Astronomía para niños: rompiendo límites

Fernando Clementin · 25 diciembre, 2017
Si eres de los que busca actividades nuevas para que su hijo descubra lo que en verdad le apasiona, no puedes dejar pasar la astronomía. Ayúdalo a ver todo lo que el universo le ofrece con las siguientes actividades de astronomía para niños.

La idea de que exista vida en otro planeta o incluso el mero hecho de que haya otros mundos similares al nuestro produce un interés inusitado en los más pequeños. Por eso, la astronomía para niños puede ser más que un pasatiempo: quizás descubran una pasión que muchas personas mantienen de por vida.

¿Quién no se ha pasado horas y horas mirando al cielo en una noche estrellada? Todos, del mismo modo, nos hemos quedado perplejos observando la inmensidad y la belleza de una Luna llena. Y ni hablar de esos fenómenos ocasionales, como el paso de un meteorito o una lluvia de estrellas que más de una vez nos han hecho trasnochar, sentados en el patio.

Si todo esto generan los elementos del espacio exterior en las personas adultas, imagina lo intrigante que resulta para los niños. Muchos de ellos todavía no saben del sistema solar o de la Vía Láctea. Simplemente miran hacia arriba y ven esa inmensidad con tantos misterios para ofrecer. Y si, cualquier quedaría fascinado.

¿Cómo iniciar a los niños en la astronomía?

La astronomía, ciencia que se dedica al estudio de los cuerpos celestes del universo, es una actividad que, inevitablemente, nos obligará a pasar tiempo al aire libre y nos conectará con el mundo que habitamos, pero extrañamente apreciamos. Esto será bueno para los niños, que aman estos momentos, y para padres, acostumbrados a derrochar horas entre cuatro paredes.

Para comenzar, podemos alejarnos de las luces de la ciudad para poder disfrutar mejor de las estrellas. Pasar una noche en el campo sin dudas será el puntapié inicial para despertar la curiosidad de tu hijo hacia la astronomía.

Estos son algunos elementos que pueden ser de ayuda:

  • Tienda de acampar.
  • Provisiones (sobre todo agua, comida y elementos de higiene).
  • Una muda de ropa.
  • Un mapa de las estrellas y constelaciones.
  • Linterna.
  • Brújula.
  • Telescopio (no es fundamental, pero sí que ayuda). También pueden servir los prismáticos de más de 5 aumentos.

Si hablamos de visitas, el planetario es el lugar perfecto para que empiece a entender de qué trata esto de la astronomía. Si tienes uno cerca, no dudes en tomarte una tarde para recorrerlo con tu hijo.

Por otro lado, puedes basarte también en un gran aliado de estos tiempos: la televisión. Puedes encontrar en línea muchas series de astronautas, extraterrestres y todo tipo de contenido relacionado al espacio exterior. El cine y los videojuegos pueden ser igual de útiles.

Además, también puedes jugar con tu hijo (o dejar que él lo haga con sus amigos) a ser astronauta. Clásico juego de la niñez, permite que se imagine viviendo una aventura lejos de la Tierra.

Los juegos son una gran forma de iniciar a los niños en la astronomía.

Actividades de astronomía para niños

El ámbito escolar y las actividades pedagógicas para hacer en casa tampoco se pueden dejar de lado. Las hay de todo tipo. A continuación, describiremos las formas más populares de encarar la astronomía para niños:

  • Artísticas: a través del dibujo o la escultura el niño puede comenzar a reconocer planetas, estrellas y otros elementos relacionados con la astronomía.
  • Modelaje: otra gran idea es construir una nave espacial, que puede ser de papel, cartón o madera. En estos casos, es recomendable la asistencia de un mayor. También pueden experimentar el armado de un reloj de sol, que ayudará a que el niño comprenda sus movimientos y los de la Tierra. Solo necesitarás cartón, papel, tijeras y pegamento.
  • Tecnológicas: a través de los juegos para el ordenador, los vídeos en línea o las aplicaciones para móviles, el niño puede acceder a muchos y muy diversos contenidos sobre los planetas y las estrellas. También encontrarás imágenes nocturnas de la Tierra o podrás calcular cuánto tiempo tardarías en viajar a Marte.
  • Libros y revistas: constituyen otro gran camino para acercarlos a este campo científico. Mediante cuentos, fotografías, adivinanzas y otros tipos de actividades, los niños apasionados por la lectura encontrarán en la astronomía un campo sumamente fértil para dejar volar su imaginación.

“Los niños no saben del sistema solar o de la Vía Láctea. Simplemente miran hacia arriba y ven esa inmensidad con tantos misterios para ofrecer”

Beneficios de la astronomía para niños

En primer lugar, debemos destacar que, como afirma el refrán, “el saber no ocupa lugar”. Podríamos agregar, además, que la diversión tampoco. Entonces, no hay por qué privar a un niño de un buen rato de juegos entretenidos y educativos.

La astronomía para niños los llevará a conocer el mundo que los rodea.

En lo que concierne específicamente a la astronomía para niños, es remarcable que a los más pequeños, que están en proceso de descubrir el vasto planeta en el que viven, les interesa conocer todo sobre todo. Les provocan curiosidad las plantas, los animales y las cosas.

Por otro lado, un aspecto no menor es generar el pensamiento crítico que le permita dimensionar el rol de los seres humanos en el planeta, cómo hemos evolucionado junto con nuestro ambiente y cómo de grande es la inmensidad que nos rodea.

Después de todo lo expuesto, una cosa queda clara: hay un mundo infinito por conocer y explorar, y las herramientas, más que nunca, están a nuestro alcance.