3 ideas fáciles para hacer disfraces de Halloween

Gladys3 21 octubre, 2016

Desde diversos rincones del mundo, millones de personas se están preparando para celebrar la Noche de brujas o Halloween, como es conocido en inglés. Y como no queremos que tus pequeñines se queden por fuera de esta fiesta, te daremos ideas para diseñar disfraces terroríficos en casa.

No queremos extendernos hablando de los orígenes del Halloween, porque sabemos bien que lo importante es que en muchos países es un motivo genial para disfrutar, y para que todos los integrantes de la familia se vistan como sus personajes de terror preferidos. Así que toma nota y sácale partido a los siguientes tutoriales.

El clásico fantasma de Halloween

halloween-3

Este es uno de los disfraces más rápidos de elaborar y es ideal para niños de cualquier edad. Sólo necesitas una sábana blanca, un lápiz de grafito, alfileres, un rotulador negro, tijeras, hilo y aguja.

Lo primero que debes hacer es medir la estatura de tu hijo. Colocarle la sábana sobre su cabeza y fijarte que llegue por encima de sus zapatos, para que no tenga riesgo de caerse. Para cortar el exceso de tela, hazlo de manera irregular, es decir, puedes cortar el borde en zigzag.

Con estas ideas no tienes excusas para no disfrutar de Halloween con los pequeñines

Cuando tengas la medida correcta de la tela. Colócala nuevamente sobre tu pequeño, y marca con un lápiz de grafito el área de los ojos y la boca.

Recorta pequeños círculos por los que tu hijo pueda ver sin dificultad; y en torno a estos dibuja circunferencias más grandes, que puedas pintar de negro con el rotulador. La idea es que parezcan cuencas vacías. También puedes dibujar una macabra sonrisa.

Con el área del rostro determinada, pídele a tu hijo que abra un poco los brazos, y aprovecha para trazar una línea imaginaria a cada costado (puedes marcarla con alfileres), desde su torso hasta sus tobillos.

Por el reverso da unas puntadas sobre esa línea, para determinar un poco la silueta del niño, así pueda moverse con libertad sin que se le caiga la sábana.

La gran calabaza

La manera más efectiva de hacer una calabaza es comprar una camisa color naranja, que sea unas tallas más grandes de las que usa tu pequeñín y cortarle las mangas, para darle una apariencia más redonda.

Esa camisa deberás unirla por el reverso con otra que tu hijo use con frecuencia y le quede ajustada. La idea es unir el cuello y el borde inferior de las camisas, de manera que quede un espacio en medio de las dos, que deberás rellenar con algodón.

Como es importante cuidar todos los detalles, puedes utilizar una cinta o tela verde para bordear el cuello y así aparentar la base del tallo.

Antes de rellenar las camisas, puedes tomar un trozo de tela negra de otra textura y recortar sobre ella, un par de ojos, nariz y la boca para darle rostro a la calabaza.

Viste a tu hijo con pantalón y camisa manga larga negra, y sobre esta irá la gran calabaza. Si quieres, puedes incluir un sombrero naranja para combinar el disfraz.

La popular Maléfica

halloween-1

Tu hija puede ser una hermosa y moderna Maléfica. Y solo necesitarás maquillaje, un vestido negro, medias de seda, botas o zapatos negros, alambre o hilo metálico, tela negra, cartulina masa flexible negra y un cintillo o diadema.

No necesitas de mucho dinero para darle a tu hijo un hermoso disfraz

Lo más complicado, pero no imposible de hacer, serán los cuernos. Para esta tarea, debes tomar la masa flexible y darle forma a dos pequeñas porciones. Cuando tengas armados los cuernos, debes atravesarlos por el hilo metálico que te permitirá darle rigidez.

Permite que los cuernos se solidifiquen de 24 a 48 horas. Cuando estén firmes, puedes pegarlos a una diadema o cintillo negro para adornar la cabellera de tu hija.

Con la vestimenta la tarea es más sencilla. Selecciona un vestido que cubra hasta las rodillas. Adicionalmente, toma un pliego de cartulina y córtala en forma de luna creciente hasta formar un cuello de 15 centímetros de ancho.

Una vez que tengas la cartulina, comprueba que se adapte al cuello del vestido. Después debes forrarla con la tela negra. Este cuello debes fijarlo al vestido dando unas cuantas puntadas.

Las pantimedias y los zapatos altos o botas darán a tu hija un aire sofisticado, que podrás completar pintando sus uñas con esmalte oscuro, y con un maquillaje de tonos grises y violeta.

Recuerda que la idea es que Halloween sea una ocasión para disfrutar con la familia y amigos, sin que debas gastar mucho dinero por un disfraz. Así que anímate y ¡manos a la obra!

 

Te puede gustar