5 consejos para enseñar a los niños a cuidar del planeta

Muchos padres están preocupados por el deterioro progresivo de nuestro planeta. Les gustaría enseñar a sus hijos a cuidar y respetar el medio ambiente. Es importante que los niños se conciencien de problemas como el aumento de la contaminación, la conservación de la biodiversidad o el cambio climático.

Por eso una buena idea es desde pequeños ayudarlos a adquirir hábitos positivos que ayuden a mejorar el medio ambiente. Los niños son los adultos del mañana y de su actitud dependerá ese cambio climático.

Si los niños adquieren desde pequeños sencillos hábitos que mejoren nuestro entorno, seguro que se concienciarán de los problemas del medio ambiente. Los niños tienen que aprender a reciclar, a no contaminar y a ser responsables con la naturaleza.

planeta

No derrochar el agua

El primer consejo es enseñar a los niños a valorar el agua. Es importante que no malgasten el agua en la vivienda cuando se lavan las manos o los dientes por ejemplo. Tienen que aprender a no dejarse nunca el grifo abierto si no están utilizando el agua. Una buena idea es acostumbrarlos en cuanto ya tienen la edad adecuada a ducharse en vez de bañarse.

También es importante que aprendan a apagar la luz de habitaciones cuando salen de ellas. Intenta que se den cuenta de la importancia de ahorrar energía eléctrica en casa. Una buena idea es enseñarles con libros o vídeos cuál es la importancia del agua y la energía. Tienen que aprender a no derrochar ni el agua ni la energía eléctrica. Tienen que saber de dónde viene el agua que beben y con la que se lavan todos los días.

Aprender a reciclar para cuidar el planeta

El segundo consejo sería acostumbrarlos a no tirar la basura en el campo cuando van de excursión y por supuesto no arrojarla a ríos o lagos. Tampoco cuando organizan fiestas o cumpleaños en los parques o en la playa en verano.

Tenemos que enseñarles a usar las papeleras y a reciclar los residuos en nuestra vivienda. Si los niños nos ven desde pequeños que los padres reciclamos en casa lo harán seguro en un futuro. Tienen que aprender que existen contenedores diferentes para cada tipo de basura según su material. Los niños tienen que aprender a separar la basura para echarla en cada contenedor.

Podemos además enseñarles a reciclar tarros o envases y hacer con ellos juguetes o macetas. Seguro que se divertirán pintando estos estos objetos y convirtiéndolos en algo útil y bonito.

strawberries-660432_960_720

Crear un huerto casero

Otra buena idea es hacer en casa toda la familia un huerto casero. Los niños podrían sembrar, plantar, regar y cuidar vuestro huerto. Lo ideal que planten frutas o verduras que luego ellos puedan consumir en casa. Manzanas, fresas, lechugas, tomates o pimientos con los que seguro podréis hacer comidas divertidas.

Necesitaréis macetas, tierra, sustrato y un espacio en la terraza o en el interior de la vivienda si carecemos de un balcón. Es importante que aprendan a no malgastar el agua en el huerto urbano y que solo utilicen la necesaria.

Excursiones en familia

Para que los niños conozcan la naturaleza podéis también organizar excursiones en familia a bosques, granjas o jardines botánicos cercanos a nuestra localidad. Seguro que en vuestra localidad hay lugares interesantes para que los niños aprendan a respetar la naturaleza.

Los niños podrán conocer animales de la granja y conocer su utilidad en nuestra vida diaria. Seguro que disfrutarán cogiendo los huevos de las gallinas u ordeñando las vacas de la granja. Es importante que los niños conozcan de donde vienen los alimentos y el papel que tienen los animales en nuestras vidas.

Cuidar a las mascotas

Otro consejo es que aprendan a cuidar a los animales de compañía. Si los niños quieren tener una mascota tienen que cuidar de ella desde el primer día. Tienen que aprender a darles de comer, de beber, acompañaros cuando la llevéis al veterinario, sacarla a pasear si lo necesita.

No solo tienen que disfrutar de los momentos divertidos sino que también deben ser responsables de su mascota en todo momento. Por supuesto tienen que tratar a su mascota bien y no hacer nada que las pueda molestar o hacer sufrir. Los niños tienen que disfrutar de su mascota pero entender que es un juguete y que tienen que ser responsables de su cuidado.