4 formas de quemar calorías jugando con tus hijos

¡No pongas más excusas para no hacer ejercicio con tus hijos! Es cierto que la maternidad lo cambia todo y tienes que rehacer tu vida por completo. Pero adaptarte no significa que te dejes a un lado. Querer a tus hijos pasa por quererte a ti también y por cuidarte, porque cuanto mejor estés tú mejor estarán ellos. Jugando con tus hijos puedes quemar calorías, ponerte en forma y divertirte muchísimo. 

Algunas mamás pueden dejar a sus hijos al cuidado de otras personas para dedicarse tiempo a sí mismas. Pero esto no siempre es posible. Tampoco significa que no puedas cuidarte estando con tus hijos. Jugar es una actividad fantástica para los niños, tanto desde el punto de vista físico como emocional. Para las mamás también lo es.

Da igual lo pequeño que sea tu hijo. Hay muchas alternativas divertidas con las que podrás jugar con él, ponerte en forma y quemar calorías. Si a eso le sumas las enormes ventajas emocionales que tiene interactuar con tu hijo consigues un cóctel fantástico.

bicycles-6895_960_720No olvides que el ejercicio físico es fundamental para los adultos. Si además estás pasando una mala racha y la depresión postparto te está rondando, en el ejercicio y en el juego encontrarás aliados vitales para salir adelante.

Excursiones

No es lo mismo salir a pasear que salir de excursión. Las excursiones son sinónimo de diversión y descubrimiento. Y eso puedes hacerlo en más lugares que en el bosque o en la montaña. Con un niño puedes preparar excursiones para conocer pueblos cercanos e incluso por la ciudad en la que vives.

Solo tienes que hacer una hoja de ruta, vestirte y calzarte adecuadamente, preparar un buen almuerzo o merienda saludable y dar el primer paso. Déjate llevar por lo que te proponga tu hijo, inventa historias divertidas o simula una gran aventura.

 

Juegos de correr

Cuando el niño empiece a gatear puedes empezar a hacer carreras con él y a inventar todo tipo de juegos en los que haya que desplazarse, que se podrán ir complicando a medida que empiece a caminar y a correr y mejoren sus habilidades de desplazamiento.

También puedes correr empujando la sillita del niño. A los bebés les encanta el movimiento, los giros y el traqueteo. Puedes hablarle, enseñarle cosas, proponer diferentes movimientos, etc. Pero debes tener mucho cuidado y llevarlo bien sujeto, evitando que el movimiento provoque giros bruscos y golpes en su cabeza.

push-ups-888024_640

Juegos de pelota

Un niño con una pelota es un niño feliz. Pero, ¿qué pasa con los adultos? Deja un balón cerca de cualquiera y verás lo que pasa. Casi nadie se resiste a devolverlo con una patada o a lanzarlo y, si lo hace, es porque ha reprimido su instinto. Cualquier juego de pelota con niños garantiza la diversión y el ejercicio.

Incluso los niños que no caminan pueden jugar con la pelota en cuanto desarrollan la capacidad de coger objetos. En esto casos, puedes pedirle al bebé que te tire la pelota e ir a buscarla. El niño disfrutará muchísimo viendo cómo respondes y cómo te mueves, especialmente en la calle. Combina este juego con el tradicional cucú-tras y tu hijo se lo pasará en grande.

Cuando el niño empiece a gatear podrá moverse e ir a por la pelota, además de lanzártela. Podréis empezar a jugar a encestar y a encajar goles. También podéis empezar a jugar con palas y raquetas. Cuando el niño empiece a caminar y a correr podreís empezar a jugar a botar, lanzar con pies y manos y a correr con el balón. Podéis mejorar los juegos de raqueta.

Sobre ruedas

Bicicletas, patines y patinetes son fantásticos para divertirse y hacer ejercicio con tus hijos cuando empiezan a crecer. En vez de solo enseñar a tu hijo a manejar estos vehículos y vigilarlo cuando lo usa, diviértete con él usando tú otra bicicleta, patinete o patines.

Para el niño será mucho más divertido tener a alguien con quien jugar y, si hay más niños -y son pequeños- podrás proponer juegos de grupo o integrarte en el que ellos propongan. Esto te servirá para conocer mejor a tu hijo y a la gente con la que se relaciona, además de enseñarle valores tan importantes como el respeto a las reglas y a los compañeros, entre otros.

 

 

 

Categorías: Ocio y maternidad Etiquetas:
Te puede gustar