Verrugas en niños: causas, tipos y tratamiento

Las verrugas en niños son pequeñas úlceras que aparecen como consecuencia de una enfermedad infecto-contagiosa. El nombre del virus que las causa es un subtipo de Papiloma humano. Aunque son inofensivas suelen causar molestias como dolor o picor.

Las verrugas en niños son un tipo de afección que aparece en la piel de forma abultada y endurecida. Suelen ser de múltiples tamaños y aparecen en cualquier zona del cuerpo, frecuentemente en las manos, pies y rostros. Aunque no suponen un peligro potencial, pueden ser indicios de otras patologías, lo que hace conveniente consultar con el pediatra y eliminarlas.

Verrugas en los niños: las causas más comunes

La aparición de verrugas en niños y adultos suele tener una causa común denominada virus de papiloma humano. Son un grupo de virus poco agresivos. Existen mas de 60 especies o tipos de virus que se manifiestan con estas verrugas fácilmente reconocibles. Sin embargo, el gran inconveniente consiste en su facilidad de contagio, pues con la presencia de solo una se incrementa la transmisión hacia otras zonas.

Otras causas que favorecen la aparición de las verrugas es un sistema inmunológico débil o una deficiente circulación sanguínea. También tocar toallas o cualquier superficie contaminada,incrementa el riesgo de contagio.

¿Cómo aparecen las verrugas y cuánto duran?

Después del contagio, el virus se aloja en un lugar tibio y húmedo como pliegues, rasguños o cortaduras. Es allí donde empiezan a crecer estas molestas verrugas. Su frecuencia en los niños se debe a que ellos muerden, tocan y arañan todo lo que ven en su piel. Estas verrugas no producen dolor, sin embargo, su presencia en las zonas plantares causan muchas molestias.

Su crecimiento es muy veloz y pueden tardar hasta años para desaparecer si no se tratan a tiempo. En ocasiones, el sistema inmunológico encuentra la defensa contra el virus haciendo desaparecer rápidamente la verruga.

Las verrugas tienden a extenderse.

Tipos de verrugas que aparecen con más frecuencias

Existen múltiples tipos de verrugas que se diferencian según la forma en que aparecen. Toma nota de las siguientes:

  • Verrugas planas. Son las verrugas más comunes en niños y adolescentes. Son minúsculas y abultadas, planas en el área superior. Son por lo general de colores rosa, amarillo o marrón. Aparecen en manos, rostros y rodillas y suelen presentarse en ramilletes.
  • Verrugas plantares. Son dolorosas y molestas por su localización en la planta de las manos o pies. Se pueden prevenir evitando dejar que el niño ande descalzo en zonas públicas, como los alrededores de la piscina, etc.
  • Verrugas comunes. Son aquellas verrugas que aparecen en los dedos, codos y manos. Tienen forma de arco y suelen ser de color marrón, textura rugosa y con puntos negros.
  • Verrugas delgadas: Son protuberancias alargadas que crecen frecuentemente en ojos, nariz o boca. No son muy comunes.

En caso de que una verruga estalle, no te desesperes, solo aplica una loción tópica analgésica y ofrece los cuidados precisos para curar una herida.

Tratamientos para eliminar las verrugas en niños

La mejor manera de prevenir el esparcimiento de las verrugas es extirparlas. Para ello, es necesario consultar con un pediatra y evitar automedicarse. Las técnicas que se encuentran a disposición por lo general son:

  • Tratamiento con láser. Este procedimiento consiste en la colocación de un punto de láser en la verruga persistente. Se usa en verrugas que desaparecen y vuelven a aparecer.
Una de las formas de quitar las verrugas es mediante el láser.

  • Técnica de congelación: Implica congelar la verruga con nitrógeno líquido. No se recomienda para las verrugas en niños.
  • Cauterización. Con esta técnica se busca aplicar calor para quemar la parte externa de la verruga. Puede ser agresivo como tratamiento en niños.
  • Tratamientos de uso tópico. Una gran alternativa es aplicar medicamentos prescritos por el doctor o de venta libre. Estos generalmente están hechos a base de ácido láctico o salicílico que ayuda a eliminar la piel enferma. Esta técnica puede ser un poco mas lenta, debido a que dificulta la penetración del medicamento a través de la piel.

Después de la aplicación del tratamiento la verruga se cae o desaparece con los días; mientras, se deben seguir las instrucciones del médico. Cabe destacar que las verrugas pueden volver a aparecer o necesitar varias sesiones para su completa eliminación.

No obstante, cuando la verruga aparezca en los ojos, nariz, boca y/o genitales del niño será necesario acudir de inmediato al pediatra. También, si aparecen en la zona plantar y causan dolor al caminar. Él sabrá establecer el diagnóstico e indicar el tratamiento específico más adecuado.

Categorías: Enfermedades infantiles Etiquetas:
Te puede gustar