13 consejos de alimentación para bebés hasta 3 años

La alimentación para bebés es muy importante. Una dieta adecuada permite que tengan una buena salud y se prevengan enfermedades crónicas. En este artículo vamos a ver consejos de alimentación para bebés hasta los 3 años de edad, para que sean niños fuertes y sanos.

Durante el primer año de vida, siempre que se pueda, se aconseja la lactancia materna y es recomendable que si se quiere o puede, se mantenga hasta los dos años. La leche materna tiene todos los nutrientes y componentes que el bebé necesita para su desarrollo y crecimiento. A partir de los 6 meses se empieza a introducir la alimentación complementaria, siendo todavía la principal fuente de alimento la leche, ya sea materna o artificial.

Si no te quieres perder los consejos sobre alimentación para bebés, sigue leyendo.

Consejos de alimentación para bebés hasta 3 años

Darle alimento cuando quiera

Si el bebé toma leche materna, hay que permitirle que tome el pecho cada vez que quiera.

Evitar el biberón con bebidas azucaradas

No usar el biberón con bebidas azucaradas, como los zumos envasados. Esto aumenta el riesgo de caries.

No obligar al niño a comer si no quiere

Si un niño no quiere tomar de un determinado alimento, o no le apetece comer más, no debemos forzarlo a que coma. Ellos son los que deciden la cantidad que toman y si quieren más o no.

Integrar al niño en la mesa a partir del año

A partir del año, puedes ir poniendo al niño a la mesa, para que coma con el resto de la familia, aunque al principio necesitará mucha atención y ayuda para comer. Pero esto fomentará su integración con la familia a la hora de comer.

Jugar y tocar la comida es necesario para el desarrollo de los niños

De esta manera aprenden. Las habilidades las van adquiriendo poco a poco, por eso hay que dejarlo que coma solo, aunque esto suponga que se ensucie y tengamos que limpiar. Debemos facilitarle su iniciativa de autonomía al comer.

Hay que limitar el consumo de comida precocinada

Los alimentos de preparación rápida (pizzas, hamburguesas) contienen grasas saturadas, azucares y sal. Debemos darle alimentos lo más sanos y naturales posibles.

Desayunar siempre

Los niños tienen que desayunar siempre, y hacerlo de la manera más sana y variada posible.

Evitar los frutos secos hasta los 4 años

Los frutos secos son peligrosos porque pueden producir atragantamiento (almendras, cacahuetes, avellanas, quicos, etc.). Debemos evitarlos hasta los 4 años y siempre con precaución.

Comer a menudo

Los niños necesitan comer a menudo. Nosotros debemos proporcionarles tentempiés nutritivos y saludables para picotear entre horas. Así evitaremos que tomen otros alimentos no recomendables (chucherías, patatas fritas, zumos envasados, galletas, etc.).

Actividad física

Además de una buena alimentación, es importante la actividad física, que desde el primer año a los 3, es el juego. Así que permítele que juegue y se divierta, acompáñalo en sus juegos y disfrutad.

Dejarlo que ayude en la compra

A partir de los dos años, los niños ya pueden “ayudar” a ir a hacer la compra. Además, puede intervenir en la preparación de la comida (lavando verduras, exprimiendo una naranja, preparando un bocadillo, sacando instrumentos que se necesitan, etc.). Deja que colabore, siempre bajo tu supervisión.

No premie ni castigue con la comida

Tras un buen comportamiento no premies con dulces o chucherías y tampoco gritar, regañar o castigar para que coma. Debemos elogiar las cosas que hace bien y pedirle las cosas de forma agradable, utilizando siempre “por favor” y “gracias”. Los niños son esponjas que aprenden observando a los adultos, seamos un buen ejemplo.

Dieta sana y equilibrada

Es importante que sigan unas pautas de alimentación sana y equilibrada, ya que es en la infancia donde se establecen las bases de una saludable y correcta alimentación.

Ya disponéis de algunos consejos de alimentación para bebés, ponedlos en práctica y ya veréis cómo vuestros niños crecerán sanos y felices. Una vez que establezcamos una rutina, todo será más sencillo.

Categorías: Bebés Etiquetas:
Te puede gustar