7 consejos para tener una relación sana con mi pareja

Francisco María García · 3 noviembre, 2018
Falta de comunicación, ausencia de diálogo, demasiadas diferencias y hasta violencia física, verbal y gestual. Hay muchos factores que ponen en peligro la estabilidad de la pareja. Para ello, y aunque todo dependerá de cada persona, hay pautas a seguir.

Estar bien juntos y pasar la prueba del tiempo definen el éxito en el amor. Claro que iniciar un noviazgo suele ser mucho más sencillo que mantenerlo. Si ya tienes con quién, seguro que muchas veces te preguntarás “¿Cómo puedo tener una relación sana con mi pareja?”.

Las estadísticas sugieren que todo juega en contra de las parejas. Según estos datos, el 60% de los hombres y el 40% de las mujeres son infieles en occidente. Asimismo, las cifras de divorcios mundiales se han disparado en más de un 100% en la última década.

A esto, debemos sumar el porcentaje de parejas que, lamentablemente, viven situaciones de violencia. No obstante, todavía hay un margen de personas que han logrado tener relaciones largas y bastante saludables. Con los siguientes consejos, todos podremos lograrlo.

7 consejos para tener una relación sana con mi pareja

1. La palabra clave: paciencia

Todos queremos una relación estable, pero pocos lo somos. Entonces, cuando ocurre el primer problema, solemos reaccionar desaforadamente. El que siente la necesidad de libertad vuelve a su vida de soltería, y los celosos explotan por cualquier cosa.

En realidad, la paciencia es clave en las relaciones saludables. Entender que hay diferencias y que el objetivo es seguir juntos a pesar de ellas es central en todo momento. Los grandes amores se pelean, pero saben que esto es perfectamente normal, y hasta sano.

2. Cada quien tiene su espacio

Tener una relación, noviazgo, concubinato o matrimonio no significa que la pareja deba hacerlo todo estando juntos. Por el contrario, cada persona tiene derecho a conservar su espacio para hacer sus cosas: trabajo, aficiones, estudios, etc.

Durante el puerperio es fundamental descargarse emocionalmente con una amiga.

Las relaciones exitosas son aquellas en las que sus integrantes pueden desarrollar su amor con el resto de sus prioridades. De hecho, el compromiso debería ser la seguridad que cada quien necesita para entender el resto de las realidades del ser amado.

3. La pareja debe ayudarnos a crecer

Hay quienes creen que la idea del amor implica dejarlo todo para complacer a quien se ama. A decir verdad, la pareja es más bien un complemento que nos ayuda a desarrollarnos como individuos.

De esta forma, nuestra pareja ideal siempre estará de acuerdo con lo que somos y con nuestros sueños. Quien ama de verdad no pone trabas ni es egoísta. Podríamos entenderlo como una especie de asistente que quiere vernos alcanzar la felicidad.

4. Los celos deben controlarse

Todos tenemos un poco de territorialidad en nuestro corazón. Sin embargo, debemos recordar que los celos y la posesividad son dos de las causas que generan más rompimientos. Una pizca está bien y es entendible, pero en exceso puede ser dañino.

Los celos son, precisamente, ese componente que intoxica a cualquier relación. Nos hacen perder espacios y, al final, la relación pasa del amor a la dominación. En la posesión y la obsesión, nadie puede existir o ser quien es.

“Tener una relación o matrimonio no significa que la pareja deba hacerlo todo estando juntos. Por el contrario, cada persona tiene derecho a conservar su espacio”

5. La comunicación le dará años extra a cualquier amor

Muchos se preguntan “cómo tener una relación sana con mi pareja”, pero pocos son capaces de preguntárselo a esa persona especial. En vez de estar buscando consejos en la internet, lo mejor es preguntarle a la otra parte lo que desea.

La comunicación ha salvado a más parejas que cualquier terapeuta o terapia psicológica existente. Para ello, hay que saber decir las cosas y también escuchar. En ocasiones, tendremos que escuchar palabra que simplemente no nos gustarán.

6. Consejos para tener una relación sana con mi pareja: las diferencias

No todos somos iguales y, si lo fuéramos, qué aburrida sería la existencia humana. Ser diferentes no debe hacernos cuestionar la relación. Aun cuando es bueno tener intereses en común, esto no define el éxito en el amor.

Saber sobrellevar las diferencias es uno de los consejos para tener una relación sana con mi pareja.

En la realidad, existen miles de historias protagonizadas por personas totalmente opuestas. Frente a las diferencias, debemos trabajar tres valores: la paciencia, la tolerancia y el respeto. Si hay cariño, siempre se puede encontrar un punto medio.

7. Siempre debemos ser nosotros mismos

Si no podemos sentirnos libres, lo lógico es que tarde o temprano nos cansemos. Por eso, los buenos matrimonios y parejas son aquellos en los que nadie deja de ser genuino. El amor no puede suponer una traición en contra de nosotros mismos.

Por todo esto, hemos de repetir lo siguiente: “Tener una relación sana con mi pareja pasa por poder ser yo mismo”. Nos referimos a la tan anhelada aceptación, que debe ser total y consensuada. Cuando alguien nos ama por lo que somos, el resto puede ser muy sencillo.