Cantidad de leche recomendada según la edad del bebé

Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Nelton Ramos el 27 mayo, 2019
Mervis Romero · 27 mayo, 2019
Aunque existe una cantidad estándar según la edad, esta puede variar entre un bebé y otro, dado que cada organismo es distinto. 

Según la edad que tenga el bebé, será recomendable que tome una cantidad de leche determinada, sea materna o artificial. Es bien sabido que, por lo general, ellos buscan succionar el pecho de su madre hasta quedar satisfechos, pero es importante que la madre vigile la ingesta para evitarle inconvenientes al bebé (derivados del exceso).

En vista de que los bebés deben ser alimentados varias veces seguidas, la madre debe velar el proceso para evitar que en una sola toma queden demasiado llenos y luego no quieran comer más.

Leche materna y de fórmula

Durante los primeros 6 meses de vida, lo ideal es brindarle leche materna al bebé de forma exclusiva. Cabe destacar que, en estos casos, no hay una cantidad exacta que deba darse; por ende, viene a ser cuestión de prestar atención a las necesidades del bebé. Ahora bien, en el caso de alimentar al bebé con biberón, sí hay cantidades de leche recomendadas. 

En una toma, por lo general uno o los dos pechos se vacían. La toma debe durar unos 10 minutos aproximadamente, puesto que el bebé tarda unos 5 minutos en consumir la leche y otros 5 en extraer la leche final de la toma. También hay que tener en cuenta que algunos niños son más rápidos que otros para succionar.

¡Ojo!

Si eres madre adoptiva o no puedes alimentar con leche materna por razones médicas, la leche de fórmula será la mejor aliada. En cambio, si toma leche materna desde el biberón, debes controlar cuánto toma.

Cantidad de leche recomendada, según la edad 

Por otro lado, a medida que crece, debes vigilar la cantidad de leche que el bebé toma para asegurarte de que se alimenta correctamente y mantiene un peso saludable. Por consiguiente, te será de utilidad conocer cuáles son las cantidades recomendadas por los especialistas:

Para bebés de 0 a 2 meses de edad

Por lo general, consumen entre 2 y 4 onzas en cada toma en intervalos de 3 a 4 horas; algunos lo hacen entre 4 o 5 horas. Si es necesario, puedes despertar al bebé para darle de comer.

Bebés de entre 3 a 6 meses de edad

Durante esta etapa, los bebés consumen un aproximado de 4 a 6 onzas cada vez que coma. Es probable que los períodos de dormir en las noches se prolonguen, incluso algunos duermen toda la noche. Si es el caso de tu hijo, ya no debes despertarlo para que coma.

Puedes notar en tu hijo algunos gestos que demuestran que le estás dando la cantidad de leche recomendada según la edad del bebé.

Alimentar a bebés de 7 a 12 meses

El bebé puede tomar entre 3 y 5 biberones al día, lo que equivale a 8 onzas de leche cada vez que lo alimentes. Si ya consume otros tipos de alimentos, puedes dejar pasar más tiempo entre las comidas para darle el biberón.

A partir de los 12 meses, puedes sustituir la leche de fórmula por leche animal (de vaca) si su pediatra así lo autoriza. La cantidad de esta leche puede ser de 2 vasos al día; también puedes complementar con yogur natural.

¿Cómo saber si el bebé toma la cantidad adecuada?

Puedes notar en el bebé algunos gestos que demuestran que le estás dando la cantidad de leche recomendada según su edad. Una de las señales de que ha tomado suficiente leche es cuando este cierra la boca o voltea cuando le acercas el biberón.

También puede quedarse dormido al terminar de comer; aquí, su cuerpo se verá relajado. Otros indicios son la cantidad de veces que se alimenta el niño, el aumento de peso, las veces que moja el pañal y las evacuaciones; estas deben ocurrir entre 3 a 4 veces al día.

Durante las primeras semanas, es importante alimentar al bebé a demanda. Es decir, la cantidad y las veces que el recién nacido quiera.

Presentación de la leche de fórmula

Existen 3 tipos de presentación de este tipo de leche, a la que muchos niños necesitan acostumbrarse por diferentes circunstancias. Son las siguientes:

  • Listas para usar: esta leche es muy práctica, pues no requiere de preparación, aunque es más costosa en el mercado.
  • Líquida y concentrada: hay que mezclar una parte de leche líquida con una cantidad igual de agua.
  • En polvo: se mezclan 2 onzas de agua con una cucharada de leche en polvo. Esta leche es la más recomendada, pues se conserva por más tiempo después de abierta. Además, es la más económica.
  • Existen leches especiales de fórmula para niños con necesidades específicas, tales como fórmulas para el reflujo y otras para bebés prematuros o de bajo peso al nacer. También hay fórmulas especiales a base de soja, hipoalergénicas y otras para bebés con cardiopatías.

Estas leches contienen múltiples nutrientes similares a la leche materna. Por lo tanto, ayudan a reforzar el sistema inmunitario. 

Alimentar a tu pequeño con la cantidad de leche recomendada según la edad del bebé es parte de satisfacer una de las principales prioridades como padres.

Síntomas de alergia a la leche de fórmula

Algunos signos de alergias son los salpullidos rojos y ásperos tanto en la zona del rostro como la del ano. También puede darse que el bebé presente diarrea o estreñimiento; en algunos casos, estas evacuaciones son escasas y muy compactas.

En otras ocasiones, el bebé se irrita y llora después de comer o, directamente, presenta vómito después de las comidas. A veces el pequeño manifiesta intranquilidad para dormir durante la noche. De presentar varios de estos síntomas, es recomendable suspender la leche y acudir al pediatra.

Para brindarle al bebé una alimentación adecuada es fundamental seguir las indicaciones del médico y consultar las dudas siempre con el profesional antes de actuar.

  • Lázaro  A, Martín B. Alimentación del lactante sano. Protocolos diagnóstico-terapéuticos de Gastroenterología, Hepatología y Nutrición Pediátrica SEGHNP-AEP. 287-295.
  • Organización Mundial de la Salud / Organización Panamericana de la Salud. La alimentación del lactante y del niño pequeño: Capítulo Modelo para libros de texto dirigidos a estudiantes de medicina y otras ciencias de la salud. 2010. ISBN: 978-92-75-33094-4.
  • Tewari, Angela & Meyer, Rosan & Fisher, Helen. (2007). Soya milk and allergy: indications and contraindications.