Beneficios de los solitarios de cartas para niños

Francisco María García 6 marzo, 2018
Entre los juegos más beneficiosos para el desarrollo cognitivo de los niños están los solitarios de cartas. El pequeño aprenderá a coordinar sus acciones y a elaborar estrategias para conseguir el objetivo de acabar el juego.

A través de los juegos, los niños tienen la oportunidad de adquirir y desarrollar una amplia variedad de destrezas. Este no es el caso solo de las actividades al aire libre, sino también —y aunque su nombre resulte paradójico— de los solitarios.

La mayoría de los solitarios están diseñados para que juegue una sola persona, aunque también puede hacerse en grupo o en parejas. Esto permite que los niños encuentren nuevos amigos y también que se reúna la familia alrededor de la actividad.

Es decir, que una de las ventajas de los solitarios es que mejoran las habilidades sociales y fomentan la cooperación y el trabajo en equipo. A pesar que de que son juegos pensados para una sola persona, para los niños es bueno hacerlo en compañía.

Influencia de los solitarios en la capacidad resolutiva

Las matemáticas aparecen en esta actividad como una herramienta para la solución de la partida. Por tal motivo, el niño estará creando conocimientos matemáticos sin darse cuenta. A su vez que pondrá en marcha la información adquirida en el proceso escolar.

Gracias a que el éxito en el juego se logra solo a través de la operación matemática correcta, muchos especialistas recomiendan dejar al niño cometer errores. No debemos olvidar que de esta forma se llega al aprendizaje efectivo, así como también a la ejercitación de estrategias para la resolución de conflictos.

Existen juegos especìficos para ejercitar la memoria en los niños.

Asimismo, son muchas las investigaciones que recomiendan la enseñanza de las matemáticas a través de juegos como los solitarios. Estos se encuentran entre las mejores estrategias para facilitar la interacción del pequeño con los elementos matemáticos y aprovechar sus potencialidades para generar aprendizajes por descubrimiento constructivo.

Entre los muchos beneficios que el juego genera, se encuentran:

  • El entrenamiento en rapidez mental y la capacidad de concentración.
  • La construcción de respuestas rápidas.

Diferentes ofertas y usos de los solitarios

¿Qué ventajas ofrecen este tipo de juegos? Entre ellas, que son económicos y se pueden realizar en cualquier parte con total comodidad. Muchos especialistas en infancia recomiendan también reservar un espacio de la casa para convertirlo en el lugar idóneo destinados a ellos.

Por otra parte, este juego se puede transportar a otros hogares o incluso llevar al aire libre. Las diferentes modalidades de los solitarios se adaptan a todas las edades de manera estratégica, a través de la edición de cartas diseñadas con dibujos y motivos para cada edad.

La modalidad en línea

También se encuentran disponibles los solitarios a través de internet, en línea o en forma de aplicación para móvil. Contienen variedades de solitarios que admiten tanto uno como varios jugadores.

“Los solitarios se encuentran entre las mejores estrategias para facilitar la interacción del pequeño con los elementos matemáticos”

Ejemplos de solitarios

Algunos ejemplos de solitarios de cartas tradicionales que se pueden jugar fácilmente son:

Solitario de dos cartas

Se trata de un juego muy sencillo, que cualquier niño puede jugar. Se utilizan cartas de dos en dos. Con una mano se coge la baraja boca abajo y se trata de ir sacando y poniendo boca arriba las cartas de dos en dos.

La idea es ir cogiendo la carta inmediatamente superior del montón, no cualquier otra que se quiera. El objetivo del juego es ordenar los cuatro palos de la baraja.

Los juegos de cartas para niños permiten ejercitar las matemáticas.

Cada oveja con su pareja

Para este juego de memoria sirve tanto un mazo de cartas españolas como uno de póker. Aunque puede jugar un solo niño, lo ideal es que sea una actividad grupal.

Primero, se deben colocar sobre la mesa todas las cartas boca abajo y cada jugador deberá ir levantandolas de dos en dos y formando parejas. Por ejemplo: dos ases, dos reyes, dos caballos. Si se consigue la pareja, se pueden volver a levantar dos cartas más. Ganará quien más parejas de cartas tenga.

El solitario clásico

También se le llama Solitario Klondike y es una de las muestras de estos juegos más utilizadas en el ordenador. El tablero del juego tiene siete columnas de cartas y cada columna tiene un número de cartas en orden creciente.

En cada una de las columnas, la primera carta se encuentra boca arriba y el resto están boca abajo. Todas las demás cartas de la baraja se encuentran en el mazo boca abajo, con objeto de que el jugador coja de una en una. Al final, el objetivo del juego sería formar cuatro escalas, desde el as hasta el rey, en cada palo de la baraja.

Las variantes son muchas y todas igual de provechosas y entretenidas. Practícalas con tu hijo y encuentren su favorita para ratos de gran diversión.

Te puede gustar