¿Por qué es importante enseñar a los niños a valorar el dinero?

Mervis Romero · 22 octubre, 2018
Los niños suelen dedicarse a aprender, jugar y divertirse. Sin embargo, también deben invertir su tiempo en aprender cosas que los preparen para afrontar el futuro. Por tal razón, aquí aprenderás cómo enseñar a los niños a valorar el dinero.

Cuanto antes empieces a enseñar a los niños a valorar el dinero, más preparados estarán para la vida adulta. Cuando el niño es pequeño, el dinero todavía no forma parte esencial de su vida. No obstante, es el mejor momento para inculcarles cómo usarlo, a fin de que tenga una relación sana y equilibrada con este recurso.

Importancia de enseñar a los niños a valorar el dinero

Cuando se habla de enseñar a los pequeños a apreciar el dinero, no solo es abrirles una cuenta y enseñarles a ahorrar. Va mucho más allá de eso; es mostrarles que deben valorar sus ahorros y que tienen que ganarse los privilegios. Esto resulta en niños menos egoístas, tacaños, despilfarradores e interesados, en una era tan materialista.

Además, es uno de los pilares fundamentales en la educación de un infante, pues ayuda a concienciarlos sobre la importancia de los ahorros para la economía domésticaDe esta manera, les permite asimilar cuánto cuesta comprar las cosas de las que disfrutan día a día. Por consiguiente, no siempre es posible tener todo lo que se les antoja.

Educarlos sobre el valor de las riquezas es un gran beneficio. A un niño que sabe valorar el dinero le será más fácil lidiar con sus limitaciones sin sentirse frustrados.

6 maneras de enseñar a tu hijo a apreciar el dinero

Enséñale a tu hijo qué significa el dinero y su verdadero valor; cuando lo lleves de compras, muéstrale precios. Aunque sea pequeño, a medida que crece puede comprender la diferencia entre lo caro y lo barato. Muéstrale la importancia de hacer un presupuesto y sus beneficios, así entiende que no debe gastar más de lo que posee.

Explícale que hay personas que tienen más dinero y pueden permitirse comprar cosas que otros no. No obstante, aunque posean mucho dinero, hay gastos que se deben limitar.

Además, deben saber que su felicidad no depende solo de las riquezas. Las siguientes sugerencias te ayudarán a inculcares estas ideas de forma sencilla.

El ejemplo es fundamental para enseñar a los niños a valorar el dinero.

Empieza con tu ejemplo

Recuerda que los niños son como esponjas que absorben lo que ven; siempre están atentos a tus comportamientos. Por lo tanto, si perciben que gastas sin medida y compras cosas que no usas, te van imitar. Es decir, la mejor manera de enseñar a los niños a valorar el dinero es, sin dudas, mediante tus acciones.

Asígnale tareas en casa

Los adultos trabajan para ganar su dinero y los niños deben saberlo. Ellos han de comprender que lo que poseen tienen que ganárselo. Una forma sencilla de enseñárselo es asignarles tareas fáciles, como quitar la hierba del jardín.

Cuando colabore en la actividad que le has asignado, recompénsalo. Puedes hacerles un calendario de tareas y establecer un pago por algunas de ellas. De esta manera, entenderá que para obtener una recompensa hay que esforzarse y esperar. Esto contribuye a que tenga autocontrol y tolerancia.

“Mostrarles a los niños que deben valorar sus ahorros y ganarse los privilegios resulta en pequeños menos egoístas, tacaños, despilfarradores e interesados”

Enséñale a tener ahorros

Una vez que tu hijo tenga su propio dinero, es el momento de enseñarle la importancia de no gastarlo todo. Una forma de ayudarlo es comprarle una alcancía para que guarde una parte de cada propina que recibe.

Por otro lado, si ya el niño tiene 10 años o más, puedes abrirle una cuenta para sus ahorros; lógicamente, tú serás quien la administre, aunque los fondos sean suyos.

Anímalo a establecer metas realistas

Para motivarlo a ahorrar el dinero, anímalo a establecer una meta de lo que va a comprar con lo que acumule. Asimismo, puedes proponer hacer un curso o un viaje con su propio dinero; esto lo emocionará y así comprenderá el valor de ahorrar.

No obstante, no debes imponerle nada. Más bien, déjalo que el elija según sus preferencias. Solo debes ofrecer sugerencias y apoyar su decisión.

Los niños sienten mucha satisfacción al haberse ganado su dinero y al cumplir una meta. Esto los va a motivar a ahorrar en otras ocasiones.

Las incentivaciones son buenas para reforzar el buen comportamiento de un niño, pero no se debe abusar de ellas.

Crea un presupuesto

Indícale a tu hijo cuáles son las ventajas de formar un presupuesto y hacer que su dinero coincida con los gastos. Realizar un plan de lo que va a recibir, gastar y ahorrar en un mes lo ayuda a ser disciplinado al usar el dinero.

Ayúdalo a encontrar ofertas

A la edad de 10 años, tu hijo ya es capaz de comprender sobre cifras y cantidades. Al ir de compras, pídele que te cuente su opinión sobre las diversas ofertas de los productos. Así, valorará la conveniencia de cada una y se sentirá contento por haber brindado su opinión.

En conclusión, ten presente que para enseñar a los niños a valorar el dinero, debes ser el primero en llevar el rumbo correcto económicamente. De esta forma, sabrán apreciar lo que tienen y comprenderán el valor de esforzarse para conseguirlo.