6 logros del bebé al cumplir un año

Gladys 2 julio, 2017

Después de doce meses, tu bebé habrá experimentado varios logros significativos que te harán sentir orgullosa

Gracias a tu cariño y dedicación, tu chiquitín llegará a su primer año de vida con nuevos comportamientos que te dejarán sorprendida. Día a día te demostrará una inmensa cantidad de logros que definirán su personalidad.

Indudablemente, papá y mamá serán sus principales ejemplos a seguir en esta etapa, donde todo lo que le rodea es nuevo. Esto quiere decir que ellos emularán la mayoría de tus acciones.

Los indicadores del desarrollo te dirán si tu bebé está creciendo con normalidad

En este sentido, la manera en que juega, habla, aprende y actúa nos ofrece varias pistas sobre cómo está creciendo tu retoñito. Estas señales son conocidas como indicadores del desarrollo, que permiten conocer datos importantes sobre la salud general del pequeñito.

Logros de tu bebé al cumplir un año

logros 3

El primer año de los niños está lleno de grandes hallazgos. En esta etapa, el control corporal, la comunicación y la interacción social son los tres puntos más importantes que deberán superar estas bellas personitas.

Para que tengas una idea de la manera en que van creciendo, te contamos acerca de su evolución:

El primer mes: un contacto con el mundo

En las primeras semanas, tu hijo se adaptará al entorno de forma instintiva, por ejemplo, mueve los ojitos hacia la luz, mueve la cabeza y abre la boquita (reflejo de succión), abre los brazos ante sonidos fuertes, etc. Se comunica a través del llanto para decir que tiene hambre, se siente solo, tiene frío o calor.

El segundo mes: una sonrisa a mamá

Algunos estímulos le harán sonreír, como ver a mami. Asimismo, empieza a emitir ciertos sonidos guturales para llamar la atención de las personas, ya que la presencia de otros es esencial en este instante.

El tercer mes: la cabeza en movimiento

Muestra interés por las cosas y comienza a girar en dirección a los ruidos. Los estímulos visuales le encantan. El balbuceo aparece para llenarte de ternura.

El cuarto mes: controlando mi cuerpecito

Ya sostiene la cabeza con firmeza, se mira continuamente las manos, se ríe con frecuencia y no le gusta estar solito.

El quinto mes: balbucear es la especialidad

Le encanta escuchar su propia voz y no deja de emitir sonidos. Se lleva los objetos a la boca, el humor de los demás les afecta y se molesta si dejan de jugar con él.

El sexto mes: la dentición

Es capaz de dar la vuelta por sí solo, agarra el biberón con las manos, muestra preferencia por algunas personas y los dientes se comienzan a notar. Es importante vigilar que no se acerque a los bordes de la cama porque se puede caer.

Cada bebé evoluciona a su ritmo, así que no te angusties por los cambios de otros niños

El séptimo mes: me quedo sentadito

Cada segundo que pasa es un aprendizaje nuevo, puesto que la musculatura es fuerte es un poco más fuerte. Levanta el tronco, se queda sentado por un tiempo, entiende lo que le dices, de los sonidos pasa a las sílabas y utiliza las manitas con libertad.

El octavo mes: la sensación del miedo

La gente desconocida podría causarle recelo, a menos que se acerque con tranquilidad y le hable con suavidad. Muestra sentimientos y se voltea de ambos lados.

El noveno mes: el gateo

Se desplazará por el espacio mediante el gateo. Por supuesto, esto es un proceso que varía en cada niño, pero podrías ayudarle con estímulos interesantes. Lanza juguetes y los busca.

El décimo mes: me pongo de pie

logros 2

Se agarra de cualquier superficie para levantarse; dice bisílabos como “ma-ma”, “te-te” o “pa-pa”; saluda con la manita; y le encanta escuchar nuevos sonidos (dejar caer un adorno o rasgar una revista).

Si ves que algo no anda bien, coméntaselo a tu pediatra de confianza

El decimoprimer mes: estoy cerca de la meta

Ambos podrán comprenderse mejor, dice las primeras palabras y comienza a andar por su cuenta. Entiende frases como “dame esto” o “deja eso”.

El primer año: la independencia

Dar los primeros pasos, tener nuevas formas de jugar, se reducen las siestas, decir adiós es difícil, tienen mayor acceso al lenguaje y referirse a las cosas por un nombre son los seis logros de los bebés en el primer año.

Recuerda que puedes comentarle a la pediatra cualquier situación que no te parezca regular. Guíale con amor siempre, acompáñale y disfruta junto a él la bella experiencia de la vida.

Te puede gustar