Baby Signing: comunicarse con el bebé a través de signos

12 Julio, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicóloga Ana Couñago
¿Sabes en qué consiste el Baby Signing para comunicarte con tu bebé y cuáles son sus beneficios? ¡Descúbrelo a continuación!

En cuanto los bebés nacen, comienzan a interactuar con el mundo y con las personas que los rodean. Sin embargo, durante los primeros meses de vida, no tienen la capacidad de expresar verbalmente sus deseos y necesidades. Lo cual puede llegar a ser frustrante tanto para los pequeños como para los progenitores.

Pero ¿y si te dijésemos que puedes comunicarte a través de signos con los bebés? ¡Nos referimos al Baby Signing! ¿Quieres conocer más sobre este método? Lee este artículo con atención.

Antes de abordar dicho tema, cabe aclarar que la comunicación signada con los bebés es posible porque estos desarrollan la coordinación ojo-mano previamente a la adquisición y producción del habla. Por tanto, su uso es ideal con niños preverbales.

Papá con su hija hablando mediante el baby signing.

¿Qué es el Baby Signing?

El Baby Signing es un sistema de comunicación aumentativo que consiste en enseñar a los bebés a expresar mediante gestos sencillos las palabras clave de un idioma, de manera que estos pueden comunicarse eficazmente con su entorno antes de desarrollar la capacidad del habla.

A partir de los 6 meses de edad, ya se puede introducir a los niños en el Baby Signing, comenzando por la realización de unos pocos signos y señales, para que vayan comprendiendo su significado y familiarizándose con este tipo de comunicación.

Uno de los primeros autores en difundir este método fue el Doctor Joseph García, quien, a finales de los años 80, afirmó que podría ser beneficioso para los pequeños aprender, desde edades tempranas, a realizar determinados gestos de forma intencionada, a pesar de no presentar ningún tipo de dificultad auditiva. Por lo que decidió escribir y publicar La Guía Completa del Baby Signing.

Además, las psicólogas Susan Goodwyn y Linda Acredolo, en la década de los 90, desarrollaron el Programa Baby Signs y estudiaron la evolución y los avances de un grupo de niños a los que se les enseñó este sistema de comunicación gestual.

A pesar de que han pasado muchos años desde las primeras investigaciones y explicaciones centradas en la comunicación a través de signos en la infancia temprana, actualmente, se ha puesto de moda, y cada vez son más las familias que optan por llevar a cabo esta práctica junto a sus bebés.

Los beneficios de comunicarse con el bebé a través de signos

Hoy en día, se sabe que la comunicación a través de signos no obstaculiza ni limita la adquisición del habla en los más pequeños. De hecho, todo lo contrario; son muchos los beneficios que aporta el Baby Signing en el desarrollo de los bebés.

Papá comunicándose con su bebé gracias al baby signing.

A continuación, exponemos algunos de ellos:

  • Reduce la frustración, tanto del bebé como de sus familiares, quienes pueden comprender con facilidad las necesidades del niño sin que este tenga que recurrir al llanto o a actitudes inapropiadas.
  • Estimula el desarrollo del lenguaje y de la comunicación, tanto verbal como no verbal.
  • Estimula el desarrollo intelectual.
  • Fomenta el desarrollo de la autonomía y la autoconfianza.
  • Promueve el aprendizaje por imitación y observación.
  • Fortalece el vínculo afectivo de los hijos con sus madres y padres, y potencia un desarrollo emocional positivo.

El Baby Signing para la comunicación con tu bebé

Ahora que conoces en qué consiste el Baby Signing y cuáles son sus beneficios, debes saber que este simplemente es un método alternativo de la comunicación y complementario al lenguaje verbal. Pero en ningún momento se considera necesaria su puesta en práctica para el pleno desarrollo del bebé.

Aunque sí es altamente recomendable para empezar a establecer una comunicación funcional con los pequeños, sin tener que esperar a que estos aprendan a hablar. Y tú, ¿qué opinas sobre el Baby Signing? ¿Te atreves a utilizarlo con tu bebé?

  • Acredolo, L. P., Acredolo, L. y Goodwyn, S. (2000). Baby signs: How to talk with your baby before your baby can talk. Random House.