6 tácticas para incentivar a los niños a estudiar en casa

11 Octubre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicóloga Mara Amor López
Los niños y adolescentes salen cansados y no les apetece ponerse de nuevo a realizar las tareas del colegio. Los padres juegan un papel muy importante para motivarlos a estudiar en casa.

Ponerse a hacer deberes después de toda una mañana en clase a niños y adolescentes puede resultarles desagradable. Ellos lo único que quieren es jugar o salir con sus amigos. Por eso, es importante el papel de los padres para incentivar a los niños a estudiar en casa. A continuación, te presentamos unas estrategias para lograr que tu hijo se motive en el hogar.

Es importante que, desde que son pequeños, les infundas unas bases sólidas sobre las que ir construyendo y buscando aquellas técnicas de estudio que mejor se adapten a ellos. Los padres deben ayudarlos en esa búsqueda para que cuando se pongan a estudiar les sea más sencillo.

No olvides que, como padres, es primordial acompañarlos, recomendarles, orientarlos y animarlos, tanto en los momentos malos como en los buenos y especialmente en los difíciles y complejos.

Incentivar a los niños a estudiar en casa: ¿por qué les resulta tan difícil?

A la mayor parte de los niños les cuesta horrores llegar a casa y ponerse a hacer los deberes y estudiar. Los padres, muchas veces, entran en una batalla para conseguir que se sienten y dediquen un rato a repasar lo que han dado en clase.

Chico estudiando en casa con el ordenador.

Ahora esta situación se ha intensificado con la crisis sanitaria que estamos atravesando. Muchos niños tienen que estudiar de manera telemática desde casa y esto les cuesta muchísimo. No hay que olvidar que están en su ambiente, por lo que aumentan las distracciones, que entorpecen la atención sostenida y la concentración, ambas imprescindibles para el estudio.

Una buena motivación facilitará el proceso de estudio en casa. Estar motivado juega un papel importante en la predisposición a aprender, al igual que las emociones, pues son cruciales para un buen aprendizaje. Estar triste, cansado, ansioso o con estrés hará que los niños no quieran sentarse a estudiar. Sin embargo, un niño feliz, contento, tranquilo y descansado sí que podrá hacerlo.

Estrategias para incentivar a los niños a estudiar en casa

Promover la concentración y motivar a los niños a estudiar en casa puede ser un reto, pero no es imposible. A continuación, vamos a ver algunas tácticas que pueden ayudar a tu hijo a estudiar en casa.

Fijar objetivos pequeños y específicos

Para motivar a los niños a estudiar, es importante que establezcáis juntos unos objetivos que no sean demasiado ambiciosos. Para eso, siéntate junto a tu hijo y determinad entre los dos los objetivos que debe conseguir a corto y medio plazo.

Es muy importante que estos objetivos sean alcanzables y posibles porque, de esta forma, se irá motivando conforme los vayan consiguiendo. Por el contrario, si estableces objetivos muy ambiciosos, puede que el niño no los alcance y acabe frustrado y desmotivado, por lo que tampoco querrá estudiar.

Algunos ejemplos pueden ser sacar un 7 en lengua, hacer los deberes cada día de la semana, subrayar cada día las páginas que haya dado en clase, etc. Los podéis poner en una pizarra o en notas adhesivas en su agenda para que vaya tachando conforme va consiguiendo los objetivos. Así, al ver sus logros, aumentará su motivación.

Premiar el esfuerzo

No debes gritarle o reñirle cuando no termine los deberes a tiempo o un examen no lo lleve bien preparado. Lo que debes hacer es destacar los momentos en los que sí lo hace bien para que se sienta importante y realizado. Utiliza frases como: “Enhorabuena, lo has hecho muy bien” o “¡Felicidades! ¿ves como eres capaz de conseguir lo que te propones?”.

Establecer un horario para casa

Al igual que tiene un horario en clase, es importante que establezcáis un horario para casa. Por supuesto, incluyendo tiempo libre para jugar o hacer lo que les apetezca. Una recomendación es organizar cada día de acuerdo a su horario de clase, es decir, si un día ha tenido matemáticas, en vuestro horario destinaréis un rato para hacer los deberes de esa asignatura o repasar.

De esta manera, le ayudarás a que se organice y se motive al ver que cumple su horario y que, además, le queda tiempo libre para hacer lo que más le apetezca.

Incentivar a los niños a estudiar en casa y fomentar su concentración

Dependiendo de las posibilidades de cada domicilio y de la familia, se puede intentar que los niños tengan un espacio fijo en el que poder estudiar, sin que haya distracciones alrededor. Si un chico tiene su propio espacio en el que se encuentra aislado del resto de la casa, su concentración será mayor. Debe disponer de lo necesario para estudiar y no tener que levantarse para buscar el material.

Padre ayudando a sus hijos a estudiar en casa.

Adaptarse al niño

Hay que tener en cuenta que la forma de aprender, las necesidades y los intereses de cada niño son distintas, Si se tiene esto en cuenta, será más fácil motivarlos.

Hay niños que necesitan un ruido de fondo para concentrarse, otros, sin embargo, necesitan el silencio absoluto, otros, estudian moviéndose por la habitación, etc. Por todo esto, los padres no deben imponer una forma de estudiar; hay que adaptarse a las necesidades de los hijos porque cada uno tiene una forma de aprender.

Interesarse por sus deberes

Implícate en sus tareas, pregúntale por sus clases, sus asignaturas favoritas, conoce cuándo tiene los exámenes, preocúpate de si tiene alguna duda con sus deberes para ayudarlo a resolverla… En resumen: acompáñalo si lo necesita e interésate siempre por sus cosas.

En definitiva estas son algunas ideas que puedes aplicar para que tu hijo se sienta motivado para llevar a cabo sus tareas escolares en casa.

No olvides que un niño motivado, contento y feliz, tendrá más facilidad para aprender y ponerse a estudiar. Por lo tanto, un clima agradable en el hogar también jugará un papel importante. Ahora te toca poner en marcha alguna de estas estrategias para ayudar a tu hijo a trabajar en casa.

  • Aguayo, J. E., & de la Serna, M. G. (2006). Motivar a los alumnos y enseñarles a implicarse en el trabajo escolar. Modelo integrado de mejora de la convivencia: Estrategias de mediación y tratamiento de conflictos, 227, 209.
  • Morales González, L. G. (2014). Influencia de los padres de familia en la motivación escolar de los niños y niñas de primero primaria. Estudio realizado en el Escuela Oficial Urbana Mixta No. 66 Pedro Bethancourt jornada vespertina. http://www.repositorio.usac.edu.gt/11981/
  • Pilligua Alarcón, P. (2019). Entorno familiar y motivación hacia el control de tareas en el marco de una intervención ejecutada en la Fundación Nurtac (Bachelor's thesis, Universidad de Guayaquil Facultad de Ciencias Psicológicas). http://repositorio.ug.edu.ec/handle/redug/43690