Amar a tus hijos no es suficiente, ellos deben sentirse amados

Adrianazul · 3 junio, 2016

Amar a tus hijos no es suficiente, ellos deben sentirse amados, pero la cuestión es: ¿Cómo hacerlos sentir amados? Una buena fórmula es acompañar tus palabras amorosas con actos llenos de amor. Expresar amor –todos los días-  con actos y palabras,  te hará dominar el arte de amar.

Decir te amo y no acompañar esas palabras con acciones, resulta insuficiente tus hijos sientan amados. Atenderlos, bañarlos, besarlos, mirarlos cuando duermen, llevarlos a la escuela, además de las miles de actividades que los padres emprenden para que ellos estén bien tampoco aseguran que se sientan amados.

Entonces viene siempre la pregunta ¿cómo hago sentir a mi hijo amado? Quizás nadie sabe la respuesta, aunque ya Erich Fromm, en su libro El arte de amar le ha develado al mundo que dominar el arte de amar se consigue -como todo arte- con práctica y disciplina, principalmente.

¿Cómo hacer que mis hijos se sientan amados?

En las madres, el amor por sus hijos brota de manera natural. Cuando las madres ven a sus hijos se maravillan que de la unión entre ella y su pareja surgieron esos maravillosos seres.

El amor por una persona que creció durante nueve meses dentro de ti, además de extraordinario es inexplicable.  Estás dispuesta a hacer todo por él, todo lo que no harías por ninguna otra persona, y lo amas,te emocionas con el simple hecho de verlo dormir. ¡Es la criatura más hermosa que has visto! ¿Cómo hacerlo sentir amado? ¿Cómo expresar ese amor que brota naturalmente en ti? Siguen siendo las preguntas.

Hazte estas preguntas todos los días y, por qué no, varias veces al día. Pregúntate siempre ¿cómo hacer para que mis hijos se sientan amados? y verás que las respuestas surgirán todos los días y se manifestarán de diferentes maneras.

A veces los harás sentir amados despertándolos con besitos, para que empiecen el día con amor, preparándoles el desayuno, enseñándoles a atarse los cordones de los zapatos, diciéndoles los bellos que son, lo mucho que los amas.

“El amor es una actividad, no un efecto pasivo; es un estar continuado, no un súbito arranque”.

-Erich Fromm, psicólogo y sociólogo estadounidense de origen alemán-

baby-428395_640

Corregir con amor

Y seguramente por más que ames a tus hijos y que hayas intentado enseñarles con amor y dulzura, habrá momentos en los que tienes que corregirlos, que llamar su atención y ser severa.

Con las reglas se debe ser severa, se debe ser estricta porque es necesario que tus hijos aprendan que las normas no se negocian, que hay que cumplirlas y que cuando se incumplen es necesario rectificar o corregir el comportamiento, sin embargo es posible corregir con amor.

Y, quizás, de nuevo tendrás que recurrir al ejemplo. Se enseña con el ejemplo, es probable que tus hijos, aun cuando los estás corrigiendo, se sientan amados si efectivamente los corriges con amor y le muestras que tú también te esfuerzas por cumplir las reglas y que aunque a veces te cuesta cumplirlas, las cumples porque conoces su importancia.

En ese tipo de circunstancias es imprescindible que actúes de manera consciente, que puedas evaluar con objetividad qué vas a corregir y antes de pronunciar cualquier palabra, responderte a ti misma ¿de qué manera puedo corregir a mis hijos, y que, pese a la corrección, ellos se sientan amados?

El simple hecho de que una persona corrija a otra, denota preocupación por el otro, no obstante la manera en que se hace la corrección hará la diferencia; en ese aspecto la suavidad será tu mejor amiga. Decir las cosas con suavidad te ayudará de gran manera.

mom-1363919_640

Serán siempre tus aliados la suavidad, predicar con el ejemplo, la constancia y la paciencia.

Amar a tus hijos no es suficiente, ellos deben sentirse amados, será una cuestión que te irás preguntando y respondiendo cada día, buscar y encontrar miles de manera de hacerlos sentir amados será una experiencia grata, porque recuerda que las relaciones son recíprocas.

Tu amor, al igual que el de ellos, necesita ser alimentado a diario, y en esa tarea tú, por tener más edad que tus hijos y por ser su madre, llevas la ventaja.

Aun así hay maneras que te ayudan a saber si tus hijos se sienten amados. ¿Ellos te expresan su amor? Seguramente sí, pero como todas las personas, lo hacen a su manera. Fíjate en los detalles, el amor es experto en expresarse con los detalles.