Adecúa tu casa para los primeros pasos del bebé

Marisol · 3 noviembre, 2016

Los primeros pasos del bebé son logros inmensos en su proceso de crecimiento, y como padre o madre, querrás que tu bebé no se haga daño mientras ejecuta esta divertida etapa. La seguridad es un aspecto fundamental cuando las travesías de tus hijos comienzan.

Estos son algunos trucos para lograr que tu casa sea un lugar a prueba de bebés durante la etapa en que están aprendiendo a caminar por sí solos.

Convierte tu casa en un lugar seguro para los primeros pasos del bebé

  • Instala seguros en las ventanas. Un seguro o tope en la ventana, puede evitar que se abra más de la cuenta y que se cruce en el camino del bebé. También puedes usar protectores para los bordes de las ventanas, así el bebé no estará en peligro de tener cortes o lesiones con estos objetos.
  • Asegura a las paredes el inmobiliario pesado. Fija a las paredes las pinturas, los televisores y cualquier otro elemento pesado que pueda caer con un empujón o caída del niño.
  • Pon a una altura mayor todo lo que creas que puede romperse. Las porcelanas, jarrones y objetos decorativos que puedan romperse, deben estar a una altura mayor una vez que se dan los primeros pasos del bebé.
  • Instala puertecillas en las escaleras. Es recomendable que ubiques una puerta o una pequeña reja en cada extremo de las escaleras para evitar que el bebé emprenda una aventura peligrosa por estos lugares de la casa.
  • Pon protección en los bordes afilados de tus muebles. Evita los filos, las esquinas y cualquier superficie que pueda causar lesiones al bebé. La mejor opción para adecuar tus muebles, es poner protectores de goma o espuma en las superficies angulosas.
  • Cubre los conectores de luz con los protectores adecuados. Las conexiones eléctricas pueden ser muy atractivas para el bebé pero también pueden hacerles daño si no las preparas adecuadamente.
  • Instala bloqueos en las puertas. Si hay un lugar en el que tu bebé pueda encontrar objetos peligrosos durante sus pequeñas caminatas, mantén las puertas bloqueadas para que no tenga acceso a estos peligros potenciales.

En el cuarto del bebé:

peligro

La cama a una altura baja. Para evitar caídas y escapes del bebé de su cama, pon el colchón tan bajo como se pueda. Si el bebé se levanta, no habrá gran peligro de que se golpee.

  • Pon los móviles a una mayor altura. El bebé ahora puede ponerse de pie y alcanzar sus juguetes sonoros y móviles colgantes. Tan pronto como inicien los primeros pasos del bebé, ponlos un poco más altos.
  • Aleja la cuna de las ventanas. A medida que el bebé crece, la cama debe estar más lejos de las ventanas para evitar riesgos con los vidrios o los extremos de las ventanas.

En la cocina:

Otro lugar que debes vigilar durante la etapa de los primeros pasos del bebé, es la cocina. Algunas precauciones que deberías tomar son:

  • Almacena tus utensilios en lugares cerrados. Los días de tener los recipientes y cazuelas colgados en los estantes, han pasado. Ahora debes asegurarte de mantenerlos en lugares seguros a los que los pequeñitos no tengan acceso fácil.
  • Instala pines de seguridad en todo lo que puedan abrir. Para evitar que se presionen los dedos con las puertas, instala dispositivos de seguridad en el refrigerador, la heladera y las puertas de los hornos.
  • Almacena los productos de limpieza en un lugar seguro. Los limpiadores, desinfectantes y jabones deben estar muy, muy lejos del alcance de los niños. Ponlos en un lugar cerrado y seguro.
  • Aleja los cuchillos y tenedores. Los cajones en los que almacenas tus utensilios deben tener una altura muy superior a la estatura de los pequeños.

gatosencasa_bebecongatos_leann_b

En el baño:

  • Cuidado con los cables y los cordones. Quita de la ruta de los pequeños atletas todos los cordones de los electrodomésticos. Puedes evitarles golpes y caídas dolorosas.
  • Asegura el botiquín. Si tienes un cajón de medicinas en tu baño, procura que siempre esté con llave. Los champús, acondicionadores, enjuagues y demás productos de belleza deben ubicarse en un cajón específico y seguro.

Siguiendo los anteriores consejos, tu casa será un refugio más seguro para los bebés aventureros. Podrás disfrutar con mayor tranquilidad del crecimiento de tu bebé y el inicio de una nueva etapa en su desarrollo físico y cognitivo.