Ayúdale a sorprender a papá con un regalo casero

Agetna 29 diciembre, 2016

Un regalo casero hecho por las manos de un hijo es el mejor de los obsequios. Ya sea que el niño lo confeccione por el cumpleaños de su ídolo masculino, el día de los padres, o cualquier otra ocasión, viene cargado de ingenio y amor.


Ayuda a tu pequeño a confeccionar un regalo especial para su padre, y de paso, participa con él en una actividad divertida y creativa.

Un joyero para papá

Los padres casi nunca reciben de regalo un joyero en el que guardar sus prendas: cadenas, sortijas, relojes…, si tu niño quiere darle un presente útil, delicado y bonito a la vez convídalo a confeccionarle un joyero de plástico.

Materiales

Para hacer el joyero de plástico deben reunir dos pomos plásticos idénticos, de preferencia, los de refrescos con volumen de 2L.

Además de las botellas deben buscar un elástico (cinta elástica) de 5cm de ancho aproximadamente, una presilladora para utilizar sus grapas, tijera, cinta adhesiva de cualquier color y crayones de varias tonalidades.

Fabricación del regalo

Cuando tengan los materiales pueden comenzar con la confección del obsequio.

Pídele a tu hijo que lave las botellas. Toma una de ellas, introdúcele la punta de la tijera por uno de sus lados y recorta el fondo a la altura de 2 cm aproximadamente. Haz la misma operación con el otro pomo de plástico de manera tal que consigas dos fondos idénticos.

base_image

Cuando termines de recortar las bases de los pomos mídelas bien para cerciorarte de que tienen la misma altura. Corrige cualquier imperfección.

Dale uno de los fondos de plástico a tu niño y enséñale cómo pegas la cinta adhesiva por el borde del otro fondo de manera tal que cubres completamente la superficie filosa que quedó luego de recortado el plástico. Ayúdale si lo necesita.

A continuación por un fondo sobre el otro por la parte de los bordes que acabas de forrar con cinta adhesiva. Las dos mitades deben conformar una especie de concha que se abre y se cierra como lo hace la de los moluscos bivalvos. Así quedará el joyero.

Posterior a esto, toma el elástico y recorta dos bandas de 1cm y ½ cada una. Coge una de las tiras y por el interior del joyero pégala a uno de los lados del mismo, de forma tal que la parte superior de la banda llegue hasta la tapa superior del joyero y la parte inferior de la banda quede en la tapa inferior del joyero.

Grapa la banda por sus extremos superior e inferior y comprueba que lo has hecho bien abriendo el joyero. Si cada vez que lo abres el elástico tira de las tapas y el joyero se cierra por sí solo entonces has realizado un trabajo impecable.

Para reforzar el ligamento coloca la otra banda elástica por fuera, comprobando que sea por el mismo lado y de manera similar a como lo hiciste con la banda que colocaste adentro.

Toda vez que tengas tu joyero casi terminado: con la espaciosa capacidad que le ofrecen los dos fondos de las botellas de plástico y el cierre “presurizado” que le otorga seguridad a las joyas que irán dentro, solo queda darle color con los crayones.

Esta parte puedes dejarla completamente a tu pequeño para que él mismo, según su gusto o el de su papá, le dé el bonito acabado que llevan todos los cofres.

mujer-y-nina-abrazando-y-regalondle-a-papa

Otra alternativa para decorar el joyero de papá

Si tu hijo no quiere usar los crayones porque algunos no pintan muy bien sobre el plástico puedes reemplazar los mismos por goma de pegar y partículas de colores.

Te explicamos.

Busca varios papeles o nylon de diferentes colores, de preferencia brillantes.

Con la tijera recorta, recorta y vuelve a recortar los papeles hasta hacerlos bien pequeños.

Pídele a tu hijo que embadurne la parte inferior externa del cofre con bastante pegamento. Con las puntas de los dedos tomen los papeles casi triturados y espolvoréenlos por toda la superficie. Dejen el cofre quieto por algunos minutos para que el pegamento se seque y los papelitos de colores no se caigan. Luego gírenlo y hagan lo mismo por la parte externa superior del joyero.

Toda vez que el pegamento esté seco por completo el cofre estará listo para regalarlo a papá.

Te puede gustar