Baby planner: qué es y cómo puede ayudarte

Pedir ayuda a un baby planner puede ser un primer paso para empezar a organizar la experiencia de la maternidad.
Baby planner: qué es y cómo puede ayudarte
Maria Fátima Seppi Vinuales

Escrito y verificado por la psicóloga Maria Fátima Seppi Vinuales.

Última actualización: 08 junio, 2022

La mapaternidad es un universo lleno de incertidumbres, de recomendaciones, de dudas por dónde comenzar, incluso cuando llevemos leídos los últimos libros recomendados.

Si bien cada niño o niña presenta su propio desafío, la llegada del primer hijo a la familia duplica la apuesta y algunos consejos confunden. Por eso, es importante valerse de recursos propios que nos permitan conocernos, informarnos, sentirnos seguras y prepararnos para lo que está por venir.

Siempre habrá una cuota de sorpresa, propia de todo vínculo en pleno desarrollo, pero también hay mucho que podemos hacer para conectarnos con la maternidad y convertirla en una experiencia placentera. El asesoramiento de un o una baby planner puede ser una de esas buenas herramientas, por lo que vamos a contarte de qué se trata.



Baby planner: en qué consiste

mujer encinta sentada en cama anotador cuaderno birome rama olivo brote vida
Antes de la llegada del bebé son muchas las cosas que hay que planear, organizar y anticipar. Por eso, en caso de no poder hacer todo sola, no dejes de considerar la ayuda de una baby planner.

Baby planner es una de las formas en las que se conoce el servicio de acompañamiento y asesoramiento a la maternidad y paternidad. Resulta especialmente útil para quienes transitan estos caminos por primera vez, ya que la experiencia realmente pone a tu mundo de cabeza. Y al existir tantas versiones y consejos respecto a lo mejor y a lo peor en torno a la crianza, es preciso hallar un norte.

En este sentido, un o una baby planner puede aportar una idea general sobre cómo organizarse, ayudarte a establecer prioridades, orientarte en el corto y en el mediano plazo. Cumple un rol clave a la hora de mostrar diferentes opciones y en especial, para ajustar expectativas y desarmar ideas o planes únicos.

Contar con esta ayuda te puede aportar serenidad y calma ante una situación que, de por sí, es estresante. Ahora bien, no hay que confundir la planificación con la rigidez, ya que pensar en el futuro no implica aferrarse a una idea única. Tampoco se trata de “quitarle protagonismo” al padre, sino de facilitar una experiencia para vivirla a pleno.

Es muy importante destacar que el servicio que presta un o una baby planner no reemplaza a otros recursos que preparan a las mujeres para la maternidad. Es decir, no se trata de un proceso terapéutico, ni tampoco reemplaza los controles médicos o con la partera. Puede ser un complemento muy útil y práctico, pero no hay que confundir los roles.

Por último, es cierto que no todas las personas podrán acceder a contratar este servicio profesional. Sin embargo, es bueno poder pensar en alternativas al mismo, como valerse de algún cuaderno o planner para anotar todos los objetivos o tareas que se desean cumplir. También, los recursos y presupuestos con los que se cuenta para poder hacer frente a esta nueva realidad.



Cómo puede ayudarte un baby planner

A continuación, vamos a compartirte algunas ideas acerca de cómo podría resultar útil la ayuda de una persona con expertise en maternidad y crianza.

  • Es una forma de hacer una transición hacia el nuevo rol que deberás ocupar. Si para cada decisión que tomamos en nuestra vida nos preparamos, entonces convertirse en padres no debería ser la excepción. Es también ayudarte a tomar tus propias decisiones, en medio de una vorágine de consejos y de experiencias ajenas.
  • Sirve para tomar contacto con tu estado emocional, para empezar a dimensionar cómo te sientes con el cambio que dará tu vida. Muchas veces, se cree que el instinto maternal se desarrollará de un modo natural, pero se trata de un vínculo único y dinámico que se construye con el bebé, en un momento de revolución y de cambios.
  • Es el punto de partida para reflexionar sobre la crianza y sobre el modelo que quieres aplicar en tu hogar. Muchas veces repetimos modelos de manera acrítica, por inercia, porque siempre lo vimos hacer de ese modo. Sin embargo, detenerse a pensar qué deseamos nos da una oportunidad para tomar nuestras propias decisiones y andar nuestro propio camino.
  • Te ayuda a optimizar tu tiempo, a comprender cuáles son las necesidades que deben ser cubiertas en primer lugar y cuáles son secundarias. Al mismo tiempo, también te puede orientar respecto a los accesorios imprescindibles y los que son menos necesarios. Pues en la necesidad de tener “todo bajo control”, más de una vez se incurre en gastos de elementos que no son útiles.
  • Es una fuente de información actualizada respecto a las tendencias y a las investigaciones respecto a los temas de crianza (el desarrollo infantil, el apego, la lactancia, puerperio, entre otros). Muchas veces, nos dejamos llevar por los consejos de terceros y no indagamos sobre su fuente, lo cual puede llevarnos a cometer errores.
mama y papa con bebe recien nacido en brazos
La llegada de un nuevo miembro a la familia es un evento que acarrea cambios psicológicos, físicos y hormonales, y sociales. Por eso, es importante prepararse para vivirla de la manera más plena.

La importancia de prepararse

La maternidad no implica buscar la perfección. Por el contrario, se trata de construir equipos: con tu pareja (si está presente), con tu familia, con tu red de amigos. También, de reconocer aquellas fortalezas y valernos de ellas, así como identificar las debilidades y afrontarlas.

Por último, se trata de buscar una experiencia de maternidad que se pueda disfrutar, que permita conectar con el bebé que tenemos delante, que se viva como un momento de aprendizaje y crecimiento. Si bien hay cambios, el estrés no tiene por qué superarte en este proceso de adaptación. Convertirse en padres y madres requiere de la capacidad de ser flexibles, adaptables y realistas con el cambio, para que podamos aceptarlo día a día.

featured-post url=”https://eresmama.com/momentos-inolvidables-que-viviras-con-tus-hijos-en-cada-etapa-de-su-crianza/”]



  • Verea, C. P. (2004). “Malas madres”: la construcción social de la maternidad. Debate feminista, 30, 12-34.
  • de María Cáceres-Manrique, F., Molina-Marín, G., & Ruiz-Rodríguez, M. (2014). Maternidad: un proceso con distintos matices y construcción de vínculos. Aquichan, 14(3), 3196-326.