7 consejos de la abuela que no funcionan con los bebés

Amanda · 12 agosto, 2017

Cada bebé es diferente, y no solo eso, también cada madre y el contexto en que se cría al pequeño. Por tal motivo, en ocasiones los consejos de la abuela pueden no ser tan efectivos. Ser madre por primera vez nos llena de dudas, por eso hace falta recibir algún consejo, aun así puede que no sea lo mejor.

Las abuelas tienen remedio y consejos para todo. Tal vez algunos de sus métodos pueden haber funcionado o no en sus hijos, pero definitivamente quieren aplicarlos en sus nietos. Es posible que lleguen a enfrentarse incluso a la opinión de los médicos.

Recibir los consejos de la abuela es una gran dicha, además, como no dudamos de su sabiduría, es lo mejor que nos puede pasar. Sucede que a veces ciertos consejos no son muy factibles, sobre todo porque algunos son más bien mitológicos. Las creencias, supersticiones y curiosidades, están a la orden del día.

Aunque no está de más escucharlos y de vez en cuando practicarlos, no siempre funciona con los bebés. Procuremos que sean seguras para nuestro pequeño y si es posible, divirtámonos intentándolo.

consejos de la abuela 2

Consejos de la abuela que a veces es mejor pasar por alto

Los métodos usados por las abuelas pueden haber quedado de lado debido a los avances médicos y el desarrollo tecnológico. Por tal motivo, ciertas recomendaciones  no le funcionan a nuestro bebé. Veamos algunas de estas.

“Si el bebé toma sereno su caca se pondrá verde”

El sereno parece ser uno de los fenómenos más temidos por las abuelas. En ciertas culturas esa brisa fría del final de la tarde o la mañana, es una especie de amenaza fantasma para el bebé. Según las abuelas, el recién nacido puede enfermar por la acción del sereno. Si bien en cierto que el frío puede perjudicar al pequeño, eso de “hacer caca verde” no parece ser más que un mito.

“Tenerlo mucho en brazos lo malacostumbra”

Las abuelas temen que el bebé se acostumbre a estar en brazos si lo cargamos demasiado. Sin embargo, es uno de los consejos más difícil de seguir. Lo hemos escuchado decenas de veces_ que el bebé no te dejará hacer nada_ pero no es lo que se dice en la actualidad. Contrario a esta recomendación, recientemente se cree que el bebé debe pasar la mayor parte del tiempo en brazos de mamá, y que esto es bueno para él.

“Nada como las uvas pasas para curar el ombligo del recién nacido”

Al parecer, anteriormente se curaba el ombligo del recién nacido por medio de la colocación de fajitas, de uvas pasas o almendras. Sin embargo, la mayoría de estas recetas han pasado a la historia. Los médicos desaconsejan la colocación de fajas ajustadas. Desde luego, también prohíben la colocación de cualquier objeto que pueda causar la proliferación de bacterias en el ombligo.

“Es necesario que los dejemos llorar para que desarrollen los pulmones”

Según las abuelas, los pulmones del bebé se fortalecen mientras más los dejemos llorar. Por eso cuando acudimos a ellos ante el llanto, es común que nos detengan con este consejo. Queremos ir a calmarlos, pero no estamos seguras si lo que dice la abuela es verdad.  Sin embargo, los pediatras aconsejan que sí los calmemos, porque lloran cuando nos necesitan y para comunicarse. Además, no hay estudios que demuestren que llorar ayude a desarrollar los pulmones.

“La leche materna no lo va a llenar, ponle un poco de cereal con leche en un biberón”

Como adultos podemos creer que solo tomar líquidos no es suficiente para saciar el hambre. No obstante, esto es diferente con los bebés. La leche materna es todo lo que va a necesitar para alimentarse y tomará justo lo que le haga falta. Este consejo de la abuela, definitivamente hay que dejarlo pasar. No es conveniente darle de comer productos procesados que no son ideales para el bebé antes de los seis meses de edad.

“Si el bebé tiene hipo, colócale un hilo rojo en la frente”

consejos de la abuela 3

Este consejo es un poco más inofensivo que el anterior, pero igualmente innecesario. Los trucos caseros para quitar el hipo son innumerables, pero en el caso del bebé, este es el más común. Una variante de este remedio, es colocar un trozo de papel húmedo, que vaya usted a saber cómo le va a quitar el hipo. Como es de suponerse, no hay una explicación científica para esto.

“La diarrea y el vómito solo aparecen cuando le salen los dientes”

 

Aunque existen infinidad de causas que ocasionen diarrea o vómitos, las abuelas consideran que la dentición es la única. Estos síntomas coinciden con la salida de los dientes, porque es común que ellos se lleven las manos o algún objeto a la boca por las molestias. Por otro lado, cualquier malestar gástrico puede aparecer por la introducción de nuevos alimentos o alguna infección.

Aunque algunos de estos consejos pueden tener cierto asidero, la verdad es que la mayoría son descartados por la ciencia. Sin embargo, es importante tener en cuenta que las abuelas lo hacen con todo su amor. Pese a ello, es conveniente estar informadas y no arriesgarnos cuando no estamos seguras.