5 claves para educar a tus hijos en siglo XXI

Este artículo fue redactado y avalado por la psicóloga Silvia Álava Sordo
19 junio, 2019
Constantemente nos vemos bombardeados por todo tipo de información sobre cómo educar a los niños. Como padres, es necesario conocer algunas claves que nos ayuden a educar a nuestros hijos de la manera adecuada.

Hoy en día vivimos en un momento en el que los padres están más formados que nunca, pero a la vez en el que más dudan sobre la correcta educación de sus hijos.

¿Alguna vez te has sentido que no llegas a todo? ¿Que no puedes asimilar todo lo que escuchas sobre educación y, sobre todo, que estás hecho un lío porque recibes mensajes contradictorios?

Si tu respuesta es sí, no te sientas culpable, estás en la misma situación que la inmensa mayoría. La sociedad, por un lado, nos impone que seamos unos padres perfectos y, sin embargo, no lo pone nada fácil fomentado conductas nada apropiadas para los hijos, como un consumismo creciente, el estrés, la ansiedad por llegar a todo…

Para intentar contrarrestar esa presión, te propongo 5 claves que te ayudarán a educar a tus hijos en el siglo XXI correctamente:

Claves para educar a tus hijos en el siglo XXI:

1. Interés

Si has llegado leyendo hasta aquí, estás de enhorabuena, ya cumples el primer criterio para educar a tus hijos en el siglo XXI de la mejor forma: el interés. Interés por hacerlo bien, por formarte, por saber qué es lo que más les conviene.

Es cierto que sobre educación todo el mundo opina, pero el que más sabe sobre tu hijo o tu hija eres tú, su padre o su madre: qué le gusta, qué le conviene y que no… ¡Confía en ti!

¿Deben los padres ayudar a los niños a hacer los deberes?

2. Sentido crítico

Sé crítico con las opiniones de los demás. En educación no existen las leyes universales, lo que vale para un niño puede que no valga para otro; ni siquiera en ocasiones dos hermanos necesitan las mismas cosas. Se trata de hacer un traje a medida para cada familia y para cada hijo o hija.

Sin embargo, los expertos sí que sabemos que determinados estilos educativos permiten, por ejemplo, desarrollar mejor las competencias socio-emocionales, las habilidades sociales, el ser más autónomos y seguros…

Por eso el segundo criterio que se debe desarrollar es el sentido crítico. No te creas todo lo que leas, infórmate de quién habla y de si dicha persona está acreditada para hacerlo. Una cosa son los hechos y otras las opiniones. Opinar puede hacerlo todo el mundo, pero te invitamos a hacer caso solo de los hechos que estén avalados empíricamente.

3. Tiempo

Sin lugar a dudas, a fecha de hoy, el mayor enemigo para educar correctamente a nuestros hijos es la falta de tiempo. Para educar hace falta tiempo, tiempo para aprender, para repetir si es necesario, para equivocarnos sin que sea un drama… y sobre todo, tiempo para estar en familia.

Es cierto que los psicólogos siempre hemos defendido que lo importante es que sea un tiempo de calidad, sin distractores centrándonos en estar aquí y ahora, solo contigo, pero se deben de cumplir unos mínimos de cantidad.

4. Paciencia

Si antes comentamos que la clave para educar es el tiempo, unido a ello debe estar la paciencia. Cada niño aprende a su ritmo, hay que enseñarle, alentarle… y sobre todo tener paciencia para no decaer antes de recoger los frutos.

Los padres millennials son muy diferentes a las generaciones anteriores.

5. Perseverancia

La perseverancia es una fortaleza muy relacionada con el logro de nuestros objetivos, y qué mejor objetivo que educar a nuestros hijos en ella, que aprendan a tolerar la frustración, a levantarse cuando se han caído, a seguir adelante aunque la situación sea adversa…

Para ello, los primeros que debemos ser persistes y no decaer ni tirar la toalla ante las dificultades somos nosotros, los adultos, porque somos el modelo que van a seguir.