4 formas de ayudar a tu hijo con dislexia

10 mayo, 2019
Este artículo fue redactado y avalado por la psicóloga Ana Couñago
La dislexia es una dificultad del aprendizaje que afecta a la lectura y a la escritura. A continuación te explicamos cómo ayudar a tu hijo con dislexia.

Para muchas familias, tener un hijo con dificultades en el aprendizaje provoca momentos de estrés y preocupación sobre el futuro académico del niño. Por este motivo, hemos elaborado este artículo sobre cómo ayudar a tu hijo con dislexia.

La dislexia se diagnostica cuando el niño tiene problemas en el procesamiento léxico, es decir, en la lectura de palabras, y su rendimiento está significativamente por debajo de lo esperado para su edad.

¿El colegio debe ayudar a tu hijo con dislexia?

El colegio tiene el deber de dar una respuesta adecuada a las necesidades específicas de los niños disléxicos. Puesto que, sus dificultades en el aprendizaje pueden ser un factor de riesgo que propicie su fracaso escolar.

Poniendo en práctica medidas inclusivas se consigue minimizar las diferencias de oportunidades ante el aprendizaje y favorecer la equidad.  Por tanto, este tipo de alumnado debe sentirse realizado al llevar a cabo las tareas de clase y debe tener un sentimiento de pertenencia en el aula.4 formas de ayudar a tu hijo con dislexia.

De tal manera que se logra evitar la sensación de frustración y la baja autoestima por no llegar al nivel de capacidades académicas de los compañeros.

Además, el profesorado tiene que intentar que la interacción con los padres resulte agradable y cordial, mostrando la implicación que el colegio tiene hacia su hijo disléxico. Pero, desde casa, la familia también debe estar concienciada y ayudar al niño.

4 formas de ayudar a tu hijo con dislexia

Tener información sobre la dislexia

Los padres, lo primero que deben hacer cuando se les comunica que su hijo tiene dislexia, es informarse en profundidad sobre el tema, ya que esta es la única manera de comprender al niño y poder ayudarlo.

Para ello, deben buscar y ponerse en contacto con alguno de los distintos servicios, fuera del centro educativo, que la comunidad ofrece y podrían servir de complemento a las actividades escolares:

Asimismo, puede ser beneficioso para la familia, pues conocerán a más gente que está en su misma situación. Además, en internet hay multitud de página y existen muchos libros que tienen el fin de dotar a las familias, de estrategias de observación e intervención para la dislexia. 

«Cuanta más información recojas sobre la dislexia, mejor entenderás las dificultades de tu hijo».

Acudir a un profesional y colaborar con él

En muchos casos, es recomendable que el niño acuda a un servicio externo al centro escolar, como un gabinete de psicología o logopedia. En él, le pueden dar una atención más personalizada e individualizada que complemente la intervención realizada desde el colegio.

Así, siguiendo los consejos de los profesionales de dentro o fuera de la escuela, la familia debe encargarse de proporcionar ayuda a su hijo en casa, de manera que estimulen en el niño el interés por la lectura, dependiendo de las habilidades en las que se encuentren dificultades, con actividades lúdicas y placenteras:

  • Juegos educativos para la tablet. 
  • Pasatiempos: sopas de letras, crucigramas, etc.
  • Libros interactivos. 
  • Pizarras con letras magnéticas.

Mantener el contacto con el colegio

En cuanto se da el diagnóstico de dislexia, el colegio tiene que solicitar los apoyos pertinentes (profesorado especialista en pedagogía terapéutica, en audición y lenguaje, etc.) y comenzar la intervención psicoeducativa con el fin de que el niño consiga mejorar en las destrezas en las que tiene ciertas dificultades.

En este sentido, la familia debe colaborar con el colegio y asegurarse de que este está aplicando las medidas precisas y obligatorias para dar respuesta a las necesidades educativas del niño. Por tanto, los padres deben estar frecuentemente en contacto con el colegio por medio de llamadas, reuniones, notas en la agenda, etc.

Fomentar la lectura en casa para ayudar a tu hijo con dilexia

Es importante que en el hogar se muestre una actitud activa hacia la lectura y se fomente la dedicación de unas horas diarias a esta tarea. Esto debe hacerse en todas las casas, pero es aún más relevante si se tiene un hijo con dislexia.

La lectura es una habilidad básica para la vida cotidiana de cualquier persona. Por ello, hay que asegurarse de que los niños consigan un buen nivel en esta área del aprendizaje, para que no les repercuta y perjudique en su adultez.Formas de ayudar a tu hijo con dislexia.

«Leer incrementa, multiplica, amplia, engrosa, enriquece, eleva, aumenta, ennoblece, engrandece y amplifica tu vocabulario».

– Anónimo –

En conclusión

El hecho de tener un hijo con dislexia conlleva la existencia de implicaciones y repercusiones prácticas por parte de:

  • Las familias.
  • El profesorado. 
  • Los profesionales externos al centro educativo.

Todos ellos deben colaborar juntos y en armonía con el fin de intentar paliar los problemas que estos niños se encuentran durante su estancia en el sistema educativo.

«Todos somos unos genios. Pero si juzgas a un pez por su habilidad de escalar un árbol, vivirá su vida entera creyendo que es estúpido».

– Albert Einstein – 

  • American Psychiatric Association. (2013). Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales-DSM 5. Barcelona: Editorial Médica Panamericana.
  • Asociación Dislexia y Familia. (s.f.). Disfam: Estrategias para alumnos con dislexia. Recuperado de: http://www.fapamallorca.org/descargas/677ffc491ce8ee3f25ad5b6abfcfc68do.pdf
  • Paniagua, G. (2012). Las familias de niños con necesidades educativas especiales. En Á. Marchesi, J. P. González y C. Coll (Ed.), Desarrollo Psicológico Y Educación: 3. Transtornos Del Desarrollo Y Necesidades Educativas Especiales (pp. 469-489). Madrid: Alianza Editorial.