¿Puedo comer atún en lata durante el embarazo?

No todos los tipos de atún en lata se pueden consumir durante el embarazo. Te vamos a contar cuáles se deben evitar y aquellos cuya ingesta no supone riesgos.
¿Puedo comer atún en lata durante el embarazo?
Saúl Sánchez Arias

Escrito y verificado por el nutricionista Saúl Sánchez Arias.

Última actualización: 15 noviembre, 2022

Durante el período de gestación hay que prestar mayor atención a la alimentación. Ten en cuenta que un error en este punto podría condicionar la salud del bebé y su desarrollo futuro. En este sentido, debes saber que hay algunos alimentos que están restringidos, ya que cuentan con ciertos tóxicos en su interior. Por ello te vamos a contar si es posible comer atún en lata durante el embarazo.

Antes de comenzar, hay que recalcar que los pescados son beneficiosos para la salud en general. Los azules resultan especialmente preciados por su contenido en ácidos grasos de tipo insaturado, que son nutrientes de gran calidad. Además, cuentan con vitamina D en su interior, un elemento deficitario en buena parte de la población. Sin embargo, las variedades de mayor tamaño pueden contener metales pesados.

¿Es posible consumir atún en lata durante el embarazo?

El atún en lata es un alimento recomendado para casi todo tipo de dietas. Sin embargo, no está aconsejado para las mujeres embarazadas por la presencia de mercurio en el interior del animal. Este mineral se acumula en el tejido graso, pasa al feto y puede causar problemas en el desarrollo del mismo. Así lo evidencia una investigación publicada en la revista The International Journal of Occupational and Environmental Medicine.

De hecho, el atún cuenta con concentraciones de mercurio superiores a las de otros pescados azules de gran tamaño, como es el caso del salmón.

Asimismo, hay que destacar que es mejor evitar también otras especies de pescado durante la gestación, como son el emperador, el lucio, el tiburón y el atún rojo. También, es necesario tener cuidado con algunos pescados blancos, como son la merluza y el rape, aunque en este caso el problema tiene que ver con la posible presencia de anisakis en su interior.

El atún concentra mercurio en su interior y a esto hay que sumarle que la lata puede desprender restos de otros compuestos poco beneficiosos para la salud del feto, por lo que es mejor evitarlo durante el embarazo.

Existe una posibilidad de introducir atún en la dieta durante el embarazo

A pesar de que te hemos comentado que lo mejor es evitar el atún en lata durante el embarazo, existe una opción para consumir este pescado de forma segura. Lo que hay que hacer es recurrir a una especie en concreto conocida como atún blanco o atún claro. Esta cuenta con un tamaño bastante inferior al del atún rojo, por lo que la concentración de mercurio en su interior será mucho más baja.

Se trata de un pescado seguro y muy beneficioso para la salud, ya que cuenta con ácidos grasos de la serie omega-3. Estos compuestos han demostrado ayudar al desarrollo del sistema nervioso del niño e incluso, durante la edad adulta, se relacionan con un menor riesgo cardiovascular. Además, previenen la aparición de patologías complejas que cuentan con la inflamación como mecanismo subyacente.

¿Cómo consumir atún de forma segura?

Como has visto, es posible introducir el atún claro o blanco en la dieta de la mujer embarazada. En este caso, lo mejor es recurrir a las conservas y priorizar siempre aquellas que vienen en frasco de cristal por sobre las enlatadas. Eso sí, es necesario leer el etiquetado para comprobar que no cuentan con sal y aditivos en exceso.

Paté de atún

Otra opción es adquirir paté de atún. No es el mejor de los alimentos, pero su perfil de seguridad es elevado, ya que pasa por un proceso de pasteurización. Este comestible aporta proteínas de alto valor biológico y puede llegar a ser beneficioso si no contiene conservantes ni colorantes.

Las empanadas o el paté de atún son dos de las opciones seguras para comer durante el embarazo. En el primer caso, es positivo que el pescado también se combina con otros alimentos como el huevo o las verduras, que son de buena calidad nutricional.

Empanada de atún

La última de las alternativas es la empanada de atún, puesto que normalmente se elabora con atún en lata. Además, combina este pescado con otros alimentos con elevada densidad nutricional, como el huevo y las verduras.

Es posible consumir atún en lata durante el embarazo, aunque no cualquiera

Según lo comentado, algunas variedades de atún en lata pueden consumirse durante el embarazo. Eso sí, es determinante evitar el atún rojo y los otros tipos de pescado mencionados, ya que podrían poner en riesgo la salud del feto.

Ten en cuenta que garantizar un aporte regular de ácidos grasos omega-3 será fundamental para asegurar el buen desarrollo nervioso del niño. Con esta estrategia, se reduce el riesgo de que el bebé padezca patologías del espectro autista al nacer.

Te podría interesar...
¿A qué se deben los antojos durante la lactancia?
Eres Mamá
Leerlo en Eres Mamá
¿A qué se deben los antojos durante la lactancia?

Los antojos parecen ser un asunto exclusivo de las embarazadas. Los hay reales, complejos, extraños e incluso falsos; pero le ocurren a casi todas



  • El-Badry, A., Rezk, M., & El-Sayed, H. (2018). Mercury-induced Oxidative Stress May Adversely Affect Pregnancy Outcome among Dental Staff: A Cohort Study. The international journal of occupational and environmental medicine9(3), 113–119. https://doi.org/10.15171/ijoem.2018.1181
  • Martins, B. P., Bandarra, N. M., & Figueiredo-Braga, M. (2020). The role of marine omega-3 in human neurodevelopment, including Autism Spectrum Disorders and Attention-Deficit/Hyperactivity Disorder - a review. Critical reviews in food science and nutrition60(9), 1431–1446. https://doi.org/10.1080/10408398.2019.1573800