Alimenta su deseo por aprender

Amanda · 7 diciembre, 2015

Todo niño siempre está deseoso por aprender, es normal que sienta curiosidad por conocer cosas nuevas y que intente ejercitar las cosas que ya ha aprendido; esto es algo que ya tenemos ganado, por eso es muy importante que alimentemos este deseo.


Para lograr que los niños estén motivados al aprendizaje es mucho lo que podemos hacer, particularmente enfocados en algo entretenido e interesante para ellos. En tal sentido, a veces los problemas escolares vienen dados cuando el pequeño ha perdido la motivación, cosa que debemos impedir que suceda.

En la primera etapa de la vida los pequeños ven motivaciones en todos lados, quieren repetir los juegos y aquellas cosas que son nuevas para él. No obstante, muchas veces el quiebre sucede cuando llegan a la escuela, porque ahí los conocimientos llegan de manera distinta y no todos los aprendizajes resultan de su interés.

En este caso el reto no es solo de los maestros, quienes deben intentar motivarlos con estrategias innovadoras, sino además para los padres, porque deben promover que sus hijos vayan a clases con entusiasmo y se desarrollen académicamente de la manera correcta.

¿Cómo alimentamos su deseo por aprender?

671636ad0d9a9e4c9bb31141279e14f7

Es una obligación de los padres promover en sus hijos la motivación por aprender, cosas que serán valiosas para la vida. De la misma manera es importante estimular su vocación profesional, alertándolos sobre las diferencias que pueden haber entre una carrera y otra; así como indicarles lo que necesitan saber si desean lograr sus objetivos.

Para conseguir mejores resultados es recomendable conocer cuáles son sus intereses, de manera que esta información nos pueda servir para localizar estrategias destinadas a mejorar cierto conocimiento. A veces es suficiente con identificar las características de su personalidad, a fin de poder utilizar las herramientas más adecuadas a cada quien.

Motivar a los niños para que estén cada vez más deseosos de aprender es posible atendiendo a las siguientes recomendaciones.

  • Es muy valioso innovar en las estrategias que utilizamos para enseñar, sobre todo cuando se trata de conceptos aburridos. Es importante llevar la educación a un plano más atractivo para el niño.
7375ba1c16e2794ef0205a535c5b13d2

  • Recordar lo importante que puede ser el aprendizaje es válido, solo cuando no se hace por medio de sermones interminables. Se aconseja incluir elementos que sean de su interés, como decir que esto le servirá en su carrera elegida.
  • Poner ejemplos que procuren su atención, como comparar tal enseñanza con lo que haría uno de sus personajes favoritos de la tele, algún artista o deportista famoso.
  • Se aconseja no descuidar el trabajo que el niño está haciendo, porque se debe evitar que se canse a mitad de la tarea, recordarle lo interesante que es esta y que debe seguir avanzando.
  • A veces los niños no saben lo valiosa que puede llegar a ser la información que está recibiendo, por eso se debe recalcar que puede ser muy importante e interesante en muchos aspectos.
  • Es recomendable que el niño vea resultados concretos a corto plazo, por eso los objetivos deben estar definidos y accesibles. Cuando los pequeños ven que están obteniendo resultados, se renovará su entusiasmo.
  • Para motivar el deseo de aprender, es necesario que nosotros también estemos motivados. Esto implica que estemos dispuestos a incorporar cosas nuevas y a querer trasmitirlas, pues nuestra disposición al aprendizaje debe verse reflejada en los niños.
  • Es muy importante que los logros sean reconocidos, de manera que él pueda ver que su esfuerzo es recompensado, algo que lo motive a continuar aprendiendo para conseguir el reconocimiento.
  • Diseñar un espacio adecuado a sus intereses; es bueno saber de qué manera responde mejor, si necesita un estímulo especial para trabajar o que las condiciones sean adecuadas.
  • Se recomienda responder a las preguntas que el niño hace, porque esto es síntoma de que quiere aprender y de que se encuentra motivado con algo. También es aconsejable que se les formulen preguntas sobre las cosas a su alrededor, el funcionamiento de algo o su opinión acerca de algún tema en particular.