Cómo ayudar a tu hijo a superar el estrés de los exámenes

María José 16 abril, 2017

Los exámenes pueden ser muy estresantes tanto para los niños como para las niñas, ya que en un momento se juegan todo lo que llevan estudiando. Los exámenes pueden ser agotadores y también muy estresantes, sobre todo cuando los niños empiezan a sentir la ansiedad de las calificaciones y cómo el sistema puede hacer que se sientan mejor o peor dependiendo de un número.

Si notas que tu hijo/a empieza a sentir demasiada ansiedad a causa de los exámenes, puedes ayudarle a superar todo ese estrés teniendo en cuenta algunos consejos que te vamos a dar desde EresMamá. Así, podrás enseñar a tu hijo/a a mantener la tensión de los exámenes bajo control, usando las siguientes estrategias útiles.

Planificar un horario de estudio

Los niños y niñas en edad escolar con exámenes deberán tener un horario de estudio que planifiquen con suficiente antelación.

Es mejor tener un plan claro y realista de lo que necesita para cada sesión de estudio. Es importante que aprenda a dividirse el trabajo en partes pequeñas para que pueda asimilar mejor la información y para ello, deberá tener un horario de estudio donde planificar todo esto.

Un lugar adecuado

Si tu hijo/a no tiene un escritorio en su habitación, será importante que le ayudes a encontrar un lugar tranquilo donde nadie le moleste y que no tenga distracciones. Además de que deberá ser un lugar tranquilo, deberá tener una buena iluminación natural y también artificial para poder estudiar tanto cuando haya luz solar para cuando se haya marchado el sol.

Del mismo modo, resulta importante que el escritorio y la silla sean ergonómicos para que pueda tener una postura y que mientras estudia no sienta dolores o molestias que podrían hacer que el estudio se viera menguado.

Anímale a descubrir lo que implica el examen

Es necesario animar a los niños y niñas a que sean ellos los que descubran qué implica un examen. Se puede conseguir haciendo una vista sobre el tema o temas a estudiar y que descubran qué puntos pueden ser más importantes que otros. De esta manera y al saber de qué va todo lo que tiene que estudiar podrá sentir menos ansiedad el día del examen. Puede hacer una lista sobre las cosas que no entienden del todo bien para preguntarle al maestro y que se lo explique hasta que lo entienda.

Ayúdale a hacer esquemas y mapas mentales

Los esquemas son necesarios no solo para estructurar la información y que sea más sencillo para el cerebro asimilarla, sino que también sirve para que el niño/a sepa que la información está bien estructurada y que es más sencillo de recordar gracias a los esquemas y mapas mentales.

Los mapas mentales ayudar a recoger las ideas y a resumir pensamientos. El uso de colores brillantes en los esquemas le ayudará a recordar mejor los vínculos más importantes. También se pueden crear asociaciones, juntar ideas y anotar lo que menos se entiende para hacer más hincapié.

No pueden faltar los descansos

Mamá ayudando a su hijo a hacer los deberes

Es muy importante que los niños y niñas sepan que el descanso es fundamental para que el cerebro procese la información que está recibiendo.

Estudiar más horas seguidas no significa un mejor aprendizaje. Para que el cerebro trabaje bien necesitará hacer descansos. Si tu hijo/a está en primaria deberá hacer descansos de 10 minutos cada 50 minutos, si está en secundaria puede hacer descansos de 10 minutos por cada 60 minutos estudiando.

En estos descansos pueden realizar actividades que no supongan mucho esfuerzo y que tampoco les hagan desconectar demasiado del estudio. Pueden comer algo, cerrar los ojos 10 minutos, hablar contigo, etc. Las nuevas tecnologías deben estar fuera del descanso porque si las usan sería más probable que estuvieran más de 10 minutos de ‘descanso’.

Llevar una vida saludable

Además es muy importante que los niños/as lleven una vida saludable para evitar caer en ansiedad o estrés. Por eso no olvides tener en cuenta los siguientes puntos:

  • Llevar una rutina de irse a dormir temprano
  • Comer saludablemente y evitar la comida basura
  • Beber mucha agua para estar hidratado
  • Tener tiempo para el ocio y el deporte
  • En época de exámenes reducir los compromisos sociales
  • Meditar y realizar ejercicios de respiración conscientes para tener un buen control de la calma

 

Te puede gustar