La importancia de cuidar bien los dientes desde la infancia

Este artículo ha sido verificado y aprobado por el médico Nelton Ramos el 16 abril, 2019
Zuleyvic Adriana Cuicas · 16 abril, 2019
Cuidar la higiene oral de los bebés ayuda a prevenir muchas enfermedades, no solo las famosas caries. 

Hay padres que comienzan a cuidar los dientes de sus hijos antes de que broten; es decir, antes de que rompan la encía y sobresalgan. Esto viene a ser una acción muy recomendable, aunque desafortunadamente no es común. La mayoría de los padres suele dejar de lado la higiene oral hasta que su hijo tiene más de 6-8 piezas.

Es fundamental llevar al bebé al odontólogo antes de que le broten sus primeras piezas dentales. No es lo mismo detectar y atender una mancha blanca pequeña, que todo un conjunto de síntomas que producen mucha incomodidad y dolor.

La visita al odontólogo

Cuando se tienen dudas acerca de cuándo y cómo comenzar a implementar hábitos de higiene bucodental, lo mejor es consultar con el odontopediatra. El profesional evaluará al pequeño e indicará qué es lo más recomendable para su caso. Por supuesto, lo siguiente será buscar los instrumentos adecuados, es decir, un cepillo y una pasta de dientes infantil.

Ir al especialista antes de que el niño manifieste incomodidad o molestias varias es fundamental. Hay que tener en cuenta que, en general, cuando algo duele es porque ya está enfermo. No hay que esperar a que el niño sienta un dolor insoportable para entender  la importancia cuidar la salud bucodental.

La gran mayoría de los padres ignora que muchos medicamentos pediátricos contienen una gran cantidad de azúcar y carbohidratos fermentables que afectan la salud oral. Por otra parte, también ignoran cómo cepillar a sus niños y otros aspectos básicos de higiene. Consideran que, por ser tan pequeños, no necesitan este tipo de cuidados aún.

Cepillo de dientes de silicona para bebés.

Dado que la boca es un punto fácil para la entrada de microorganismos infecciosos, es importante iniciar la higiene bucal desde temprano.

La atención a los dientes a toda la boca es importante

Cuidar de los dientes no significa solamente prevenir las caries, pues para lograr tener una dentadura sana es necesario cuidar de toda la boca, lo cual implica los labios, las encías, la lengua, las articulaciones y hasta la manera de morder. Todo ello implica hacerle seguimiento constante a la higiene bucal, por eso es importante que los padres comiencen a ocuparse de la boca de su hijo, en general, antes de que le salga su primer dientecito.

La mayoría de los especialistas recomiendan que la primera visita del bebé al médico sea antes de que cumpla los 12 meses de edad. No obstante, los expertos aconsejan que durante el embarazo los padres se informen acerca de cómo cuidar la boca, las encías y los dientes de su bebé. En una sola visita se puede aprender lo necesario para cuidar de manera preventiva los dientes un niño.

A muchos padres les parecerá exagerada esta medida, pero hay que recordar que muchos bebés menores de un año de edad han comenzado a consumir alimentos azucarados porque se los han dado en casa o en sus guarderías.

Quizás esto ocurre porque muy pocos padres saben que hay estudios científicos que han demostrado que las bacterias que están implicadas en la caries dental pueden ser adquiridas por lactantes incluso antes de que los dientes hayan salido.

Mamá y papá son los guardianes de los dientes del bebé

Y así como importa cuidar correctamente las encías y la boca del bebé cuando apenas es un lactante también es importante cuidar de los dientes de leche porque, aunque ciertamente se van a caer, son la antesala para enseñar a tu hijo la importancia de cuidar bien sus dientes.

“Un adulto que pierde su primer molar definitivo demuestra que fue un niño con caries en dientes o muelas de leche”, exponen especialistas  de la Sociedad Española de Odontopediatría, quienes resaltan que es importante cuidar los dientes de leche. Aseveran que hay en cuidarlos  ellos  pero evaluar también cómo se relacionan los dientes, cómo mastican sus hijos, porque estos cuidados determinan el futuro de la salud bucal de tu hijo.

Diagnosticar y tratar estas dolencias lo más precozmente posible es el mejor pasaporte para la salud en la edad adulta; y en ese punto es vital que los padres comprendan que la salud oral es una parte importante de la salud en general, y que deben cuidar de ella desde que el niño nace.

En ese proceso, son los papás que enseñan a los hijos a lavarse los dientes al menos dos veces al día: después de desayunar y antes de irse a la cama. Y son quienes le indican cómo usar una correcta técnica de cepillado, además de  lo crucial que es para sus dientes lavarse después de haber comido dulces.

  • Oral Hygiene for Babies and Toddlers. Australian Dental Association INC. [Online].
  • Association - Early Childhood Tooth Decay (Deterioro dental en la infancia temprana) [Online].