Alienta a tu hijo a hacer las tablas de tareas

Adrianazul · 3 julio, 2017

La mayoría de los padres tienden mucho a considerar a sus hijos como bebés, por mucho más tiempo del que en realidad deben. Tareas como hacer la cama, recoger sus juguetes o prepararles la ropa, son asumidas por muchos padres aun cuando sus hijos ya tienen una edad en la que podrían hacerlas sin ningún problema.

Si te está ocurriendo, lejos de ayudar a tu hijo, estás perjudicándolo con este tipo de actitud. No lo estás dejando ser autónomo, tampoco lo estás dejando crecer, aprender o ser independiente.

Y quizás sin darte cuenta te estas perjudicando tú también, ya que aparte de las tareas del trabajo y de la casa, haces las de los niños; y eso te llena de estrés, el gran mal que azota a todos los padres sobrecargados de tareas.

Existe una corriente pedagógica que tiene un método llamado “El Método Montessori”, muy reconocido y citado por expertos en crianza y educación en todo el mundo, el cual tiene como pilar fundamental lograr la autonomía e independencia del niño. Por otro lado, expertos, pedagogos y psicólogos abogan por lo mismo: independencia en el niño.

Algunos niños de 4 años en adelante ya pueden vestirse solos, atarse los zapatos, recoger su habitación, poner la mesa, hacer su cama y muchas otras tareas sencillas. Pero, los padres, en muchas ocasiones no exigen a sus niños hacer estas tareas, siendo ellos los responsables de volver al niño perezoso y poco involucrado con los quehaceres del hogar.

tareas 2

Para que tu niño sea responsable, primeramente lo debes dotar de la capacidad de ser autónomo, que sea capaz de hacer sus deberes en el hogar y hacerlos bien. Evidentemente, no puedes exigir a tu niño de 2 años que tienda una cama o a uno de 4 años que saque a pasear al perro, pero cada uno a su edad puede aportar algo para mantener el hogar.

Desarrolla con tu hijo una tabla de tareas

Es muy importante tener en cuenta cosas como la edad y la madurez del niño para exigirle responsabilidades sencillas o las que son un poco más complicadas. Para que te hagas una mejor idea de las cosas o tareas que puede realizar tu hijo, basadas en la capacidad que tiene para hacerlas de acuerdo a su edad, hemos desarrollado una lista con algunas tareas que puedes pedirle al niño.

No esperes mucho tiempo para actuar, tu hijo puede comenzar hoy mismo si se encuentra en alguna de las edades comprendidas a continuación. Puedes incluso diseñar una tabla de tareas con las sugerencias, imprimirla y colocarla en algún lugar visible del hogar, también puede ser una especie de horario que hagas con él.

Puedes reunirte con tus hijos y debatir con ellos sobre las responsabilidades que a cada uno les toca o en qué deben ayudar en el hogar.

De 2 a 3 años

A esta edad, un niño puede ordenar juguetes, regar plantas, recoger su ropa, tirar cosas a la basura, comer solo y guardar sus cuentos.

De 4 a 5 años

Con esta edad, el niño puede poner la mesa, vestirse solo, lavarse y encargarse de buena parte de su aseo, recoger su habitación y, por ejemplo, fregar algunos platos.

De 6 a 7 años

Ya puede poner y recoger la mesa, hacer la cama, barrer y limpiar su cuarto, ordenar su escritorio y preparar su mochila para la escuela.

De 8 años

Un niño de 8 años puede preparar sencillos desayunos, sacar la basura, atender y encargarse del cuidado de la mascota, barrer algunas áreas de la casa, bañarse solo.

De 9 a 11 años

Ya puede preparar algunas comidas completas sin ayuda, sacar a pasear a la mascota, lavar su baño, preparar y elegir la ropa con la que va a salir o cuidar de un hermano menor.

De 12 años

Puede lavar y tender alguna ropa, a esta edad ya puede hacer cierto tipo de compras del hogar, incluso iniciarlo en cosas básicas del planchado de ropa.

Las palabras mueven, el ejemplo arrastra

-Anónimo-

Cómo lograr que los niños cumplan la tabla de tareas del hogar

tareas 3

Hacer que el niño cumpla puede resultar, al principio, una tarea un poco difícil, pero no lo será si eres constante y llevas a cabo estos consejos:

Refuerzo positivo

Es importante que le recuerdes a tu hijo lo bien que está haciendo las tareas del hogar con las que está colaborando. Alabar o elogiar el trabajo de tu niño tendrá un impacto increíble sobre él.

Explícales cómo se hacen las tareas

No puedes dar por hecho que ha de saber hacer algo por más sencillo que sea, explícale como guardar sus juguetes, doblar su ropa o a fregar los trastes. Acompañarles y guiarles en las tareas del hogar es fundamental.

Sé un ejemplo

Si tú eres desordenada, dejas para mañana tus tareas o protestas cada vez que vas a llevarlas a cabo, tus niños imitarán tu conducta y se volverán perezosos.

Ten en cuenta la capacidad de tu hijo

No hace falta seguir al pie de la letra las sugerencias que te hemos dado, tú puedes crear tu propia tabla o lista, teniendo en cuenta las habilidades y capacidades que poco a poco va adquiriendo y cultivando tu hijo.