5 consejos para las primeras semanas como madres

Acabas de ser madre y te acabas de dar cuenta ya en los primeros momentos que las cosas no son como te imaginabas. Aunque estás muy feliz por tener a tu bebé entre los brazos, te encuentras cansada o un poco deprimida. Te recomendamos cinco consejos para estas primeras semanas que seguro te vendrán bien.

De repente piensas que te va a resultar muy complicado adaptarte a esta nueva vida que tienes por delante. Por eso te van a venir bien estos cinco consejos que te recomendamos para vivir tranquila tu maternidad las primeras semanas. Tienes que tener en cuenta que nadie nace sabiendo ser madre, pero seguro que tu instinto maternal te ayudará a saber qué tienes que hacer en cada momento.

Consejos para las primeras semanas

Siempre los consejos de nuestra familia y amigos nos vendrán bien a la hora de superar los pequeños contratiempos. Incluso puede contactar con otras madres que hayas conocido en el curso de preparación al parto o que hayan formado un grupo de madres. Seguro que te ayudará que te cuenten su experiencia y que intercambiéis dudas y preguntas.

Nosotros por si podemos ayudarte, te contamos estos cinco consejos para las primeras semanas que seguro que te vendrán bien.

Duerme

Uno de los consejos más importantes para las primeras semanas es que duermas cuando lo haga tu bebé. Si no lo haces pronto notarás el cansancio porque es muy difícil descansar si cada tres horas tienes que darle de comer, cambiar el pañal, quitarle los gases, dormirle… Seguro que al principio te resultará imposible dormir a cualquier hora pero tu cuerpo pronto te lo pedirá. Piensa que tu cuerpo es una pila que también necesita recargarse cada tres horas. Dormir es muy importante para recuperarse pronto.

No te preocupes si te sientes triste

Es muy normal que las madres se sientan tristes en las primeras semanas después del parto. Es una de las consecuencias de los cambios hormonales y debes saber que pronto pasará y volverás a ser la misma.

Si tienes ganas de llorar en cualquier momento o si crees que la situación te va a superar, no te preocupes ya que es normal en las primeras semanas. Eso sí, si después de un tiempo te sigues sintiendo triste, tendrás que consultar con tu médico de cabecera o con el psicólogo.

madreybebé

 

No te ahogues: Pide ayuda

Las primeras semanas los padres viven un verdadero maratón: lactancia, biberones, pañales, ropa para lavar, sueño, cólicos… A veces están tan cansados que no saben cómo descansar y hacer todas las tareas de la casa. Además esto se complica si el bebé tiene más hermanos que también demandan nuestra atención y ayuda.

No dudes en pedir ayuda a tu familia e incluso a algún amigo/a de confianza para asuntos puntuales. Seguro que están dispuestos a hacerte la compra, a comprar alguna medicina que necesitáis o a ir a por el hermanito a la guardería. Acabas de ser madre y necesitas que te cuiden y te ayuden.

No dudes tampoco en aplazar alguna visita si en ese momento no te encuentras bien o no es el momento adecuado. Es habitual que la familia y los amigos quieren conocer al bebé pero muchas veces en las primeras semanas estarás agotada.

No te preocupes por el peso

Es muy difícil bajar de peso y volver a quedarte como antes del embarazo en las primeras semanas. Lo normal es que lo vayas bajando poco a poco a lo largo de los próximos meses.

Además no es buena idea ponerse a régimen ahora porque en esas primeras semanas te tienes que recuperar físicamente del parto y mantener una dieta sana. Lo mejor es ir adoptando hábitos de comida saludable en cuanto podemos.

paseobebé

También es bueno hacer ejercicio poco a poco en los próximos meses. Para empezar es una buena idea pasear todas las mañanas o las tardes con tu bebé para recuperarte. No solo será bueno para tu línea sino que también te ayudará a relajarte y disfrutar de tu maternidad.

Disfruta de tu bebé

Recuerda que nunca volverás a disfrutar de estas primeras semanas con tu bebé y que tienes que disfrutarlas. Dale todo el cariño que puedas y disfruta de sus siestas, sus paseos, sus sonrisas, sus miradas, sus bostezos… No lo olvides: es uno de los mejores momentos de tu vida. Disfrútalo.

 

Categorías: Bebés Etiquetas:
Te puede gustar