5 claves para superar un examen tipo test

Analizamos una serie de claves para superar un examen tipo test, dado que muchos estudiantes de muy diversas edades, desde niños a adultos, sufren ante esta clase de pruebas.

Escrito y verificado por el educador infantil Pedro González Núñez el 03 Febrero, 2021.

Última actualización: 03 Febrero, 2021

Seamos sinceros: a nadie le suele gustar hacer exámenes. De hecho, uno de los que pone más nerviosos a los examinados es el examen tipo test. Ahora bien, si se ha estudiado, no hay que temer al suspenso. El problema viene cuando no se ha preparado la prueba como se debe y a conciencia.

Sea como fuere, los exámenes tipo test tienen su pequeño truco. Recuerda que son esas pruebas en las que aparece un enunciado y diversas respuestas posibles. El alumno o examinado elegirá la que considere correcta.

No obstante, este tipo de exámenes, dependiendo del profesor o examinador, puede provocar ciertos nervios en los chicos. A veces, los enunciados pueden ser algo enrevesados. También se da el caso en el que algunas respuestas son muy parecidas y los chicos dudan. Igualmente, podría ser que haya demasiadas opciones para responder, lo que también provoca confusión y dudas.

Pero recuerda que si has estudiado, nada tendrás que temer, ya que es casi seguro que aprobarás. Y, para que lo tengas más claro, te damos esta serie de claves que, tanto si eres alumno como si eres una madre preocupada por el rendimiento escolar de su hijo, te serán de gran ayuda en este trance escolar.

Los exámenes tipo test

Como ya sabrás, un examen tipo test es aquel en el que las cuestiones que hay que responder constan de un enunciado y la respuesta se tendrá que seleccionar entre diversas opciones, por lo que habrá que elegir una, o tal vez varias, según la decisión del examinador, aunque lo habitual es que la respuesta correcta sea solo una.

A veces, aunque se haya estudiado, las dudas pueden aparecer cuando varias respuestas son parecidas, cuando se ha de decidir entre muchas opciones posibles o bien cuando cada contestación fallada resta puntos para la nota final.

También aparecen dudas cuando se ha estudiado poco y cuando se sienten muchos nervios. Desde luego, este tipo de pruebas penaliza bastante la improvisación. Y es que, en comparación con los exámenes de desarrollo, muchos estudiantes consideran que tienen más opciones al escribir, divagar o explayarse a gusto, aunque no tengan la materia muy bien estudiada. Es decir, creen que da más pie a la subjetividad y a la interpretación del profesor.

¿Cómo superar un examen tipo test?

Veamos algunas claves que te pueden ayudar a superar los exámenes tipo test. Ya verás que es mucho más sencillo de lo que parece.

Estudio activo

Comencemos por el estudio activo. ¿En qué consiste? Desde luego, no en leer todo y en tratar de memorizar un exceso de contenido. Solo se trata de identificar el contenido importante y destacar los conceptos clave y la información realmente relevante.

Simulacros

También es útil realizar simulacros. La mejor forma de controlar el examen tipo test es hacer muchos. Así, irás adaptando la forma de leer enunciados, el ritmo de respuesta para que no te falte tiempo, etc. Además, interprétalo como una prueba real, así no fallarás.

Lee detenidamente las instrucciones en un examen tipo test

Antes de empezar a responder, lee con atención las instrucciones, si las hubiera. De lo contrario, escucha bien al docente o, si te quedan dudas y no hay explicación alguna, pregunta hasta que tengas toda la información. Has de saber con seguridad cuánto tiempo tienes para acabar el examen, cuánto vale cada respuesta correcta y cuánto resta la equivocada, si puede haber varias opciones válidas, etc.

Detente en cada pregunta

Primero, es conveniente que eches un primer vistazo al examen en general. Después, detente en cada pregunta dependiendo del tiempo del que dispongas para acabar la prueba. Has de leer detenidamente cada enunciado. Si no te queda claro, lee otra vez.

Ve a lo seguro

Es decir, primero, responde todas las preguntas que sí tienes claras. Las difíciles las puedes dejar para el final y, si no te fías o te pueden restar nota, es mejor no arriesgar y no responder.

Después de contestar a las que consideras fáciles o que sabes, ve a por las más complicadas, pero que no te generen dudas. Así pues, las dudosas serán las últimas y, como ya hemos comentado, si no las tienes claras, quizás sea mejor no responder nada y no arriesgar. Tú decidirás.

Recuerda, una vez hayas acabado y hayas puesto en práctica estas 5 claves para superar un examen tipo test, repasar toda la prueba para comprobar que no has cometido error alguno. ¡Suerte! Seguro que apruebas.

Te podría interesar...
Eres MamáLeerlo en Eres Mamá
Cómo ayudar a tu hijo a superar el estrés de los exámenes

Si quieres que tu hijo supere el estrés de los exámenes y no sienta demasiada ansiedad, ayúdale con estos consejos que te serán muy útiles.



  • Bes-Rastrollo, M. (2016). Cómo preparar un examen tipo test. Pamplona: EUNSA. Ediciones Universidad de Navarra SA.

Licenciado en Comunicación Audiovisual por la Universidad Europea de Madrid (1999). Técnico superior en Educación Infantil (CEAC, 2013). Autor de la novela La Piedra del Diluvio (2016). Desde enero hasta agosto 2013 trabajó como educador infantil y monitor en CPEP La Caracola y la Escuela de Verano de CPEP La Caracola (Águilas, Murcia). Trabajó como escritor freelance en Animaciones Infantiles Aeiou. Redactaba textos para VContenidos, RM Canales Interactivos S.L., Nimúu Cultural, AME (Asesoría ética y jurídica), Blasting News, Páginablogs, Procurador Lorca, spoots.com, InboundCycle, agencia Roiting, Sanitaspromosalud, Zinkers. Además de redactar, fue community manager, corrector de estilo y responsable de comunicación en algunos de los proyectos mencionados.