Cómo alimentar el vínculo entre primos desde la infancia

19 Agosto, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicóloga Mara Amor López
La relación entre primos puede ser maravillosa; un vínculo que comienza en la infancia y que puede durar toda la vida, pues se comparten experiencias, momentos y familia.

Todos tenemos claro que la relación que existe entre hermanos es muy especial y que se empieza a construir desde el momento en el que llega el nuevo miembro a la familia. Sin embargo, no hay que olvidar otra relación que puede ser también maravillosa, y es la de primos. Por esta razón, es importante alimentar el vínculo entre primos desde la infancia.

Que los niños tengan un hermanito es, sin duda, muy positivo, pero también lo es contar con una relación estrecha entre primos, sobre todo si el pequeño no cuenta con hermanos. ¿Quieres saber por qué son importantes los primos y cómo alimentar ese vínculo? Sigue leyendo.

Alimentar el vínculo entre primos desde la infancia

El vínculo que se puede establecer entre primos puede ser maravilloso si se alimenta desde la infancia. Hablando un poco sobre mi experiencia, tengo una hermana y dos primas por el lado materno, y tres primos y una prima por el lado paterno.

Primos merendando en la cocina juntos para alimentar el vínculo entre ellos desde la infancia.

Recuerdo con cierta nostalgia cuando nos juntábamos mis primas, mi hermana y yo a comer en casa de mis abuelos maternos los sábados; ese día era muy especial para todas porque significaba que jugaríamos todas juntas o en mi casa o en casa de mis tíos. Teníamos las cuatro un vínculo muy especial y estábamos deseando vernos para jugar y estar juntas.

En cambio, por el lado paterno no había estas reuniones familiares y no vivíamos en el mismo pueblo, por lo que no existía esa relación con nuestros primos paternos. Ahora que mi hermana y yo somos madres, intentamos que nuestros hijos pasen tiempo juntos y, desde el principio, existe un vínculo especial entre ellos.

¿Por qué son tan importantes los primos?

Como he dicho anteriormente, además de la relación tan especial que existe entre hermanos, a veces, nos olvidamos de que entre primos también puede haber una relación maravillosa, un vínculo de amistad y cariño. Alimentar el vínculo entre primos desde la infancia trae numerosos beneficios, por ello, vamos a ver, a continuación algunos.

Pueden ser los primeros amigos de tus hijos

Si tus hijos y sus primos son de unas edades cercanas, verás crecer una relación de complicidad, amistad y cariño, sobre todo si tú contribuyes en ello. Los primos, además de los hermanos, se convierten en los primeros cómplices de travesuras y aventuras de tus hijos.

Les ayuda a expresar sus emociones

Esa relación especial que se desarrolla entre primos hace surgir la amistad y el cariño, y, de esta manera, les ayuda a expresar, de una forma positiva, sus emociones, ya que se encuentran en un ambiente seguro: su familia.

Aprenden el valor que tiene la amistad

Cuanto más tiempo pasen los primos juntos, más experiencias juntos tendrán y, por tanto, esto hará que su relación de amistad perdure en el tiempo. Conforme vayan creciendo, irán compartiendo momentos muy especiales de su vida, y tendrán siempre presente el valor de amistad y de la familia. Además, será con quienes aprendan valores como compartir, perdonar y escuchar.

Son hermanos de otra madre

Entre primos se comparte la familia y la amistad, pero viviendo en casas distintas. Es como una mezcla entre un hermano y un amigo. Aquí también entra no solo el cariño hacia los primos, sino también hacia los tíos.

Primos disfrutando de un día de playa.

Esta relación de amistad entre primos será para toda la vida

Compartir momentos juntos desde la infancia, nuevas experiencias y aventuras que nunca olvidarán son recuerdos que dejarán huella en sus corazones para siempre. No solo jugarán y compartirán gustos comunes, sino que crecerán juntos y se acompañarán en los distintos momentos importantes que sucedan en sus vidas.

En lo que a alimentar el vínculo entre primos desde la infancia respecta…

Ya habéis visto que alimentar el vínculo entre primos desde la infancia es fundamental para que, en un futuro, los niños sigan teniendo esa relación, pero hay que fomentarla desde edades tempranas.

Según mi experiencia, me habría encantado tener más relación con mis primos, por eso, a pesar de no vivir en la misma ciudad que mi hermana, seguiré contribuyendo a que la relación entre mi hijo y mi sobrino siga creciendo. Así que, si tus hijos tienen la suerte de tener cerca a sus primos, fomenta ese vínculo, pues serán muy afortunados.

  • Suarez, O., & Moreno, J. (2002). La familia como eje fundamental en la formación de valores en el niño. Carabobo: Universidad de Carabobo.