6 accesorios para la lactancia

Corina González 20 junio, 2018
El correcto uso y mantenimiento de los accesorios para la lactancia es tan importante como el acto mismo de amamantar. ¿Conoces cuáles son los más importantes?

Es de gran utilidad el uso de accesorios para la lactancia. Algunas madres a las que se les dificulta la tarea de amamantar ven en ellos el aliado perfecto para salir adelante ante las dificultades de este tipo.

Se debe conocer el adecuado uso para cada uno de estos instrumentos, así como también ciertas normas de higiene que favorecerán la salud tanto del bebé como de la madre. Estos accesorios economizan tiempo, trabajo y ofrecen ventajas como también desventajas.

Un aspecto fundamental en el uso de accesorios para la lactancia es la higiene. Si bien es cierto que las madres siempre son muy precavidas en lo que a la limpieza de los niños respecta, en estos dispositivos hay que multiplicar las medidas de aseo.

Los bebés están expuestos al contagio de ciertas enfermedades por contacto con bacterias o virus debido a la mala higiene de estos elementos a la hora de alimentarse a través del pecho de su madre.

La higiene varía según los accesorios para la lactancia a emplear y la frecuencia con la que se los utilice. Esta debe hacerse como un ritual minucioso, siempre pensando en la salud y el bienestar del bebé .

Tipos de accesorios para la lactancia

1. Tira leches

Funciona como un extractor de leche; se pueden conseguir tanto manuales como eléctricos y es uno de los accesorios para la lactancia más utilizados. Es popular entre mujeres de baja o demasiada producción de leche materna.

En el primer caso, se utiliza para estimular la producción de leche; si el bebé, al momento de alimentarse, succiona y no obtiene buena cantidad de alimento, puede llenarse de gases e incomodarse.

En la segunda situación, se emplea con el objetivo de extraer la excesiva cantidad de leche que pueden producir algunas madres para no desperdiciarla. Luego, esta se almacena en un sitio adecuado para la posterior ingesta.

La leche extraída también puede ser utilizada para la preparación de alimentos para el bebé, como purés, cremas y atoles. No debemos olvidar esterilizar siempre el extractor de leche con agua hervida; así, no se acumularán bacterias que pueden llegar a ser perjudiciales.

El extractor de leche es uno de los accesorios para la lactancia que no pueden faltar.

2. Pezoneras

Por lo general, son elaboradas de silicón y en el mercado se encuentran de distintos tamaños, con la finalidad de que se amolden al pezón de la madre. No deben usarse más grandes que el tamaño del mismo.

Suele pasar que, cuando la madre comienza el proceso de amamantar, sus pezones se agrietan. Esto resulta muy doloroso para ella, ya que no existe un perfecto engranaje entre la madre y el bebé en esos primeros días; las pezoneras protegen de tan doloroso momento.

Lo ideal es que el bebé se alimente directamente a través del pezón, ya que de esta manera estimula la producción de leche en la madre.

3. Compresas frías o calientes

Las compresas calientes se utilizan cuando se presenta dolor intenso luego de amamantar al bebé, lo que ayuda  a reducir la presión en los senos de la madre. Es recomendable colocarlas unos minutos antes de alimentar al pequeño. En el caso de que se presente mastitis, no se recomienda su uso.

Las compresas frías pueden ser utilizadas durante 15 o 20 minutos para aliviar un poco la congestión láctea y prevenir la mastitis. Se deben utilizar colocando un paño como protección, de manera que no se coloquen directamente sobre la piel, pues se podría quemar la piel con el frío.

Para mantenerlas siempre a baja temperatura, se pueden conservar en la heladera.

“Un aspecto fundamental en el uso de accesorios para la lactancia es la higiene. En estos dispositivos hay que multiplicar las medidas de aseo”

4. Biberón

Se recomienda su uso con una mamila anatómica de silicona para evitar malformaciones en la boca del bebé. En ciertos casos, se utiliza para el almacenamiento de la leche materna.

Para un correcto lavado, se debe separar la mamila del resto del biberón y sumergir ambas partes en agua tibia con un jabón muy suave para así remover cualquier resto de alimento.

5. Almohada tipo ‘dona’

Se caracteriza por ser redonda y hueca en el centro; imita la apariencia de una dona. Esta almohada es ideal al momento de la lactancia, ya que el bebé queda a la altura del pezón sin necesidad de que la madre haga mucho esfuerzo sosteniéndolo.

La mujer, así, se mantiene relajada y brinda una excelente postura al pequeño. En la actualidad, forma parte esencial de los accesorios para la lactancia.

El biberón es una opción fundamental dentro de los accesorios para la lactancia.

6. Sostén especial para amamantar

Con este atuendo de ropa interior materna, la mamá no tendrá que desnudarse por completo a la hora de alimentar al bebé. Esto gracias a los broches que permiten abrir la copa y dejar el pezón expuesto. Este sostén beneficia a la madre en cuanto a la posición y soporte de los senos.

Cada uno de estos accesorios para la lactancia hace su aporte para que este hermoso e importante momento sea mucho más placentero, tanto para la madre como para el bebé. Día a día se hacen mejorías en estos implementos o se lanzan otros nuevos al mercado.

Si estás a punto de ser madre, te recomendamos su uso para que tu experiencia de amamantar sea aun más maravillosa.

Te puede gustar