Beneficios de la escritura creativa en la infancia

14 Julio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicóloga Ana Couñago
¿Sabes cuáles son los beneficios de la escritura creativa en la infancia y cómo se puede fomentar? ¡Descúbrelo a continuación!

La escritura creativa consiste en inventar y crear historias llenas de originalidad, y alejarse de los estándares convencionales a la hora de elaborar una redacción. Potenciar este tipo de escritura en la infancia es muy beneficioso para el desarrollo de los niños. ¿Por qué? A continuación, te lo explicamos.

“La creatividad es el poder de conectar lo aparentemente desconectado”.

-William Plomer-

Beneficios de la escritura creativa en la infancia

La escritura creativa resulta muy atractiva para los más pequeños, ya que, simplemente, deben dejar volar su imaginación y plasmar en un papel todas las ideas que se les ocurran, sin tener que ceñirse a un determinado patrón de escritura.

Además del entretenimiento y la diversión, esta práctica aporta muchos beneficios para el desarrollo de los niños, como los que exponemos a continuación.

Niño con su madre participando en un taller de escritura creativa online.

Permite el desarrollo del lenguaje

Uno de los mayores beneficios de la escritura creativa es que permite desarrollar la competencia lingüística, tanto a nivel comunicativo como de comprensión.

Con esta tarea, los niños se ven obligados a expresar sus pensamientos de la mejor forma posible, tratando de construir una redacción coherente, para lo cual, leen y releen lo escrito hasta estar satisfechos con el resultado final. Realizar este proceso creativo con cierta frecuencia puede repercutir positivamente en el rendimiento escolar de los pequeños.

Fomenta la imaginación

Los niños tienen una imaginación arrolladora y esta, no solo hay que aprovecharla, sino que hay que estimularla al máximo, de manera que nunca la pierdan y siempre la valoren. La escritura creativa ofrece una oportunidad ideal para utilizar la imaginación libremente y sin límites.

“Un niño con imaginación se convertirá en un hombre o mujer creativos, más aptos para crear, para inventar y, por lo tanto, fomentar la civilización”.

-Lyman Frank Baum-

La escritura creativa potencia la inteligencia emocional

Aunque la actividad conste en crear historias ficticias, muchos niños reflejan es sus escrituras aquello que realmente sienten o que les gustaría vivir. Por tanto, a través de la escritura creativa, los pequeños pueden conectar con sus emociones y sentimientos, y canalizar todo aquello que se encuentra en sus mentes.

Favorece la autoconfianza

En este tipo de ejercicios, todas las respuestas son válidas y todas las historias creadas son consideradas buenas, de manera que los niños ven reforzada su autoestima y su autoconfianza, y son conscientes de todas las capacidades que tienen para la escritura y la invención de relatos.

“No puedes agotar la creatividad; mientras más la usas, más tienes.”

-Maya Angelou-

Niño escribiendo una historia para su taller de escritura creativa.

Actividades para practicar la escritura creativa

Como hemos visto, los beneficios de la escritura creativa son múltiples. Pero ¿cómo se puede poner en práctica? Algunas actividades que se pueden realizar son

  • Continuar escribiendo una historia sin terminar, describiendo lo que le sucederá a los personajes y cómo será el final.
  • Crear un final alternativo para un cuento clásico de la literatura infantil.
  • Escribir una historia que contenga una serie de palabras que se especifican previamente.
  • Inventar un relato a partir de un dibujo, imaginando lo que puede ocurrir en esa situación.

Estimular la creatividad en la infancia

Estimular la creatividad en la infancia, llevando a cabo actividades como la de la de la invención de cuentos e historias, es fundamental para el desarrollo integral de los niños.

Cabe recordar que la creatividad es una capacidad propia del ser humano que, por desgracia, muchas veces es olvidada por la sociedad. Pero esto no se puede consentir.

Como madres y padres, hay que ofrecer a los hijos, independientemente de la edad que tengan, completa libertad para expresar sus pensamientos e ideas a través del arte y la imaginación, y valorar siempre todo el potencial que estos tienen.