4 consejos para educar a los niños de manera saludable

Corina González 3 septiembre, 2018
Educar a tus hijos desde el punto de vista del equilibrio entre la mente y el cuerpo supondrá una mejora en la calidad de vida de toda la familia. ¡Anímate a inculcar este estilo de vida!

Nuestros hijos aprenderán más del ejemplo que les demos que de cualquier otra cosa. Por eso es tan importante tener buenos hábitos en nuestro día a día para poder educar a los niños de manera saludable. Mantener un estilo de vida sano va más allá de la alimentación; también se incluye la convivencia familiar, el trabajo y el cuidado personal.

Cuando nos convertimos en padres, aspiramos a ejercer nuestro nuevo rol lo mejor que podamos. Sin embargo, ante nuestra amplia inexperiencia, es probable que cometamos muchos errores de crianza.

Lo importante es siempre buscar apoyo e irnos preparando sobre la marcha. En internet, en los libros y en la palabra de muchos especialistas podemos hallar muchísima información que nos ayudará a mejorar.

La cantidad de tiempo que pasamos con nuestros hijos es muy importante, pero lo es mucho más su calidad. En los espacios que compartimos con ellos, debemos tener presente nuestra misión de educarlos.

Esta tarea se cumple principalmente a través del ejemplo y minimizando las imposiciones caprichosas solo por hacer valer nuestra voluntad. La imagen que proyectaremos ante ellos se limitaría a la de severidad por unas pocas horas, para luego convertirse en indiferencia o abandono.

Educar con amor y calidad

Al educar a los niños de manera saludable, garantizaremos contar en el futuro con hombres y mujeres convencidos de que un estilo de vida que respeta por completo al cuerpo, que evita abusos y excesos y vive en armonía con el entorno es la mejor manera de vivir.

Por lo tanto, estos niños serán multiplicadores de esas prácticas que sus padres les inculcaron desde el seno del hogar principalmente a través del ejemplo.

Los beneficios del deporte en verano para niños discapacitados.

El éxito de la educación de los infantes se fundamentará, en buena medida, cuando entendamos que no todos los niños son iguales; por lo tanto, debemos aceptar sus diferencias, virtudes, habilidades y desaciertos.

De esta manera, podremos saber hasta dónde llegan sus capacidades y no los forzaremos a cosas que no son de su agrado o en las que no tienen habilidades. Evitamos así generar aversión hacia determinadas prácticas.

Consejos para educar a los niños de manera saludable

Recuerda que, cuando hablamos de educar de manera saludable, no solo nos referimos a los hábitos alimenticios, sino también a la relación de los integrantes del núcleo familiar, el tipo de actividades que realizan y cómo se proyectan emocionalmente. En otras palabras, hablamos de salud física, emocional y espiritual.

A continuación, te dejamos algunos consejos para que orientes la educación de tus hijos al mejor estilo saludable y compartas con ellos lo positivo de tener cuerpo y mente sanos:

1. Alimentación

Desde pequeños, procura habituarlos a un menú saludable. Recuerda que la comida que ellos conocen es la que tú les presentas. Al iniciar la dieta complementaria, incluye en ella vegetales, tortillas, cereales, entre otros. Prepara suficiente para ti y tu bebé para que ambos disfruten al mismo tiempo de un platillo rico y saludable.

“Un estilo de vida que respeta por completo al cuerpo, que evita abusos y excesos y vive en armonía con el entorno es la mejor manera de vivir”

2. Ejercicio

Fomenta la práctica de deporte en tus hijos desde su infancia. Puede que tengas que probar con varias disciplinas hasta que él decida cuál es la que realmente le gusta.

Lo importante es que se mantenga en cualquier actividad que, además de mejorar su condición física, le ayude a formar el carácter. Muy importante: no exijas a tu hijo nada de lo que no puedas exigirte a ti mismo.

3. Entren en contacto con la naturaleza

Propicia siempre encuentros entre tu hijo y el medio ambiente. Un desayuno en el parque, o una tarde de picnic le encantará.

Estas actividades le enseñarán a respetar su entorno y a cuidarlo para seguir disfrutando de él. Mientras están en espacios abiertos, háblale acerca de la importancia de cuidar el planeta y los animales, convierte la salida en una oportunidad educativa brillante.

La educación ambiental para niños debe empezar desde el hogar.

4. Promueve la socialización

Permite a tu hijo que amplíe su círculo de amigos. Esto aumentará su sociabilidad y, por lo tanto, entenderá lo importante de desenvolverse en medio del respeto y de la ayuda al prójimo.

Como conclusión, educar a los niños de manera saludable en un marco de amor, rectitud y benignidad es el mejor regalo que les puedes dejar para el resto de sus vidas.

La formación con base en una vida sana, en conexión y respeto con la naturaleza no solo los hará ciudadanos de bien, sino que además, al aprender a valorar las ventajas de vivir de esta forma, se convertirán en agentes multiplicadores de bienestar.

Te puede gustar