niño y aconsejar a los padres sobre las formas de estimular el desarrollo del lenguaje.

Cuando se sospecha un problema de audición, los niños que hablan tarde pueden ser derivados a un audiólogo para una prueba de audición.

Mamá hablando en su grupo de apoyo a la maternidad para saber si su bebé habla tarde.

Una intervención adecuada cuando se habla tarde

Una intervención adecuada es fundamental para los niños que hablan tarde. Los pequeños que hablan tarde pueden tener problemas persistentes relacionados con el lenguaje y desarrollar discapacidades de aprendizaje en la escuela.

El lenguaje oral es la base de todas las áreas académicas, incluidas la lectura, la escritura y las matemáticas. Cuanto más tiempo pase antes de buscar y proporcionar ayuda, más débil será la base en la que se asentará el aprendizaje futuro.

Fomentar el habla normal

Para apoyar el desarrollo normal del habla y el lenguaje en tu hijo, no te pierdas las siguientes claves:

  • Habla con tu niño durante todo el día, incluso cuando le cambias sus pañales o durante las comidas. Llama su atención y habla sobre lo que estás haciendo.
  • Cuando hables con tu hijo, hazlo a un nivel superior al suyo. Por ejemplo, si usa dos palabras, tú usa tres, pero no le confundas con frases demasiado complejas.
  • Los bebés parecen prestar más atención e imitar más cuando sus padres hablan en un tono de voz alto y firme, pero, al mismo tiempo, cariñoso.
  • Canta a tu hijo y léele cuentos.

Si tienes más dudas, habla con tu pediatra para preguntar sobre el desarrollo normal del habla en los niños, así como referencias a patólogos del habla y del lenguaje en caso de que quieras consultar con alguno para que realice una evaluación a tu pequeño.