5 enfermedades que se pueden prevenir con el lavado de manos

Amanda · 24 noviembre, 2015

Este tema es muy recurrente, porque el lavado de manos constituye una de las principales medidas de prevención de enfermedades infecciosas; es importante concientizarse de que no es una cuestión de poca relevancia, por eso corresponde enseñar a los niños que lavarse las manos es un hábito que deben preservar por toda la vida.

Además de contribuir a la buena salud de las personas, el hecho de que las manos estén limpias también contribuye a evitar que se propaguen las enfermedades. Si por casualidad estuviéramos en contacto con algún agente contagioso, la limpieza adecuada de nuestras manos podría evitar que enfermemos y que al mismo tiempo podamos enfermar a otras personas.

¿Por qué no nos lavamos las manos?

Si estuviéramos conscientes de todas las calamidades que se pueden evitar con esta simple medida, no habría necesidad de repetir constantemente que lo hagamos. Este debería ser un hábito adquirido a corta edad e incumbe que sea de domino popular; no obstante, aunque todo el mundo sabe la importancia de cumplir con esta norma de higiene, muchas veces no sabe cuáles son las razones reales.

No nos lavamos las manos porque no creemos lo perjudicial que puede ser; tal vez por pereza o porque pensamos que no lo necesitamos porque nuestras manos están limpias. Sin embargo, es preciso que sepamos que los virus, bacterias y contaminantes están por todos lados, incluso en los lugares que se supone que están limpios.

Las enfermedades de tipo infecciosas, pueden propagarse rápidamente y muchas de estas se encuentran asociadas a contaminación fecal-oral; esto implica que el contagio se produzca cuando el organismo contaminante que se halla presente en las heces llega a la boca.

Este hecho, en lugar de alertar a las personas, las despreocupa, pues tal vez piensan que no hay manera de que las heces puedan llegar a su boca. Sin embargo, no consideran que por medio de las manos sea posible. Tener este pensamiento, nos deja desprevenidos a la hora de tener los mayores cuidados después de ir al baño, cambiar un pañal o estar en contacto con los desechos de los animales.

Enseñar a los niños a evitar enfermedades con el lavado de manos es una responsabilidad de los adultos, por eso debemos aplicar las medidas necesarias para que durante su vida temprana desarrollen estas aptitudes. Tanto en la casa como en la escuela existen interminables fuentes de propagación.

5 enfermedades escolares que se pueden evitar con el lavado de manos

Project365/058: Fregando con aliens

 

La escuela es uno de los principales espacios de propagación de enfermedades infecciosas. Pese a que los padres debemos saber que un niño con una condición de salud contagiosa debería permanecer en casa, estos pueden llegar a ir enfermos a la escuela, lo cual pone en riesgo a toda una población de estudiantes.

Enfermedades como la Hepatitis A y la gripe porcina, se encuentran entre los muchos padecimientos que se pueden prevenir por medio de un lavado de manos correcto.
Si enseñamos a los niños a lavarse las manos adecuadamente podemos prevenir estas comunes enfermedades:

1. Molluscum contagiosum

Esta enfermedad se presenta como un sarpullido en la piel, es muy contagioso y su medio de propagación se efectúa directamente por el contacto físico. En el caso de los niños, es suficiente con que toquen algún objeto que haya sido contaminado.

En estos casos es imperante el lavado de manos con abundante agua y jabón, además se debe recomendar a los niños, no compartir sus objetos personales.

2. Neumonía errante

Es una variante de la neumonía que aqueja principalmente a niños y adolescentes, es común en etapa escolar y se infesta a través del contacto con una persona contaminada. Este virus puede llegar a los niños por medio del estornudo o la tos de otra persona, por lo cual la propagación también se evita manteniendo una adecuada higiene de las manos.

232363033_d0d240ffc6_n

3. Infección por estreptococos

Esta infección afecta particularmente a la garganta, es provocada por una bacteria que causa la inflamación de la mucosa y es altamente contagiosa. Niños que estén en contacto con el virus pueden contagiarse fácilmente y al compartir sus objetos personales, pueden llegar a propagar la enfermedad con mayor rapidez.

Si promovemos el lavado de las manos en los niños, podemos conseguir que aunque puedan haber tenido acercamiento con el virus, este pueda ser apartado con agua y jabón.

4. Conjuntivitis

Esta es una enfermedad muy contagiosa, que afecta los parpados y los ojos, por medio de la inflamación. Este virus causa picor y secreción, lo cual provoca que el niño o quien lo padezca, se toque los ojos y lo propague a través de las manos.

Una adecuada higiene, evita que el virus llegue a nuestros ojos. También es recomendable que se inste a los niños a no compartir los objetos personales con otros niños, especialmente los anteojos, maquillaje o toallas.

5. Hepatitis A

Es una enfermedad infecciosa que afecta al hígado, es básicamente una inflamación o irritación de este órgano, la cual podría llegar a causar un daño permanente. El virus que causa la hepatitis A, se encuentra presente en las heces de personas infestadas, por ello es imperante le lavado de las manos.