¿Cómo afecta la separación de los padres a los hijos según su edad?

Yamila Papa · 16 agosto, 2018
¿Te gustaría saber cómo afecta la separación de los padres a los hijos en sus diferentes etapas de la vida? No todos los niños lo toman de la misma manera, y es muy importante estar preparados si nos toca esa situación.

Cada niño experimenta de manera diferente el divorcio. Todo depende de la situación, pero también de los años que tenga. En este artículo, te contaremos cómo afecta la separación de los padres a los hijos según su edad. Así sabrás cómo actuar en cada situación específica.

Cómo afecta la separación de los padres a los hijos según su edad

Sin dudas, cuando una pareja decide separarse y tiene hijos en común, lo que más les preocupa a los adultos en cuestión es la salud emocional de sus pequeños. La pregunta que se hacen es ¿cómo actuar para que el divorcio les afecte lo menos posible? ¿De qué manera atravesar este momento de la mejor manera?

Un divorcio no es para nada agradable, sin importar cuántos años tenga el niño. Sin embargo, la experiencia es diferente a medida que crecen.

Por supuesto que todo dependerá de si se trata de una ruptura ‘amistosa’ o si se desata una batalla continua, la personalidad de los pequeños e incluso la manera en la que los padres encaran la situación y la explican a los menores.

Presta atención a cómo afecta la separación de los padres a los hijos según su edad para estar preparado y saber de qué manera actuar si afrontas esta delicada situación:

1. Antes de nacer y hasta el año de vida

¿Sabías que una separación afecta al bebé antes del nacimiento? Claro, porque el estado de ánimo de la madre influye en su desarrollo. Se dan muchos casos de niños con retraso en su desarrollo cognitivo o de bajo peso cuando en el embarazo sucedió algún evento traumático para la mamá.

Aunque se crea que los bebés no comprenden nada de lo que sucede a su alrededor, lo cierto es que son seres muy receptivos y casi un espejo de lo que hacen sus padres… ¡Eso incluye lo que sienten!

Si la madre está deprimida, irritable o tensa por la situación, el bebé se sentirá de la misma manera. Probablemente llore más, quiera estar todo el tiempo en brazos más que lo habitual y no se entretenga con ningún juguete.

Si nos separamos, el bienestar de nuestros hijos ha de ser una prioridad.

2. Entre 1 y 3 años

Aún no son capaces de comprender por completo lo que sucede, pero sí lo sienten como algo muy estresante. En esta etapa, pueden aparecer muchos miedos y ansiedades, así como también retrocesos en su desarrollo. Por ejemplo, hablar de forma infantilizada, hacerse pis en la cama, tener pesadillas o temor a la oscuridad, entre otros.

Otra de las respuestas a la separación de los padres en esta edad es el aumento de la irritabilidad y la agresividad. Si tienen hermanos, quizás opten por golpearles; lo mismo si asisten a una guardería o si tienen amigos o primos de su edad. Recuerda que a menudo los niños exteriorizan sus tristezas con agresión.

“Un divorcio no es para nada agradable, sin importar cuántos años tenga el niño. Sin embargo, la experiencia es diferente a medida que crecen”

3. Entre los 4 y los 7 años

Si te preguntas cómo afecta la separación de los padres a los hijos según su edad ya que tienes un pequeño que recién comienza la escuela, has de saber que en esta etapa ya comprenden más la situación. Es muy importante explicarles de la mejor manera posible y con un lenguaje adaptado qué está sucediendo.

Ten en cuenta que el pensamiento de los niños en este periodo es ‘omnipotente’. Esto quiere decir que creen que todo se produce por su culpa.

Como consecuencia, es probable que le cueste concentrarse en las actividades escolares, que aparezcan miedos del pasado (a un monstruo o a un fantasma) y que haya alguna regresión en cuanto a hacer sus necesidades, hablar o comer.

Si te preguntas cómo afecta la separación de los padres a los hijos según su edad, debes saber que sus sentimientos pueden variar.

4. Entre los 7 y los 12 años

Se conoce como ‘etapa de latencia’, ya que los niños son menos activos que antes en cuanto a desarrollo se refiere. Deben poner todas sus energías en la escuela y las tareas. En cuánto a sus emociones, suelen salir del egocentrismo anterior y ser más sensibles con lo que les sucede a los demás.

En este momento es cuando más capacidad tienen para entender qué es el divorcio, pero no expresan ninguna opinión al respecto. El niño puede sufrir pesadillas, sentirse triste o rabioso y presentar problemas en sus exámenes o actividades escolares.

5. Después de los 12 años

En esta fase, es complicado que acepten un divorcio debido a que están buscando su propia identidad y sus hormonas están en ‘ebullición’. La separación de sus padres puede hacerles sentir inseguros y el incumplimiento de las normas no tarda en aparecer.

Si te preguntabas cómo afecta la separación de los padres a los hijos según su edad, te hemos contado lo básico de cada etapa. Si a tu hijo le toca sortear esta compleja situación, infórmate para saber de qué manera puede llegar a reaccionar.