Ansiedad materna durante los primeros meses de vida del bebé

La transición a la maternidad es todo un reto que, en ocasiones, puede generar ansiedad en muchas mujeres. Descubre qué hacer si sientes ansiedad durante los primeros meses de vida de tu bebé.
Ansiedad materna durante los primeros meses de vida del bebé
Elena Sanz Martín

Escrito y verificado por la psicóloga Elena Sanz Martín el 28 noviembre, 2020.

Última actualización: 28 noviembre, 2020

Antes de ser madre, ¿cómo imaginabas los primeros meses junto a tu bebé? Probablemente esperabas un periodo dulce y lleno de emociones positivas. Amor desbordante, ilusión por esa nueva vida que crecía junto a ti, plenitud y satisfacción…

Esta es la imagen de la maternidad que nos venden desde fuera y es por ello que muchas mujeres pueden experimentar una enorme culpa cuando los primeros meses con su bebé se tiñen de miedos e incertidumbre. Sin embargo, la ansiedad materna durante el posparto y en adelante es algo normal y hemos de estar preparadas para afrontarla.

Es cierto que aquellas mujeres que ya han experimentado ansiedad con anterioridad tienen más probabilidad de manifestarla en este momento. Incluso quienes nunca han tenido problemas de esta índole pueden desarrollar síntomas debido a los enormes cambios que conlleva convertirse en madre. En cualquier caso, es importante conocer de dónde proviene ese malestar y qué recursos podemos poner en marcha para aliviarlo.

Mujer con ansiedad materna tras tener a su primer hijo.

¿Cómo detectar la ansiedad materna?

Quienes ya conocen la ansiedad serán capaces de identificar fácilmente los síntomas cuando surjan. Pero para aquellas personas que la experimenten por primera vez puede resultar desconcertante. Incluso es posible que piensen que les ocurre algo a nivel físico. Por ello, es importante tener presentes las principales señales de ansiedad:

  • Síntomas fisiológicos tales como dificultad para respirar, opresión en el pecho, tensión muscular, taquicardia o sudoración. También pueden aparecer somatizaciones en forma de dolor de estómago, de cabeza o cualquier otro que no tenga una explicación médica.
  • Pensamientos recurrentes que abordan a la mujer sin poder evitarlo. Estos pueden versar sobre el estado de salud del bebé, sobre su desempeño como madre o sobre cualquier otro asunto. Pero, en definitiva, se trata de preocupaciones excesivas que generan un gran malestar y de las que no puede librarse.
  • Pueden aparecer conductas repetitivas sin función, como mover repetidamente la pierna o morderse las uñas. También es posible caer en conductas compulsivas como comer en exceso. E, incluso, pueden evitarse ciertas situaciones, como alejarse del bebé por más de unos minutos, para evitar la ansiedad y al preocupación.

¿Por qué se produce la ansiedad materna durante los primeros meses de vida del bebé?

Hay varios motivos que pueden causar ansiedad materna durante los primeros meses de vida del bebé. Todos ellos están relacionados con la transición que supone, a varios niveles, convertirse en madre. Así, entre las principales causas de la ansiedad se encuentran las siguientes:

  • Preocupación por el estado de salud del bebé. El deseo de que el niño se encuentre sano y se desarrolle correctamente puede llevar a la madre a mostrarse inquieta e hipervigilante. Cuando el temor a que algo malo le ocurra al pequeño es desproporcionado o interfiere con su bienestar, la ansiedad hace acto de presencia.
  • Miedo a no estar a la altura de las circunstancias. Ser madre implica hacerse responsable de una vida que depende casi enteramente de una misma. Su bienestar y su felicidad están determinadas, en gran medida, por el desempeño de la madre. Algo que puede desencadenar elevados niveles de ansiedad y miedo a no saber actuar correctamente.
  • Temor a perder la propia identidad. Indudablemente, la maternidad se convierte, desde el primer instante, en uno de los roles más relevantes de la vida de la mujer. Por ello, es común que muchas madres teman que este nuevo papel les absorba de tal modo que les impida seguir desarrollándose como mujeres, esposas o profesionales. En definitiva, temen que su identidad quede reducida al rol de madre.
    Bebé recién nacido.

¿Qué podemos hacer al respecto?

El porcentaje de mujeres que experimenta ansiedad tras tener a su bebé es elevado. Por ello, si te hallas en esta situación, has de saber que no estás sola.

En primer lugar, desecha la culpa; todo lo que sientes en este momento es válido y tu ansiedad no implica que seas una mala madre. Por otro lado, es importante que rebajes el nivel de autoexigencia, puesto que no necesitas ser perfecta para que tu hijo crezca sano y feliz.

Trata de revisar tus creencias y pensamientos y contrástalos con la realidad. Si son poco objetivos o ajustados, sustitúyelos por otros más apropiados. También puede resultarte muy útil aprender técnicas de respiración o relajación para regular tus niveles de ansiedad. Pero, ante todo, sé compasiva contigo misma y busca ayuda profesional si la ansiedad comienza a interferir con tu vida. Tu bienestar es el bienestar de tu bebé.

It might interest you...
9 síntomas que indican que sufres depresión y ansiedad postparto
Eres MamáLeerlo en Eres Mamá
9 síntomas que indican que sufres depresión y ansiedad postparto

Es muy alarmante el aumento de las mujeres que sufren de depresión y ansiedad. La depresión es especialmente femenina y es común en el posparto