Enseña a tu hijo a ahorrar agua

Agetna 29 marzo, 2016

Ahorrar agua no significa carecer del líquido, sino utilizarlo de manera racional, precisamente, para que nunca nos falte.


Enseña a tu hijo a ahorrar agua en casa y explícale la importancia que tiene la misma para la vida y el desarrollo de las sociedades.

Cambia los estilos de vida para que ahorren agua sin notarlo

Mamá, sabemos que el ahorro de agua puede convertirse en uno de esos puntos que agobian.

Encima de todos los contratiempos que la cotidianidad nos tiene reservados, no resulta nada grato cargarnos con una obligación extra, ¿verdad?

Sin embargo, existe una fácil manera de usar agua de manera racional sin tener que preocuparnos por ella cada vez que abrimos una pila.

Y esa manera es la de cambiar los estilos de vida de toda la familia para que vivamos ahorrando agua sin que tengamos que recordarlo a cada instante.

Los malos hábitos se pueden cambiar en casa siempre que todos pongan de su parte.

A continuación, te decimos cómo.

Desde bien pequeñito enseña a tu hijo a lavarse los dientes con la pluma de agua cerrada. Indícale que debe abrirla solo cuando va a enjuagarse la boca y no desde que comienza a cepillarse.

A la hora del baño es recomendable que veles porque la ducha no quede goteando.

drip-921067_640

La frase de: “gota a gota el agua se agota” puede ser una buena manera de recordarle que debe usar el agua de manera eficiente y nunca malgastarla porque cada gota importa.

Mientras se enjabona pídele que mantenga el flujo cerrado.

Si tienes piscina en casa enséñale al niño que debe enjuagarse antes de entrar en ella, no orinar o ingerir alimentos que puedan ir a parar al agua y alterar su composición.

De esta manera evitarás cambiar el preciado líquido de manera regular.

Coloca perlizadores de agua en todas las pilas de la casa y explícale al niño que estos dispositivos sirven para limitar el flujo de agua que sale de ellas.

De igual forma, hazte de termostatos de ducha para cada uno de los baños de la vivienda.

Los termostatos para duchas son mecanismos que regulan la calidez y cantidad del agua para que se mantengan constantes durante el baño.

Si tu hijo va a servirse agua para beber que aprenda solo a llenar el vaso con la que va a tomarse.

Y por último, pero no menos importante:

El jugar con agua en un patio trasero es un pasatiempo sumamente entretenido para un niño.

Si vas a permitirle esta diversión vela porque lo haga en donde los árboles también puedan gozar de la fiesta.

Enseña a tu hijo a ahorrar agua

Mamá, haz tuya esta explicación y hazle entender al niño cómo el agua potable se está acabando y por qué debemos ahorrarla.

a5a6e5

Presta atención:

Las fuentes de agua dulce se extinguen por día, aun así, puedes preguntarte: Si el agua realiza un ciclo y no sale del globo terrestre ¿cómo es posible que se acabe?

Te respondemos.

El agua que es potable, es decir, aquella que es apta para el consumo humano y de otros organismos terrestres, se está contaminando.

Los contaminantes más comunes son el agua de mar, los desechos industriales, los fertilizantes que se les añaden a los cultivos, los desechos orgánicos y los minerales como el petróleo.

Como la potabilización de esa agua contaminada demora mucho tiempo y su ciclo natural no da abasto para purificarla, cada vez hay menos fuentes de agua dulce en el planeta.

Sin embargo, estas no son las únicas causas que tiene la escases del agua.

El suministro de agua potable también disminuye por las fuertes sequías.

Por si todo lo anterior fuera poco debes saber y, sobre todo explicarle al niño, que la población, en constante aumento, utiliza cada vez más cantidad de agua.

El ser humano común, con su derroche, es un ente muy dañino en lo que al agotamiento del líquido se refiere.

Pero solo una pequeña parte de la población que hay en todo el mundo cuenta con el agua potable suficiente para vivir. Y es, precisamente esa minoría, la que derrocha las fuentes de abasto.

Mamá, a medida que el agua potable es más escasa hay mayores posibilidades de que se convierta en un pretexto de conflicto mundial.

Para su propio bien, haz que tu hijo sepa todo esto.

Te puede gustar