¿Cómo ayudar a los niños a controlar los esfínteres?

27 marzo, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la documentalista Arantza Martín Becerro
El control de esfínteres es algo que preocupa a muchos padres, sobre todo a la hora de llevar a sus hijos al colegio. En este artículo te contamos todo lo que debes saber al respecto.

Dejar el pañal es un proceso lento y a menudo complicado, tanto para el niño como para los padres y profesores que se encuentran a su alrededor. Contra todo, no existe una edad exacta en la que todos los niños deban quitarse el pañal y ser capaces de ir al baño solos. Cada niño es un mundo y adquiere sus habilidades a un ritmo diferente, por eso es necesario ayudar a los niños a controlar los esfínteres.

Si bien es verdad que existe cierta presión social cuando el niño va a comenzar el colegio con 3 años, pues a partir de ese momento estará «solo ante el peligro». Ayudar a los niños a controlar los esfínteres no es tarea sencilla, pero con una serie de consejos que os dejamos a continuación, podréis avanzar poco a poco hasta llegar al objetivo.

¿Cómo ayudar a los niños a controlar los esfínteres?

La obligación de control al empezar el colegio

Realmente esto es menos preocupante de lo que se cree. Es cierto que cuando los niños entran al colegio deben llevar adquirido un control del esfínter pues, de lo contrario, sería un caos. Pero el docente siempre está pendiente de que las necesidades básicas de los niños estén bien cubiertas, por lo que no es obligatorio que el primer día de colegio el niño vaya al baño él solo.

Asimismo, debemos ser conscientes de que se está enfrentando a un mundo totalmente nuevo para él y que los nervios también los afectan igual que a las personas mayores.

Enseñarles las palabras básicas y el baño

En primer lugar, lo más importante es que el niño identifique las palabras con los actos. Hay que enseñarle lo que es un pañal, lo que es un orinal, cuándo se está limpio, cuándo sucio, qué es la orina, etcétera. De esta manera, serán más conscientes de lo que están haciendo y cómo pedirlo después. Cómo ayudar a los niños a controlar los esfínteres.

En segundo lugar, hay que enseñarles el retrete y explicarles que ese es el sitio donde debe hacer sus necesidades. El retrete, en muchas ocasiones, no les gusta nada y eso hace que no quieran ir al baño. En estos casos, existen varias posibilidades para ayudar a los niños a controlar los esfínteres:

  • Utilizar un adaptador para el retrete que sea llamativo para ellos.
  • Comprarles un orinal aparte (que ellos mismos escojan) para que así les sea más divertido cuando lo tengan que utilizar.

Vestir al niño con ropa cómoda

Aunque puede parecer un aspecto al que no se le da mucha importancia, la tiene a la hora de ayudar a los niños a controlar los esfínteres. En el momento en el que el niño esté dejando el pañal y comience a ir al baño solo, hay que intentar vestirle, siempre que se pueda, de la manera más cómoda posible. 

Utilizar pantalones de chándal o pantalones que únicamente cuenten con una goma elástica como sujeción para tirar de ellos hacia abajo, sin los problemas de los botones o las cremalleras entre medias es la mejora opción. Este tipo de ropa sobre todo se debe utilizar para el colegio, pues es donde el niño puede verse con más presión.

Leer cuentos relacionados con el pañal y el baño

Otro método sencillo y a la vez entretenido es considerar el tema con ellos a través de los libros. Actualmente, hay muchos libros que tratan el tema del pañal, el baño o los esfínteres para los niños. Estas historias les llaman la atención y quedan grabadas en su memoria, así querrán parecerse a los protagonistas e ir solos al baño. Si, además, encontramos un libro que tenga sonidos, que sea pop up o con el cual el niño pueda interactuar (tirando de la cadena, cogiendo el rollo de papel), avanzaremos mucho más en el proceso.Cómo ayudar a los niños a controlar los esfínteres.

No presionarlos

Una de las cosas más importantes a la hora de intentar ayudar a los niños a controlar los esfínteres es no regañarlos (mucho menos con gritos) cuando se orinan encima. Si el niño ve que los padres o el docente está enfadado, se asustará y tendrá miedo, por lo que esto puede retrasar todavía más el proceso de control. 

Hay que transmitirles tranquilidad y confianza explicándoles que, si lo han hecho otras veces, las siguientes también podrá. Del mismo modo que no es bueno regañarles, tampoco es bueno premiarles. Ir al baño solos es una necesidad básica que deben aprender sin motivaciones extra. 

  • El control de esfínteres en los niños/as de 3 a 6 años. Temas para la educación. Revista digital para profesionales de la enseñanza. Nº 13. Marzo 2011. Federación de Enseñanza de CC.OO de Andalucía. ISNN: 1989-4023. Dep Leg: GR 2786-2008.
  • Consolini, D. Control de esfínteres. Manual MSD (Versión para profesionales). [En línea] Disponible en: https://www.msdmanuals.com/es-es/professional/pediatr%C3%ADa/puericultura/control-de-esf%C3%ADnteres
  • Control de esfínteres según Montessori. Montessorizate. [En línea] Disponible en: http://montessorizate.es/wp-content/uploads/2016/02/3-3CONTROL-DE-ESF%C3%8DNTERES-SEG%C3%9AN-MONTESSORI.pdf