Booktubers, nueva tendencia en recomendación de libros

Este artículo fue redactado y avalado por la documentalista Arantza Martín Becerro
· 8 abril, 2019
Una nueva forma de recomendar libros entre los adolescentes ha llegado a nuestros días: los booktubers son el nuevo boca a boca

Desde el comienzo de los tiempos, la forma más usual de recomendar libros ha sido el boca a boca o a través de la consulta a listas como la de los más vendidos, los mejor puntuados, los premiados, etc. Sin embargo, en la actualidad, este tipo de recomendaciones han quedado en un segundo plano para los jóvenes por la nueva forma que ellos mismos han creado para recomendar libros: los booktubers.

Si quieres conocer más sobre esta nueva tendencia, a continuación te lo contamos todo.

¿Qué son los booktubers?

Los booktubers son jóvenes de entre, normalmente, 18 y 30 años de edad que a través del portal de vídeo YouTube, se dedican a realizar comentarios de libros que han leído. Estos jóvenes suelen tener una serie de características similares entre las que destacan:

  • Un canal en la plataforma de YouTube con cientos, miles o incluso millones de suscriptores.
  • Miles de visualizaciones en sus vídeos.
  • Pasión por la lectura y, en ocasiones, también la escritura.
  • Lenguaje atrayente para los suscriptores.

Las nuevas tecnologías y la ayuda a las editoriales

A pesar de que para muchos casos las redes sociales no son beneficiosas para los jóvenes, a la hora de fomentar la lectura en ellos, esta se ha vuelto una herramienta esencial.

Booktubers, la nueva tendencia en recomendación de libros.
Andrea Izquierdo | Instagram: @andreorowling

Internet, y más concretamente las redes sociales, han ayudado a las editoriales a la hora de volver a fomentar la lectura en un grupo de edad complicado como son los jóvenes. Es durante la adolescencia cuando el gusto por la lectura puede pender de un hilo, ya que se trata de una etapa de la vida en la que hay muchos cambios y momentos complicados.

Por ese motivo las editoriales han visto incrementadas sus ventas con un público que creían prácticamente perdido. Incluso las propias empresas comenzaron a enviar los libros de forma totalmente gratuita a estos fenómenos juveniles para que aparecieran en todas las plataformas.

¿Qué importa la pérdida del importe de un libro cuando otra persona puede hacer que vendas cientos, o incluso miles más, al público al que de verdad interesa llegar?

Este fenómeno se trata de una evolución o un paralelismo de los denominados influencers, personas con muchos seguidores en sus redes sociales que, a través de ellas, hacen comentarios sobre diferentes productos que las marcas envían a sus casas para que los promocionen.

Además de las críticas de los libros en sus canales de YouTube, portadas de cientos de libros aparecen cada día en otras redes sociales como Instagram o Facebook, indicando que una nueva crítica está disponible en su canal de vídeo.

Más allá de la recomendación de libros

Cuando este fenómeno comenzó, los vídeos que los booktubers subían a la plataforma eran simples críticas, tanto buenas como malas, de los libros que habían leído. En la actualidad, y con el paso del tiempo, esos vídeos han ido evolucionando también, tanto para bien como para mal, por diferentes aspectos.

Booktubers, nueva tendencia en recomendación de libros.
Javier Ruescas | Instagram: @javier_ruescas

Hablamos de una evolución buena de los vídeos de recomendación de libros porque, a raíz de la gran comunidad de adolescentes que se ha reunido a través de la pantalla compartiendo gustos, se han ido creando vídeos con retos y y nominaciones de otros booktubers.

Esta viralidad recibe el nombre de book tags, o lo que es lo mismo, etiquetas que se envían unos a otros. En la actualidad podemos encontrar vídeos como «Mi vida en libros», «Un libro para cada letra del abecedario», «Libros o personajes que me llevaría a una isla desierta»… Y títulos similares que amplían todavía más las recomendaciones.

Por otra parte, lo que comenzaron siendo opiniones totalmente personales y sinceras, en la actualidad se han convertido en vídeos comprados. No hablamos de compras con dinero, sino que, debido al boom que esta tendencia está teniendo, muchos adolescentes se aprovechan para conseguir libros y otro tipo de materiales totalmente gratis a cambio de que tengan que hacer una buena crítica.