¡Abraza y embellécete!

Macarena · 20 agosto, 2017

¿Sabías que los abrazos embellecen? ¡Pues sí! Un estudio realizado ha demostrado que uno de los beneficios de abrazar a las personas es la estimulación en la producción de colágeno y la mejoría de la circulación sanguínea, lo cual es un elemento crucial para nuestra belleza. Abraza. No lo pienses tanto. No lo aplaces más. ¡Suéltate!

Muchas veces nos cohibimos de abrazar a nuestros seres queridos, amigos y allegados por una cosa y otra. Generalmente porque no queremos demostrar demasiada efusividad. Pero es importante abrazar a las personas tanto como se pueda. No sólo por el vínculo afectivo que crea y fortalece entre las personas sino porque es beneficioso.

Abrazar a otras personas permite liberar tensión y esto incide directamente en nuestra apariencia. Tanto mejor ánimo tengamos, mejor nos sentiremos y más bellas estaremos. Las demostraciones de amor, afecto y cariño nos liberan, renuevan y rejuvenecen. 

Abraza, porque sí, porque puedes

Aunque no lo creas, los abrazos tienen un efecto sumamente positivo en la salud de los seres humanos. Especialmente en las mujeres. Diversos estudios científicos indican que los abrazos son capaces de prevenir y/o reducir muchas enfermedades en el cuerpo femenino y que además, sus beneficios son aún más evidentes que en los hombres.

Más allá de las emociones y de las edades, las ventajas de estas muestras de afecto son realmente sorprendentes. Así lo demostró el estudio llevado a cabo por la Universidad de Duke, en Estados Unidos.

Por otra parte, los estudios de la Universidad de Carolina del Norte, confirmaron que al abrazar y liberar estrés, se propicia una mayor confianza en nosotros mismos y esto nos hace ver mucho mejor.

El amor es el anhelo de abrazar a una persona con fuerza y estar en el mismo lugar que ella. El deseo de abrazarla dejando fuera al mundo entero. La nostalgia del alma de encontrar un refugio seguro.

–Orhan Pamuk–

Pues, según esta investigación, esta forma de contacto físico propicia un buen desarrollo de las neuronas. Para que éstas no mueran, resulta conveniente estimularlas.

¿La mejor forma de estimular las neuronas? Pues te recordamos la sugerencia: ABRAZA. Así podrás mitigar preocupaciones, dudas y miedos que atentan contra la vida de tus neuronas.

El contacto físico aporta salud y bienestar emocional

Puedes hacerlo hoy mejor que mañana

Abraza hoy, abraza sin miedo. Deja que el abrazo te colme y te renueve. Da el primer paso cuando veas a alguien que quieres y abrázalo. Embellécete junto a esa persona. ¡Qué bien les va a sentar ese abrazo!

Abraza porque sí, porque puedes. Siempre es un buen día para invertir en nuestros seres queridos, en recordarles lo mucho que significan para nosotros y en lo bonita que es la vida compartida con ellos. Abraza porque es importante para ti y para otros.

Tienes más razones de las que pensabas para demostrar afecto.

¡A todos nos hace falta sentirnos amados! ¿Y quién mejor que una mujer para entender mejor el mundo emocional y la importancia de este?

¿Acaso no somos nosotras los seres mejor capacitados para expandir infinitamente nuestra capacidad de amar?

Las 6 grandes ventajas del abrazo

  • La oxitocina -hormona del amor- tenderá a incrementarse. Asimismo, como se constató en la Universidad de DePauw, con el abrazo aumenta la producción de dopamina y serotonina, ligadas a la sensación de felicidad, bienestar y placer.
  • Mejor funcionamiento del corazón. Nuestro organismo recupera el equilibrio al sentirnos reconfortados en los brazos de un ser amado. Es que se activan mecanorreceptores cutáneos (Corpúsculos de Pacini), encargados de reducir la presión arterial. Esto mismo hace que disminuya el ritmo cardíaco.
    En pocas palabras, ese detalle que nos invita a tocar el cielo a su vez se traduce en un menor riesgo cardiovascular.
  • Oxígeno para el organismo. Nuestro organismo comienza a producir así más hemoglobina. Se trata nada más ni nada menos que de aquella proteína cuya función es distribuir el oxígeno. El organismo se regenera, lo que inmediatamente se traduce en mayor energía y vitalidad.

Un día alguien te va a abrazar tan fuerte, que todas tus partes rotas se juntarán de nuevo.

–Alejandro Jodorowsky–

  • ¡Un sistema inmunológico invencible! Según varias investigaciones científicas, los abrazos tienen el inmenso poder de proteger el sistema autoinmune. Favorecen la creación de glóbulos blancos que previenen infinidad de enfermedades. Asimismo, no solo nos brinda más y mejores defensas sino que además nos da energía para evitar todo tipo de infecciones.
  • ¡Adiós, insomnio! Por si todo lo anterior fuera poco, te damos otra razón para que te estreches en cientos de abrazos con esa persona que hace latir tu corazón. Porque estas muestras de cariño también ayudan a dormir mejor. Para un buen descanso, ¡miles de abrazos!
  • ¡Tu autoestima se incrementará! Un abrazo aporta la sensación de bienestar, protección y seguridad necesarios para sentirnos amados y apreciados. De allí que nuestra autoestima se eleve.
  • Menor riesgo de demencia, depresión y ansiedad. Los abrazos estimulan, tranquilizan y equilibran el sistema nervioso central. Tal es así que aquellos abrazos -incluso los dados desde temprana edad- reducen el riesgo de padecer diversas enfermedades neurológicas, como la demencia.