4 beneficios de utilizar la agenda escolar

10 Septiembre, 2020
Este artículo ha sido escrito y verificado por la psicóloga Ana Couñago
¿Quieres conocer algunos de los beneficios de utilizar la agenda escolar? ¡Presta atención a lo que te contamos a continuación!

Comienza un nuevo curso y todos los estudiantes deberían tener, entre todo su material, una agenda escolar en la que poder apuntar los horarios de las clases, los deberes, las fechas de los exámenes, los plazos para realizar y entregar los trabajos… Cualquier cosa que esté relacionada con sus estudios.

Esta herramienta, además de servir para planificar de forma adecuada las actividades académicas, aporta otros muchos beneficios para los niños y jóvenes. ¿Quieres saber cuáles? En las próximas líneas te mostramos una lista de algunos de ellos.

4 beneficios de utilizar la agenda escolar

Uno de los hábitos de estudio que los niños y jóvenes deben adquirir a lo largo de la etapa escolar es el de utilizar la agenda de forma correcta. Esta herramienta de planificación es fundamental para conseguir un rendimiento académico óptimo. ¿Por qué? A continuación, exponemos algunas de las razones.

Agenda y cuadernos escolares para nuevo curso.

1. La agenda escolar ayuda a organizarse mejor

El uso de la agenda escolar ayuda a los niños y a los jóvenes a organizar mejor el estudio y las tareas académicas, ya que, al tener todo escrito en un mismo lugar, pueden revisarlo siempre que lo consideren conveniente y, así, evitar olvidarse de alguna de las obligaciones o responsabilidades que tienen como estudiantes.

Es decir, en lo que a los estudios se refiere, la agenda escolar permite tener todo bajo control.

2. Permite desarrollar la autonomía personal

Al utilizar en el día a día la agenda, los estudiantes desarrollan y potencian la autonomía y la seguridad en sí mismos. Gracias a esta rutina, comprueban que tienen la capacidad suficiente para poder planificarse y tomar decisiones relacionadas con las tareas escolares por sí solos.

3. Favorece la autogestión del tiempo y de las tareas

Otro beneficio de utilizar la agenda escolar es que permite a los niños y jóvenes visualizar rápidamente todo aquello que ya han hecho, así como las tareas que todavía les quedan por hacer, de modo que, poco a poco, van aprendiendo a gestionar y aprovechar el tiempo de una manera mejor y más óptima.

4. Potencia la responsabilidad

El hecho de que los estudiantes se acostumbren a utilizar la agenda escolar hace que se conviertan en personas más responsables, puesto que, además de tener que asegurarse de prestar atención en clase para anotar todos los deberes y actividades a realizar, tienen que comprometerse a revisar la agenda todos los días y comprobar que dichas tareas se han llevado a cabo al finalizar la jornada.

La importancia de elegir una buena agenda

Así pues, una forma de motivar a los estudiantes para que utilicen la agenda escolar durante todo el curso es dándoles la oportunidad de elegir la que más les guste.

Hoy en día, en el mercado existen muchos tipos de agendas; desde aquellas que incluyen pegatinas o dibujos infantiles, hasta las que son más sencillas y formales. Lo importante es que el diseño y el estilo de la misma inspire al niño o al joven en cuestión y le ayude a ser un mejor estudiante.

Niña contenta con su nueva agenda escolar.

La agenda escolar es beneficiosa también para los padres

La agenda escolar no solo es beneficiosa para los estudiantes, sino también para sus padres, puesto que esta puede ser una herramienta muy útil para establecer una comunicación fluida ente la familia y la escuela, de manera que, tanto los padres como el profesorado, escriban en ella las anotaciones que consideren pertinentes.

Por ejemplo, si el niño se ha olvidado de hacer los deberes, si se le ha quedado uno de los libros en casa, si ha tenido un mal comportamiento en el aula, si tiene que ir al médico, si hay una excursión…

Por ello, es conveniente que los padres supervisen periódicamente las agendas de sus hijos, en especial cuando estos cursan Educación Primaria. Además, de esta forma, los progenitores pueden comprobar todas las tareas que los pequeños tienen y ayudarles a realizar alguna de ellas, en caso de ser necesario.

Por todo ello, los padres deben encargarse de que al principio del curso los niños cuenten con una agenda escolar con la que poder desarrollarse correctamente como estudiantes. Y tú, ¿a qué estás esperando para comprarle una agenda a tu hijo? ¡Ahora ya conoces cuáles son sus beneficios!

  • Serrate, R. (2008). Ayúdale a estudiar. Las claves del éxito escolar. España: Ediciones del Laberinto.