Aprendizaje cruzado o crossover: qué es y en qué consiste

25 Septiembre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la pedagoga María Matilde
Hablamos sobre una metodología innovadora de enseñanza que busca establecer la conexión entre contextos formales e informales de educación: el aprendizaje cruzado.

Según el aprendizaje cruzado o crossover learning, las respuestas a los siguientes interrogantes son afirmativas: ¿Podría un alumno aprender historia del arte visitando un museo? ¿Podrían los niños reconocer algunas especies de plantas saliendo de excursión al campo? ¿Es posible que nociones matemáticas y estadísticas ayuden a adolescentes a planificar proyectos sociales?.

Esto es así, principalmente, porque en todos los interrogantes subyace la idea fundamental sobre la que se asienta un aprendizaje cruzado. La cual hace referencia a la necesidad de establecer una unión entre contenidos que se aprenden en la escuela con situaciones informales, amenas y atractivas para los estudiantes, como condición para que se produzcan aprendizajes verdaderamente significativos.

Niños estudiando en un museo gracias al aprendizaje cruzado.

Crossover learning o aprendizaje cruzado

Se trata de un aprendizaje que pretende unir entornos formales e informales de educación. Así, desde una perspectiva integral de la educación, el aprendizaje cruzado tiene como finalidad establecer conexiones entre los contenidos académicos y los aprendizajes cotidianos. Es decir, pretende vincular el currículo escolar con experiencias fuera del ámbito de la escuela.

En este sentido, en el informe Sharples 2015 se habla del aprendizaje cruzado como un entorno alternativo de aprendizaje fuera del aula. Es un estudio realizado por el Institute of Educational Technology de la Open University del Reino Unido, en relación al crossover learning, en el que se exploran nuevas formas de enseñanza que conecten el aula con el aprendizaje incidental.

En él se afirma que El aprendizaje en escuelas y universidades puede enriquecerse con experiencias de la vida cotidiana; y el aprendizaje informal se puede profundizar agregando preguntas y conocimientos del aula”.

Entonces, lo interesante del aprendizaje cruzado, tal y como indica su nombre, es establecer transferencias y conexiones cruzadas entre contextos distintos de aprendizaje.

Y como indica el informe al que se ha hecho referencia, “estas conexiones funcionan en ambas direcciones”. Es decir, que tanto el aprendizaje académico como el cotidiano se resignifican, enriquecen y profundizan cuando se conectan.

Aprendizaje cruzado para motivar y despertar el interés en los alumnos

Desde un punto de vista motivacional, el aprendizaje cruzado se constituye en una metodología de enseñanza interesante para los educadores porque vincular los contenidos curriculares con otros más cercanos y conocidos por los alumnos es una forma de despertar su atención e interés por el aprendizaje.

Muchos contenidos curriculares propios de un contexto formal de educación pueden aprenderse mejor si se “sacan” fuera del aula. Es decir, tal y como plantea el aprendizaje cruzado, muchas asignaturas escolares podrían ser mucho más atractivas si se las vincula con la práctica.

Con lo cual, existen experiencias cotidianas que, en un contexto de aprendizaje cruzado, son consideradas oportunidades de aprendizaje, como las excursiones al aire libre y por la naturaleza, las visitas a museos, teatros o exposiciones o la participación en fiestas populares.

En todas estas situaciones los alumnos pueden interpretar realidades cotidianas y más estimulantes para ellos, a la luz de los conocimientos que aprenden en la escuela.

El crossover learning y las nuevas tecnologías

En nuestros días, las nuevas tecnologías han provocado cambios en las formas de enseñar y aprender. Gracias a ellas, se han desarrollado y diversificado mucho las opciones de aprendizaje, tanto en contextos formales como en otros más informales.

Con lo cual, tanto dentro como fuera del aula, la tecnología juega un papel clave. Los nuevos entornos virtuales, las plataformas de enseñanza y la educación online se han convertido en nuestros días en herramientas fundamentales para posibilitar y mejorar la formación de las personas.

Niños de la mano cruzando un paso de peatones.

Entonces, cobra mucho más sentido apostar por una metodología cruzada de aprendizaje, apoyada, a su vez, en las nuevas tecnologías, para intentar garantizar a las personas, así, una formación más integral, compleja y permanente.

La necesidad de conectar saberes y contextos formales e informales de educación

Además de la reconocida necesidad de la educación reglada, formal e institucionalizada, en la actualidad, es casi indiscutible también la importancia de los aprendizajes informales, aprendizajes que se producen de forma más natural en cualquier momento y lugar y que, para muchas personas y en muchas circunstancias, son aprendizajes más atractivos y entusiastas.

En general, los aprendizajes informales se vinculan más con el entorno, la experiencia y la práctica de las personas. Responden, en su gran mayoría, a motivaciones intrínsecas, a gustos y a necesidades muy concretas del sujeto que aprende. Y se vinculan con diversos objetivos de aprendizaje, de conocimientos y de contenidos actitudinales y procedimentales.

En la sociedad actual, es importante que en la formación de las personas se contemple tanto una educación formal como una informal. Porque, como sostiene el aprendizaje cruzado, una verdadera formación implica la apropiación de saberes académicos, pero también de saberes cotidianos.

Con lo cual, es muy importante que lo que sucede dentro del aula pueda cruzarse con lo que sucede fuera de ella, en el día a día de la vida y viceversa.

  • Sharples, Mike; Adams, Anne; Alozie, Nonye [et al.] (2015). “Innovating Pedagogy 2015: exploring new forms of teaching, learning and assessment, to guide educators and policy makers”. Open University Innovation Report 4. Milton Keynes: The Open University. Recuperado de https://iet.open.ac.uk/file/innovating_pedagogy_2015.pdf
  • Pereira, S., Fillol, J. y Moura, P. (2019). El aprendizaje de los jóvenes con medios digitales fuera de la escuela: De lo informal a lo formal. Comunicar: Revista Científica de Comunicación y Educación27(58), pp. 41-50.
  • Breuer, H., Baloian, N. y Konow, R. (2007). Integración móvil de aprendizaje formal e informal. In Proceedings of the Interacción 2007 workshop. Zaragoza, Spain. Retrieved from http://www. aipo. es/articulos/1/12437 (v2). pdf.
  • Fernández García, C. M. y Rodríguez Menéndez, M. D. C. (2005). Educación formal, no formal e informal en el Espacio Europeo: nuevas exigencias para los procesos de formación en educación. Aula Abierta, 85. Recuperado de http://digibuo.uniovi.es/dspace/bitstream/10651/26947/1/AulaAbierta.2005.85.45-56.pdf
  • Ballineas, A. N. M. (2011)La familia y el museo como sistemas creativos, propicios para el aprendizaje informal (Doctoral dissertation, Universidad Autónoma de Madrid).