7 cosas que percibe un recién nacido

26 abril, 2016
Si bien es cierto que un recién nacido es un ser humano cuyo organismo aún es muy inmaduro, no hay por qué subestimarlo.

Existe la creencia de que un recién nacido no se entera en absoluto de lo que ocurre a su alrededor. Sin embargo esto se trata de otro de los muchos mitos urbanos que existen alrededor del mundo del neonato.

Por esta razón resulta sorprendente descubrir todo lo que un recién nacido puede llegar a captar a su alrededor.

Gracias a la ciencia, se ha podido confirmar que, tras el alumbramiento, un recién nacido ya cuenta con el potencial necesario para captar estímulos en su entorno.

Si bien es cierto que el organismo del bebé se encuentra en una etapa de inmadurez, en la cual aún le falta mucho por desarrollar, sus sentidos ya están activos y comienzan a presentar una serie de reflejos primarios.

Como padres podemos aprovechar el potencial de nuestros bebés para brindarles mejores oportunidades de aprendizaje y potenciar así su desarrollo de una forma positiva que se traduzca en múltiples beneficios.

7 cosas que puede percibir un recién nacido

1. El rostro de su madre

Aunque su vista no sea del todo nítida aún, un recién nacido puede identificar los contrastes que perfilan el rostro de su madre.

Dado que la madre es quien pasa mayor cantidad de tiempo con el bebé, es el rostro que mejor percibe. Sin embargo el bebé puede percibir también los rostros de las personas que convivan estrechamente con él.

Un recién nacido desarrolla un patrón para poder identificar diferentes rostros.

Un recién nacido también percibe el contacto físico. Caricias y mimos especialmente

Al igual que otros aspectos, los especialistas aseguran que el desarrollo de este patrón de identificación va asociado al instinto de supervivencia.

En otras palabras, el patrón le permite al bebé identificar o reconocer a quienes le ayudarán a sobrevivir.

2. Olores

Desde el vientre materno el feto ya ha tenido sus primeras experiencias olfativas. Esta es la razón por la cual, este sentido se desarrolla rápidamente en un recién nacido. La captación de ciertos olores va relacionada a la supervivencia.

¿Por que el olfato también contribuye a la supervivencia? porque le permite al bebé identificar a su madre, fuente de alimento y protección. Entonces el olor de la madre será algo que el bebé asocie con bienestar y seguridad.

El desarrollo del sentido del olfato les aporta la habilidad para identificar otros tipos de olores y para comenzar a discriminar entre ellos. Así es como comenzará a sentir atracción o repulsión por unos u otros, según sea el caso.

3. Voces

Si bien es cierto que el bebé aún no identifica qué es lo que se está diciendo, sí es capaz de captar voces y diferenciarlas. A través de:

  • El tono.
  • La entonación.
  • Y cómo el sonido se produce en el entorno.

La voz de la madre queda registrada como una frecuencia en su cerebro, gracias a la constancia con la que la escucha.

Aunque pueda carecer de sentido al principio, la voz queda archivada y bien definida como la de mamá. Esto puede evidenciarse a través de las reacciones del bebé cuando ella le habla.

Se cree que ya desde el primer trimestre de gestación, el feto comienza a adaptar su oído y su cerebro al idioma de la madre. Por lo tanto, la captación de voces inicia el desarrollo del lenguaje en el bebé una vez que abandona el vientre materno.

4. Sonidos blancos

Dado que los sonidos blancos tienen un efecto relajante, un bebé puede recordar algunos de estos sencillamente porque están asociados al placer.

Los sonidos blancos generan ondas sonoras constantes, apenas presentan variaciones. Un ejemplo de sonido blanco es el sonido de la lluvia.

El desarrollo de la memoria es crucial en el bebé, ya que le permitirá establecer conexiones en función de lo que experimente a lo largo de su crecimiento.

Los expertos en medicina neonatal afirman que la estimulación auditiva con sonidos blancos (determinadas palabras, frases o canciones repetidas) tanto al feto como al recién nacido, con cierta frecuencia, favorecen su desarrollo. 

5. Formas, luces y sombras

Aunque la visión del recién nacido es algo difusa, poco a poco, sus ojos comienzan a centrarse en elementos claves que le permiten distinguir ciertas formas. En consecuencia puede sentir gran interés por:

  • Franjas.
  • Líneas.
  • Efectos claroscuros.
  • Trazados en cuadros.
  • Esquemas en la escala de grises.

Un recién nacido puede ver formas a 20 – 30 cm de distancia con respecto a sus ojos. Por ello percibe ciertos patrones con mayor precisión que otros.

Por otra parte un recién nacido es capaz de percibir luces y sombras, aunque no tanto aquellas que le sean más lejanas, ya que no las puede enfocar con claridad aún. Sin embargo, a medida que vaya creciendo, su sentido de la vista se irá desarrollando.

6. Movimientos

Por otra parte un recién nacido es capaz de percibir el movimiento a su alrededor. ¿Cómo? Pues de una forma muy sencilla. Ya que los bebés sienten cuándo están acompañados y cuándo no, a partir de ello, se hacen idea de qué se mueve y qué no.

Los móviles decorativos que se suelen colocar sobre la cuna de los bebés (a una distancia de al menos de 35 – 40 cm respecto a donde se acuesta al bebé) son elementos capaces de ayudar a desarrollar la percepción de movimiento de una forma muy sutil.

Los bebés pueden percibir el movimiento

7. Objetos

Un bebé recién nacido depende de sus primeros reflejos. Estos no son más que una serie de mecanismos que permiten establecer contacto con el mundo y acumular experiencias.

Si bien se trata de conductas muy básicas, los mecanismos ayudan a desarrollar la percepción. Los primeros mecanismos-reflejo del ser humano son:

  1. La succión.
  2. La búsqueda.
  3. La prensión.

Todos ellos están relacionados con la primera necesidad del neonato: la alimentación. Por ello los bebés tienden a llevarse las cosas a la boca como forma de reconocer los objetos.

Dado que sus primeros reflejos fueron con el seno de su madre, el bebé buscará repetir la experiencia táctil con los objetos a su alcance. Por ejemplo, con los chupetes.

Beneficios de tener en cuenta estas 7 cosas

A temprana edad, el cerebro humano presenta una gran cantidad de conexiones neuronales que luego van disminuyendo a medida que el organismo madura. Deja atrás los prejuicios y confía más en el potencial de tu bebé.

A pesar de que aún es muy pequeño, sí percibe lo que ocurre a su alrededor y es capaz de captar muchas más cosas de las que imaginabas. Lo que sí nunca está de más es que procures desarrollar la inteligencia de tu bebé.

Te puede gustar