4 manualidades para Halloween que puedes hacer con tus hijos

Raquel Aldana 23 octubre, 2015

Halloween es una fiesta que se celebra en la noche del 31 de octubre, o sea en la víspera del día de Todos los Santos.  Según la costumbre, durante esta noche los niños se disfrazan y pasean por el vecindario llamando a las puertas y pronunciando las palabras “truco o trato” o “dulce o truco”.

Si los adultos les dan un caramelo o cualquier otro tipo de recompensa, los niños interpretan que han aceptado el “trato”. Sin embargo, si no les dan nada, los niños le gastan una pequeña broma que suele ser tirarle huevos a la puerta o espuma de afeitar.

Esta fiesta resulta la excusa perfecta para que nuestros hijos salgan a hacer lo que más les gusta: divertirse y jugar. Y ahí es donde entramos nosotras a la hora de hacerles disfrutar al máximo. Conozcamos un poco más sobre esta costumbre ancestral…

niños-haloween

La tradición que hay detrás de esta fiesta

Aunque esta es la cara visible que vivimos hoy en día de la festividad, esta tradición se la debemos a los pueblos celtas.  De hecho, fueron los irlandeses del siglo XIX los responsables de que esta fiesta se exportara a países como Estados Unidos.

Así, la tradición comenzó 2500 años atrás cuando el calendario celta marcaba el final de su verano tal día como nuestro 31 de octubre. El pueblo tenía la creencia de que ese día los espíritus podían salir de los cementerios y apoderarse de los cuerpos vivos.

Con la intención de que los fantasmas pasaran de largo asustados, la gente ensuciaba sus paredes y decoraba sus casas con huesos, calaveras y otros objetos desagradables.

Además, se cree que la tradicional calabaza (antes era el nabo) servía para colocar una vela por cada difunto de la familia. Si las velas no coincidían en número con los fallecidos, los espíritus se dedicaban a molestar y a provocar pesadillas a sus familiares vivos.

Niños con calabazas de Halloween

Los beneficios de realizar manualidades con nuestros niños

Podemos aprovechar el ambiente festivo que vivimos estos días para realizar divertidas manualidades con nuestros hijos. A través de su realización pasaremos muy buenos ratos juntos y ellos agradecerán estar entretenidos con algo que les resulte significativo.

Para aprovechar estos momentos al máximo podemos contarles leyendas relacionadas con el Halloween, siempre matizándolas según su nivel de maduración. Haciendo esto no solo estaremos fomentando sus habilidades, sino también su cultura.

Por ejemplo podemos hablarles del pueblo celta, de Irlanda y sus costumbres o contarles en tono jocoso que la costumbre de disfrazarse se debe a que los ladrones aprovechaban esta noche para ponerse máscaras y hacer de las suyas.

organizador-manualidades

Los beneficios a través de estas actividades están garantizados pero ¿cuáles es realmente su aporte al desarrollo infantil? Veamos algunas de sus aportaciones:

  • Se estimulan las destrezas psicomotrices y, como consecuencia, desarrollan sus competencias en este campo.
  • Se estimula su creatividad, pues los niños acaban mostrando su agudeza, su chispa y su iniciativa cuando tienen papeles, pinturas y pegamento entre manos.
  • Se favorece la familiarización con diferentes materiales y procedimientos. Es importante para que los niños vean los efectos y las utilidades que están a su alcance crear.
  • Se divierten y aprenden nuevas actividades. Además con las manualidades fomentaremos su autoconocimiento a la vez que les ofrecemos nuevos intereses.
  • Mejoran su concentración y potencian sus habilidades de trabajo.
  • Aprenden a crear un entorno de trabajo adecuado. Es decir, un lugar espacioso y protegido en el que todo esté al alcance de su mano.
  • Aprenden el valor que tienen los elementos de trabajo y cómo deben cuidarlos. Por ejemplo: deben tapar las pinturas para que no se sequen, no se puede manchar, no hay que desperdiciar materiales, etc.

Una vez conocidos las bondades de las manualidades en el desarrollo infantil veamos algunas ideas para mantenerlos entretenidos y divertidos durante estos días…

4 sencillas manualidades para Halloween

1. Calabaza decorativa

Las calabazas han sido desde la antigüedad uno de los símbolos más populares de la terrorífica noche de Halloween. Por eso, si estás buscando un elemento para tu hogar o tu fiesta en esta fecha, no dudes en hacer tu propia calabaza decorativa.

Esta manualidad es muy fácil de hacer y no se necesitan materiales costosos. De hecho, es una buena forma de reciclar esos frascos de vidrio que ya no tienen otros usos en casa.

Materiales

  • Tarro de cristal
  • Papel pinocho naranja
  • Goma eva/foamy
  • Tijeras
  • Cola blanca
  • Spray negro
  • Bolígrafo

2. Máscara de Batman

Batman es uno de los personajes favoritos de los niños para disfrazarse en la noche de brujas. Hacer la máscara parece algo complicado, pero lo cierto es que siguiendo algunos consejos puede resultar lo más de simple. Siguiendo nuestros pasos podrás hacerla en cuestión de minutos y con materiales bastante fáciles de conseguir.

Materiales

  • Tijeras
  • Bolígrafo
  • Pistola de silicona caliente
  • Cinta elástica
  • Folio
  • Goma eva/foamy negro

3. Momia

Para celebrar Halloween siempre buscamos elementos decorativos que representen esas cosas terroríficas. La momia es uno de esos símbolos que han representado esta fecha desde hace muchas generaciones y por eso es una buena idea hacer algunas para decorar o compartir como recordatorio en la fiesta de esta noche del terror.

Materiales

  • Tijeras
  • Pegamento
  • Bolígrafo
  • Ojitos
  • Dos rollos de papel higiénico
  • Papel higiénico

4. Telarañas decorativas

Las telarañas son un motivo decorativo muy fácil de hacer y son un gran complemento para ambientar diversos espacios junto a las calabazas, esqueletos y todos esos símbolos que representan la noche de Halloween.

¿Te animas a hacer algunas en casa con materiales muy básicos y sencillos pasos? ¡Manos a la obra!

Materiales

  • Tijeras
  • Un cuadro de folio o cartulina
  • Bolígrafo

 

Te puede gustar